Municipio rechaza oferta y prepara nueva licitación

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 12:05 PM 2017-10-25

La Municipalidad de Chillán, tal como había sido previsto la semana pasada, decidió declarar oficialmente la inadmisibilidad de la única propuesta que llegó en el contexto de la licitación para la mantención de las áreas verdes concesionadas de la ciudad.

El pasado 19 de octubre, al terminar el plazo para que las empresas interesadas ingresaran las ofertas para hacerse cargo del contrato, solo Núcleo Paisajismo entregó todos los antecedentes requeridos, mientras que la firma Transeco Eirl no aportó información trascendental, por lo que fue rechazada.

No obstante Núcleo Paisajismo, que además es la actual concesionaria y que aspira a seguir administrando las plazas y prados de la ciudad, ofertó una cantidad de dinero muy superior a lo que el gobierno comunal estaba dispuesto a pagar por la mantención de las áreas verdes.

En la licitación abortada el municipio estipuló un techo de $110 millones mensuales, pero la empresa asociada presentó una oferta por $148.006.808 al mes, que con IVA llega a los $176.128.102. 

Tras la apertura económica la comisión evaluadora interna estableció que el único oferente,  Núcleo Paisajismo, quedaba fuera de bases justamente “al no dar cumplimiento a lo señalado en el punto 10, precio del contrato de las bases administrativas especiales”.

En estas condiciones en el decreto del pasado lunes el administrador municipal, Ricardo Vallejos Palacios, concluye planteando que será llamada a una nueva licitación.

Lo que falta por conocer es cuándo se producirá la nueva convocatoria al concurso de antecedentes y si las actuales bases de licitación serán las mismas para el nuevo proceso, que tuvo escaso interés de empresas nacionales.

El vínculo entre el municipio y la concesionaria actual concluye el próximo 15 de diciembre y el gobierno comunal había definido a comienzos de año un cronograma que tendría que haber terminado con la adjudicación a una firma del rubro a mediados de noviembre próximo, a más tardar.

Con la caída de la licitación, las gestiones se extenderán más de la cuenta, de tal manera que restando poco más de un mes para que comience un nuevo contrato no existe claridad respecto de temas básicos que deben guiar la próxima licitación.

En evaluación
Desde el municipio chillanejo se entregaron antecedentes parciales sobre las condiciones que podría tener la nueva licitación, de tal manera que se recalca que no existe aún una fecha para subir el nuevo proceso.

Adicionalmente se plantea que está siendo evaluado por los equipos técnicos municipales si es que se modifican las condiciones que regirán el nuevo plan de inversiones establecido en las bases del negocio.

Lo que parece estar fuera de dudas es que se mantendrán dos condiciones básicas del contrato, como son la cantidad de superficie a mantener, que llegarán a las 500.000 metros cuadrados, y el pago municipal que ascenderá a los $110 millones mensuales.

Lo que está por verse entonces es si se solicitarán pozos profundos, riego tecnificado o si se mantendrá la cantidad de personal que pide el municipio con la finalidad de mantener en buenas condiciones los prados y jardines de la ciudad.

Lo que parece inviable es la posibilidad de incluir en las bases del nuevo proceso un incremento en las remuneraciones del personal en terreno, con el fin de llegar a un “sueldo ético”, lo que podría elevar las ofertas. Este ítem fue solicitado por los concejales para la pasada licitación y no fue considerado por el gobierno local.

Cambio de bases
Desde el Concejo Municipal el edil Víctor Sepúlveda Barra comentó que “si la Municipalidad de Chillán quiere tener éxito en la nueva licitación, tiene que cambiar las bases, pues con las mismas probablemente vaya a tener el mismo resultado”.

Agregó que en el concurso anterior quedó en evidencia que las empresas con mayor experiencia y capacidad económica no presentaron ofertas,  pues entendieron que las bases pedían una cantidad de requisitos y condiciones operativas que no podían ser satisfechas con los fondos asignados, esto es, $110 millones al mes.

Para Sepúlveda es imprescindible que el municipio realice cambios de fondo en el instrumento que regirá el nuevo contrato, con la finalidad de que el nuevo concurso concluya satisfactoriamente.

Agregó que es un hecho que el ente municipal tiene que necesariamente pensar en un plan alternativo para atender las áreas verdes desde el 16 de diciembre, cuando concluya el vínculo contractual con Núcleo Paisajismo, pues no habrá otra empresa seleccionada en esa fecha.

El concejal Camilo Benavente, en tanto, recalcó que espera que el municipio se tome un tiempo prudente para analizar las causas del fracaso de esta licitación y saque lecciones que deben servirle para generar un plan consistente.

Estimó que lo peor que puede suceder es que la nueva convocatoria se realice en el corto plazo y sometidos a la presión de obtener un contrato solo porque queda poco más de un mes para el fin del contrato.

Al contrario, agregó que la municipalidad puede esperar un par de meses con el fin de preparar una propuesta satisfactoria y técnicamente sin falencias que asegure éxito.
La concejala Nadia Kaik, en tanto, propuso que el municipio chillanejo tiene que desarrollar un proyecto sin fallas, que asegure una mantención de la áreas verdes en condiciones mucho mejores que en la actualidad.

“No podemos darnos el lujo de invertir una cantidad importante de recursos al mes y cada año si al final no se van a conseguir los resultados que todo esperamos y que no es otra cosa que Chillán sea una  ciudad más amable y grata para vivir”.

Recordó que el presente contrato considera transferencias mensuales de $110 millones al mes, mientras que al año las cifras se elevan a los $1.320 millones. En seis años la planificación considera pagos por $7.920 millones.

El concejal Jorge Vaccaro destacó que al abrirse un nuevo proceso la municipalidad tiene que asegurar que al llamado lleguen empresas de calidad, con experiencia y no firmas menores y frágiles económicamente.

Recalcó que la municipalidad “no puede en la actualidad subir la oferta mensual, por cuanto no existen recursos para ello y uno de los objetivos es ser capaces de incrementar los ingresos municipales para financiar proyectos como este”.

Contraloría
El concejal Víctor Sepúlveda recalcó que sigue a la espera del informe que tiene que evacuar Contraloría respecto del cumplimiento del contrato de áreas verdes por parte de Núcleo Paisajismo.

El edil llevó a la entidad regional una serie de antecedentes relacionados con fallas de la actual empresa en la mantención de prados y jardines.

Comentarios