Ingresa al SEA proyecto junto a la Villa Barcelona

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 07:55 PM 2017-09-26

La iniciativa corresponde a viviendas del tipo DFL-2.

"Si se mantiene el diseño tal como está, todo el sector quedará más colapsado”
Víctor
Barrientos

El inicio de las obras está previsto para diciembre del presente año.

La empresa constructora Galilea ingresó a evaluación ambiental en el SEA la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de su proyecto inmobiliario “Parque Universitario”, que en su primera etapa contempla la construcción de 227 viviendas en el sector nororiente de Chillán, en paños que suman una superficie de 9,2 hectáreas emplazados al costado sur de la Villa Barcelona.

Según se indica en la DIA ingresada este lunes 25 de septiembre, el proyecto representará una inversión de 33,6 millones de dólares (21.158 millones de pesos) y ya cuenta con el respectivo permiso de edificación de la Dirección de Obras del municipio desde 2015.

El desarrollo inmobiliario corresponde a viviendas del tipo DFL-2, cuyo inicio de obras de la primera etapa está previsto para diciembre de este año, faenas que se extenderán por tres años y que demandarán un peak de mano de obra de 80 personas y un promedio de 50 trabajadores.

El proyecto completo, sin embargo, corresponde a un total de 22 hectáreas donde se levantarán, en total, 652 viviendas (incluyendo las 227 de la primera etapa).

Accesos
Por su emplazamiento y de acuerdo al Plan Regulador Intercomunal, la empresa deberá construir tramos de dos vías troncales: Paul Harris y Circunvalación Oriente. 

No obstante, en el diseño del proyecto está contemplado un único acceso desde Villa Barcelona (calle Río Duero), para lo cual se construirá un puente sobre el estero Las Toscas, lo que permitirá conectar el conjunto con la calle Río Duero, que se propone en el Plan Regulador intercomunal como Circunvalación Oriente.

Debido a lo anterior es que los vecinos de la Villa Barcelona han expresado reiteradamente su rechazo al proyecto y han intentado frenar su ejecución, porque según estiman, la llegada de los nuevos residentes contribuirá a aumentar la congestión vehicular en el sector, la que ya califican como un problema crítico, con las cerca de 1.500 casas que componen la villa.

Por ello, plantean que el nuevo desarrollo inmobiliario debe contar con un acceso independiente por Avenida Andrés Bello. 

Si bien los planteamientos de los vecinos encontraron eco en el municipio, la legislación no obliga a la empresa a generar un acceso independiente.
Para el dirigente de la junta de vecinos de la Villa Barcelona, Víctor Barrientos,  si se mantiene el plan de la empresa tal y como lo tienen programado, todo el sector quedará más colapsado de lo que ya está.

En octubre del año pasado, los vecinos ingresaron al municipio la solicitud para que sea revocado el permiso para la construcción del mencionado puente, pero no tuvieron éxito.

En la oportunidad, los vecinos argumentaron que hubo irregularidades en la entrega del permiso y solicitaron “la anulación de los permisos de edificación y loteo con construcción simultánea Nº 24 de fecha 11.02.2015 de las propiedades de Constructora Galilea roles 2211-422 y 2211-421.

En el documento se indica que la unión de la Villa Barcelona “y el futuro loteo a construir por constructora Galilea se realiza a través de un terreno municipal con destino a equipamiento, lo que necesariamente requiere para su aprobación el cumplimiento del trámite administrativo establecido en la ley Nº 18.695 Ley Orgánica de Municipalidades”. Los vecinos postularon que antes de haber autorizado obras en una zona de equipamiento, la municipalidad debería haber analizado el tema en conjunto con los concejales.

Se suma a ello que la avenida Río Duero, el límite oriente de la Villa Barcelona, es propuesta en el Plan Regulador Intercomunal como parte de la naciente Circunvalación Oriente de Chillán, ruta que conectará en pocos minutos ese sector con barrios como Los Volcanes y Lomas de Oriente. Esa posibilidad, que ayudará a terminar con la segregación de dos barrios opuestos desde el punto de vista socioeconómico, también es rechazada por los vecinos.
LA DISCUSIÓN intentó sin éxito obtener una versión de la empresa.

Comentarios