Proponen crear parque para industria del software

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 AM 2017-10-26

Una invitación a desarrollar la industria del software en la Región de Ñuble y a levantar un parque tecnológico que la albergue hicieron ayer la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble (CorÑuble) y la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE) de la Universidad del Bío-Bío (UBB), en el foro “Buscando estrategias de desarrollo para la Región de Ñuble: Parque Tecnológico de Software”, que contó con la participación de representantes de empresas del sector, de académicos y de la delegada presidencial para la instalación de la nueva región, Lorena Vera.

Benito Umaña, decano de la FACE, expresó que la creación de la región, por sí sola, “no va a producir el cambio, sino los proyectos, las acciones concretas en el territorio”, y sostuvo que en esta etapa existe una oportunidad para innovar, desarrollando proyectos piloto. En ese contexto, planteó que existen condiciones para que Ñuble pueda albergar un parque tecnológico de desarrollo de software.

Juan Ramírez, presidente de CorÑuble, aseguró que un proyecto como éste contribuirá a reducir la migración de capital humano. “Los jóvenes profesionales emigran porque no tienen oportunidades en nuestra zona, por ello, la industria del software puede ser una estrategia para atraer y retener capital humano”.

Oportunidad en Ñuble
En el encuentro, la docente del Departamento de Ciencias de la Computación y Tecnologías de la Información de la UBB, Angélica Caro, hizo una exposición sobre las ventajas de Ñuble para el desarrollo de la industria del software. “Desde la Universidad queremos proponer el desarrollo de un sector industrial nuevo para la zona, que ayude a potenciar el crecimiento económico y social de la región”, planteó.

Caro afirmó que la industria del software es una oportunidad para Ñuble como un factor diferenciador para la nueva región, la que dijo, debe aprovechar sus ventajas comparativas para el desarrollo de esta industria, “como su ubicación geográfica, su nivel de calidad de vida y la comunidad creciente de informáticos que se organiza en la región”.

Además, destacó que se trata de una industria “liviana”, que no requiere grandes inversiones en capital físico, y que “dadas sus características propias, las empresas de desarrollo de software pueden trabajar deslocalizadamente a nivel nacional y global”.

La académica indicó que “en Chile ya existe interés de las empresas de desarrollo de software para instalarse en regiones, por ejemplo, la multinacional Everis está instalada en Temuco”, y un interés creciente por Chillán, como son los casos de ADA, Haibu y FabSoft, entre otras, que se suman a otras empresas creadas en la zona por emprendedores locales, como Ñuble Labs (Web Mobile) y Zenitx, entre otras.

En ese sentido, planteó que los desafíos apuntan a generar condiciones atractivas para la instalación de empresas en el parque, como crear el espacio físico adecuado, mejorar los accesos a la nueva región y proveer un servicio de comunicaciones adecuado.

Caro precisó que este parque no competiría con el que se proyecta en la Universidad de Concepción, pues abordarán áreas económicas distintas, e hizo hincapié en que la primera tarea debe ser atraer la atención de empresas y articular la tríada academia, sector público y sector privado. Por ello, planteó que una primera tarea es la elaboración de un estudio de factibilidad.

Por su parte, Franco Gutiérrez, gerente de Inteligencia de Negocios de ADA, empresa chilena de soluciones informáticas que hace un año cuenta con una unidad en Chillán, hizo hincapié en que el éxito de una iniciativa como ésta “tiene que ver con incentivos económicos, conectividad, trabajar con instituciones, contar con oficinas, con un subsidio a la contratación de capital humano y con vinculación con instituciones educacionales”.

Asimismo, Gutiérrez subrayó que debe existir un ente articulador que permita ordenar este trabajo.

Los profesionales coincidieron en que la construcción del parque no tiene que ser el objetivo prioritario, de hecho, Umaña postuló que se puede comenzar con pilotos. En ese sentido, Tiago Cavagnaro, gerente de Innovación de ADA mencionó el caso del edificio que alberga el centro de innovación UC Anacleto Angelini, en Santiago, está semivacío. Además, comentó que el gran valor de Chillán está dado por sus vocaciones productivas, que son una oportunidad para el desarrollo de software para la industria forestal y el sector agropecuario.

Juan Sepúlveda, socio fundador de WebMobile, quien luego de diez años en Santiago decidió volver a Chillán e instalarse en la zona, reconoció que hay mucho interés de los ingenieros informáticos por trasladarse a regiones en busca de calidad de vida, y sostuvo que está trabajando para reunir a los informáticos de Ñuble.

Comentarios