Chillanejo ayuda a rescatistas y damnificados de México

Por: Susana Núñez Fotografía: Gentileza Miguel Sáez 05:05 PM 2017-09-26

Al menos 331 personas han muerto y miles han resultado heridas tras el terremoto que sacudió el centro y el sur de México 

Hace 7 años el chillanejo Miguel Sáez Lagos vive en México y desde el día del terremoto su colaboración con la emergencia ha sido constante.

A pesar de las dificultades, este emprendedor ha puesto a dispoción su fast food truck, “El choripan chileno”, para entregar comida y bebestibles a los rescatistas y damnificados de los zonas más afectadas.

Han sido días complejos, ya que su camión de comida ha presentado fallas mecánicas, sin embargo, se las ha ingeniado para salir adelante. De hecho el día 19 de septiembre, cuando comenzó el movimiento telúrico un mecánico intentaba reparar su vehículo, mientras él había ido a comprar la pieza requerida.

“Fue casi lo mismo del terremoto de 2010, fue como si una culebra pasara debajo de la tierra. La ciudad de México estuvo bastante complicada, ví como la avenida Texcoco se levantaba y bajaba, fue terrible. Ese día el mecánico estaba arreglando el camión y nos agarramos de las vigas de un local. Afortunadamente a mi casa no le pasó nada, porque está en una población nueva”, relató en conversación con La Discusión.cl.

Desde el miércoles pasado junto con miembros de la Asociación de Chilenos Radicados en México (Achirem) han apoyado a los rescatistas, quienes aún trabajan en la búsqueda de sobrevivientes y remueven escombros en medio de los edificios colapsados.

“El miércoles como ya tenía el camión disponible y aún me quedaba mercancía, apoyamos la labor de los rescatistas, a quienes les damos refresco y comida. El jueves tenía un pedido para la embajada de Chile, de 150 choripanes, yo puse otros 200, además de algunas empanadas y Coca- Cola, y fuimos a Salamanca con la avenida Chapultepec, estuvimos justo entre dos edificios colapsados entregando comida”, detalló el joven.

Miguel, quien pertenece a la Quinta Compañía de Bomberos de Chillán y estudió en el colegio Hispanoamericano, destacó que el espirtu solidario de los chilenos siempre aflora en circunstancias de desastre y debilidad.

Cuenta que su cooperación ha sido posible por las ayuda su compañía y también de otras pertenecientes a Arica, Antofagasta y Santiago que aportaron recursos. Además,  agradeció a chefs chilenos que colaboraron con su causa.

“La cosa es estar ahí y la mercadería la tenía, porque los eventos se cancelaron, por lo tanto, que mejor que apoyar y aportar un granito de arena. Ahora queremos ir a Atlixco ( suroeste de la Ciudad de Puebla) a entregar ropa, viveres y juguetes a la gente, porque ese poblado fue unos de los más perjudicados”.

Experiencia en México

Miguel tenía 27 años cuando se fue a vivir a México, después de trabajar en el Mercado Techado de Chillán y tratar de probar suerte en Concepción y Santiago. El país azteca le abrió las puertas y logró empreder vendiendo choripanes, sándwich y costillar a la chilena.

“Busqué muchas oportunidades, ya que en Chillán ya no tenía opciones de surgir y progresar (...) En México he pasado por buenas y malas, pero me he logrado estabilizar, el choripán sí pega”.

 

Comentarios