Concentrar es la consigna para la recta final del torneo

Por: Camilo Díaz Fotografía: AGENCIA UNO 09:55 PM 2017-09-29

El haber estado a tres  puntos (hoy están a cinco) de ser alcanzados por el colista en la tabla del descenso, Unión La Calera, caló hondo no solo en el cuerpo técnico y plantel de Ñublense, sino que a nivel dirigencial, entendiendo el descalabro económico que significaría caer a Segunda Profesional.

Lo anterior motivó a que se busquen, mediante la cadena hotelera Diego de Almagro, llegar a acuerdos con el club, y así en los restantes tres partidos por jugar como local (La Serena, Santiago Morning y Puerto Montt), los “diablo rojos” puedan  concentrar la noche previa a tales encuentros y estar en óptimas condiciones para disputar los trascendentales puntos que se requieren para mantener la categoría, entendiendo que los otros cuatro como visita (San Marcos, Barnechea, Iberia y San Felipe), sí o sí se debe concentrar  el plantel.

“Una buenísima opción”
“Sería una buenísima opción. Para mí todo lo que sea en favor del equipo, del buen descanso del jugador, buena alimentación, llegar lo mejor preparado para el partido, es súper positivo, así que si dan esas posibilidades, sería ideal. Es lo que busca un técnico para que sus jugadores estén descansados y puedan llegar al partido lo más claro posible”, precisó el entrenador del Rojo, Emiliano Astorga.

Mismo parecer evidenciaron jugadores del plantel “diablo”, esperando que se pueda dar tal posibilidad.

“Todo eso ayuda. Cada detalle de aquí en adelante que llegue para nosotros será sumar, y concentrarnos de mejor de manera para mí es muy bueno en lo personal. Porque nos ayuda a descansar bien, alimentarnos bien, algunos jugadores quizás no tienen la posibilidad de alimentarse de buena forma, de repente el tener hijos chicos o guaguas no duermen bien, y creo que esa posibilidad te ayuda bastante”, dijo el capitán José Antonio Rojas.

Su par, el también central Hugo Bascuñán, añadió que  concentrarse “siempre es bueno, pues va afiatando más al grupo, hay más confianza, unión, y uno se concentra exclusivamente en el partido, pues a veces estar en la casa inconscientemente desgasta”.

“Obvio que es importante, sobre todo para mí que tengo dos niños y a las tres de la mañana se pasan para tu cama”, contó a modo de anécdota el delantero Sebastián Varas, agregando estar a la espera “de que sea así, al parecer va a ser así, y que resulte para concentrar en este caso plenamente en lo que es La Serena”.

Comentarios