Madre denuncia negligencia en muerte de su hijo

Por: C.González/C.Gómez Fotografía: La Discusión 08:55 PM 2017-10-27

Patricia Ambiado, madre del menor, llegó hasta la Fiscalía de Chillán donde presentó la denuncia. 

El lactante sufría apneas  y murió tras recibir tres dosis de vacuna. 

Una denuncia en la Fiscalía de Chillán interpuso Patricia Ambiado Ávila, por una presunta negligencia médica que habría ocasionado la muerte de su hijo Mateo de tres meses y medio.

Según relató la mujer, el menor, que sufría de apneas, habría fallecido la madrugada del 21 de octubre tras haber recibido tres vacunas horas antes en el Centro de Salud Familiar de Coihueco.

“Desde el Cesfam insistieron durante una semana para que vacunara a mi hijo. Yo accedí con mucho temor porque él era prematuro, pero me dijeron que desde la Seremi habían dicho que no había ningún problema en que se le pusieran las vacunas. Sin embargo después de eso Mateo no quería tomar leche, estaba mañoso, pero sin fiebre y en la noche, cuando lo fui a cambiar de ropa, me dí cuenta que tenía dos cototos en las piernas ”, explicó.

Posterior a eso, aseguró la madre, el menor habría continuado con molestias, negándose a tomar su mamadera en dos ocasiones.

“A las cuatro de la mañana no quiso tomarse la leche y a las seis lo traté de despertar y nada. Le veo una mancha en su cara y prendo la luz y veo que estaba sangrando por la nariz y la boca. Ahí agarré al teléfono llame al Samu y no me entendían que pasaba, después llamaron ellos y preguntaron donde quedaba la casa y llegó un paramédico, luego llegó carabineros y el Servicio Médico Legal, que constataron la muerte”.

Dudas
El mismo día 21 de octubre el Servicio Médico Legal (SML) entregó a la familia el cuerpo del bebé, además del certificado de defunción donde se especifica que la causa de muerte no fue determinada.

Frente a esto, la familia de Mateo decidió viajar hasta Chillán el miércoles para reunirse con personal del SML, quienes les confirmaron que se le tomaron muestras a los órganos del niño para ser analizados en laboratorios.

“Los órganos de mi hijo estaban sanos y ahora, con mayor tranquilidad logramos averiguar con un abogado que a los niños que tienen apneas se les puede vacunar solo si la última crisis la tuvieron hace 70 días. En el caso de Mateo su última crisis fue seis días antes. Los médicos que lo atendieron cuando estuvo hospitalizado me dijeron lo mismo y en el consultorio estaban en conocimiento de sus crisis. Me hicieron incluso una interconsulta y quedó en lista de espera. Ahora me voy a querellar, sobre todo para que no sigan pasando casos así”, manifestó.

Autoridades
Cristián Julio Arellano, director de Salud de Coihueco manifestó su preocupación por el tema, indicando que se informó a distintos organismos sobre el caso para que realice una auditoría.

“Para nosotros es un momento muy doloroso y lamentamos todo lo que está viviendo la familia de Mateo, como municipio acompañamos a la familia que está viviendo un trance muy difícil (…) Como Departamento de Salud hemos iniciado una auditoría interna para recopilar los antecedentes, y revisar punto por punto y dilucidar si hubo alguna negligencia o algún hecho punible. Solicitamos además a los servicios que nos rigen como el Servicio de Salud Ñuble y la Seremi, que tiene que ver con todo el sistema de vacunación, para que nos auditen y ver si actuamos según corresponde al protocolo establecido. También estamos atentos al informe forense en el cual se dirá con claridad lo que ocurrió, lo que nos orientará en todo lo necesario para seguir mejorando la salud de nuestra comuna”.

Comentarios