Pese a ordenanza Mercado aún tiene locales cerrados

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 2017-09-13

No todos los dueños de los locales de la Plaza Sargento Aldea están en el gremio.

La próxima semana se retomará en el Concejo el tema de los locales cerrados.

De acuerdo a los planes establecidos por la administración del Mercado de la Plaza Sargento Aldea de Chillán, desde junio último el emblemático centro de abastos debería mostrar una cara diferente a la que presentaba hasta entonces.

Con la entrada en vigencia el año pasado de la nueva ordenanza del espacio comercial, la cual reemplazó al obsoleto texto de 1961, se le entregó a la Casa Consistorial la facultad de recuperar aquellos locales que estaban siendo usados para fines distintos o sencillamente permanecían cerrados gran parte del año.

De hecho, en marzo la administración del lugar anunció que ya había empezado la notificación del medio centenar de propietarios que incurrían en estos vicios e incluso se definió un plazo no mayor a los 30 días para que regularicen el tema y abran los puestos que solo servían de bodegas.

Tras las primeras gestiones municipales iniciadas hace seis meses, los locales identificados aún siguen usándose de lugar de acumulación de productos para la venta e instrumentos como carretillas, triciclos, etc.

En el pasillo de la Plaza Sargento Aldea que parte en el cruce de las calles 5 de Abril con Arturo Prat, existe al menos una decena de puestos subutilizados y un número perecido hay en el pasillo que tiene como inicio la intersección de Isabel Riquelme y Maipón; mientras que en el patio 5 de Abril se concentra casi una docena de ellos, que a diario van perdiendo terreno con los contenedores de basura que se descargan en los carros recolectores y que se limpian en el mismo sitio.

Preocupación 
El presidente de la Asociación Gremial de Locatarios de la Plaza Sargento Aldea, Manuel Rojas, afirmó que, como agrupación, están interesados de que se cumpla con las disposiciones de la normativa comunal.

No obstante, el representante de los propietarios del centro comercial municipal advirtió  que el lento avance de esta medida se debe especialmente a que no ha existido un control municipal adecuado para garantizar la apertura de los puntos de venta.

“Uno como gremio necesita que se fiscalice, porque queremos que la plaza se abra y obvio que esos locales al estar cerrados van matando espacios en la plaza(...) Por decirle algo, por ejemplo, en el sector del patio 5 de Abril se podrán dar cuenta que está prácticamente abandonado y eso a nosotros como gremio nos afecta y preocupa porque estamos en el centro de la ciudad y no es bueno que tengamos esos lunares donde solo se tiene como acumulador de basureros”, manifestó el líder gremial.

Manuel Rojas recalcó que es la administración del mercado y el personal fiscalizador del municipio los llamados a ejecutar la ordenanza y aclaró que no todos los que tienen locales forman parte de la asociación que preside hace 14 años.

“Son precisamente los que no forman parte de la agrupación los que se oponen a todo este ordenamiento y que cometen anomalías en la Plaza Sargento Aldea. Creo que cuando alguien compra o consigue un derecho de un puesto es para trabajarlo y no para venirlo a convertir en bodega; un local no puede estar cerrado 200 ó 300 días al año”, criticó.

El comerciante detalló que son 274 locales los que hay en la plazoleta (20 de ellos funcionan como  pescaderías), de los cuales al menos 50 permanecen cerrados o son bodegas, por lo que planteó que la medida anunciada va en la dirección correcta,  pues busca ordenar y mejorar un punto neurálgico de la ciudad. Asimismo, reveló que en muchos casos se desconoce quiénes son los dueños de los negocios que permanecen cerrados, ya que no van ni siquiera a reuniones.

Cambio en la administración
El representante gremial sí mostró su inquietud por el cambio que hubo en la administración del Mercado, producido hace dos semanas, cargo que ocupaba hasta entonces Héctor Sepúlveda y que ahora ostenta el funcionario Antonio Espinoza.

“Se venía trabajando bien con él y como administrador ha dejado la vara muy alta para el que venga a reemplazarlo, nunca hemos tenido problemas con él, por eso nos extrañó que tras las licencias de salud que se tomó no haya regresado”, sentenció.

Si bien Manuel Rojas admitió no saber a ciencia cierta el motivo de la salida, se comentan por los pasillos de la plaza que se debió a algunos roces que habría tenido el funcionario con algunos integrantes del sindicato de feriantes después de que se instalara la techumbre en el patio Arturo Prat.

Lo que sí es cierto es que, tras entregarse la obra, muchos feriantes no quedaron contentos con la asignación de los nuevos puestos, ya que alegaron que se había reducido el espacio que tenían antes.

Otro de los reparos de los vendedores se orientaban a la negativa de cumplir el compromiso que hicieron previamente con el municipio, de dejar que los clientes eligieran los productos a la venta.

Avances
El presidente de la Comisión Mercado del Concejo Municipal de Chillán, Juan López Cruz, comentó que se está evaluando cada uno de los casos y enfatizó que varios locales se han abierto gracias a que se están entregando autorización para que se usen en otros rubros.

“Se ven puestos cerrados, por eso el nuevo administrador deberá llevar todos los antecedentes para explicar en la Comisión los avances”, indicó.

Desde la Municipalidad de Chillán aclararon que actualmente los concesionarios que tienen sus locales cerrados están regularizando su situación y vienen gestionando cambios de giro para trabajar sus locales, que durante muchos años estuvieron usándose como bodegas.

La Casa Consistorial sentenció que el anterior administrador municipal, Héctor Sepúlveda, argumentó motivos personales a su deseo de dejar el cargo, hecho que se concretó el pasado 21 de agosto.

Oposición
Aires de modernización se viven en la feria Sargento Aldea gracias a la instalación de la techumbre del patio Arturo Prat.

De hecho los comerciantes del patio Isabel Riquelme confían en que el proyecto que les dotará de la infraestructura empezará a hacerse realidad a mediados del 2018, según precisó el presidente del sindicato Ericson Oliva.

“Preliminarmente el municipio nos dijo que en estos meses podría construirse, pero ya explicaron que será el próximo año porque se necesita conseguir los recursos”, sentenció.

Respecto al anuncio del gobierno comunal de que se prepararía un reglamento para regular la actividad en la feria, Ericson Oliva rechazó esa posibilidad.

“Antes de que empiecen a hacer esa ordenanza, los concejales primero deberían venir a la feria para conocer nuestra realidad y enterarse cuál es nuestra dinámica, porque hay algunos que no saben nada de lo que hacemos y ni siquiera de lo que vendemos; en eso deberían preocuparse”, comentó de manera enfática.

Comentarios