El diablo ganó tres puntos de oro a Valdivia

Por: Camilo Díaz 07:35 PM 2017-09-24

Una de ocho finales ganadas y un tanque de oxígeno vital para mantener la categoría lograron los diablos rojos ante el “Torréon”. Así trabajará Ñublense durante la presente semana, luego de haber ganado por la cuenta mínima ayer a Deportes Valdivia en el estadio Parque Municipal, doblegando a un rival directo en la lucha por no descender a la Segunda Profesional, y quien además no sabía de derrotas jugando en condición de local.

Con un Ñublense que salió a cortar los circuitos del dueño de casa, a los 13 minutos de la primera mitad se logró llegar al gol con tanto de Vicente Gatica. Si bien el Rojo logró gestarse un par de llegadas de peligro al arco local, derechamente en la segunda mitad del cotejo salió a resguardar el parcial triunfo. Lo anterior quedó en evidencia con los cambios realizados desde la banca por Emiliano Astorga, donde de los tres que realizó, sólo en el de Vicente Gatica por Gaspar Páez respondió a posición por posición. Y es que posteriormente tras la salida del delantero Sebastián Varas, entró el volante José Loncón, y a 10 minutos del final, mandó a la banca a Ignacio Ibáñez, e hizo ver acción al zaguero central José Rojas.

Así y todo los movimientos de Astorga hicieron que el Rojo se traiga tres puntos de oro desde la región de Los Ríos, y ya pensar en recibir el próximo domingo a La Serena.

“Cada partido a muerte”

“Hay que seguir en lo mismo. Yo creo que en base a esfuerzo, trabajo, seriedad, tienen que salir los resultados. Lamentablemente habíamos tenido dos caídas muy feas, sobre todo con Cobresal, que nos dolió mucho. Pero nosotros tenemos un equipo experimentado, que tiene recorrido, y eso lo tenemos que transmitir en la cancha”, precisó post partido el adiestrador diablo Emiliano Astorga, apuntando que cada partido restante se debe jugar como el de ayer, “a muerte”.

Por su parte el autor del gol ñublensino, Vicente Gatica, vivió de dulce y agraz pues si bien marcó el tanto de la victoria diabla, recibió una evidente falta penal de parte del arquero Leyton que cayó sobre él dentro del área, dejándolo con serias complicaciones en su rodilla izquierda y que a la postre significaron que saliera del campo de juego.

“Esto fue producto de la unión del equipo que tenemos. Lo conversamos en la semana y previo al partido. Era una final para nosotros y así fue como lo tomamos. Gracias a Dios se nos dio el triunfo, y el gol es muy importante para la confianza más que personal, en lo grupal”, valoró el joven delantero de 21 años formado en Huachipato, cerrando con que la victoria “nos da un aire por la situación en que estábamos y que obviamente Ñublense no lo merece por su gente, por la historia del club”.

Con la victoria Ñublense queda 8º con 11 puntos en el Transición de la Primera B, y lo más importante es que le saca 5 puntos arriba a U. La Calera en la tabla del descenso, dado que los cementeros igualaron 2-2 ante Coquimbo Unido ayer en la Cuarta Región.

Comentarios