Jóvenes de Quillón se lucen practicando Street Workout

Por: 2017-09-11

Cada vez son más los adherentes que tiene el Street Workout en Chile, una disciplina que ha transformado las plazas y parques del país en verdaderos gimnasios de barrio. La moda es tal que Quillón tampoco quiso quedar ajeno a ella y ya cuenta con su propio centro de calistenia en medio de la población Patricio Navarrete.

Estructuras de fierro dispuestas como pasamanos y barras paralelas son los implementos que requieren los jóvenes quilloninos para practicar la gimnasia callejera. A esto además se suma un parlante y música a mucho volumen que ayudan a la motivación de los 35 deportistas que se han iniciado en el Workout.

“Estamos muy contentos de que se esté desarrollando este tipo de deporte en la comuna, ya que promueve la actividad física y un estilo de vida saludable que también se condice con la buena alimentación. La verdad apenas nos presentaron el proyecto para implementar un gimnasio al aire libre decidimos apoyar la iniciativa. Hemos visto que muchos jóvenes de Quillón se han interesado en practicar esto, lo que se condice con nuestro objetivo como municipalidad de fomentar la participación y la vida saludable”, señaló Valentina Cifuentes, encargada de la Oficina de Jóvenes de la comuna.

Cultura Deportiva

Gracias al trabajo conjunto entre el municipio local y el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), que aportó $2 millones a la iniciativa, se logró implementar el anhelado parque de calistenia. Sin embargo, el gran gestor del proyecto fue Esteban Merino, un joven estudiante de Ingeniería Civil Industrial, que se dedica al Street Workout desde 2015. “Partí con un amigo cuando estábamos saliendo de Cuarto Medio. En vez de estar dedicándonos a cosas que no se deben, preferimos dedicarnos al deporte. Empezamos con flexiones y abdominales, pero después de conocer en Chillán a uno de los grandes exponentes de la calistenia en Chile, Pedro Sánchez, decidimos dedicarnos a esta disciplina”, contó Merino.

Apenas comenzó a practicar, Esteban decidió llevar sus conocimientos a Quillón y enseñar la calistenia callejera a más personas, algo que logró con creces. En estos días, ya son 35 sus alumnos, cuyas edades van desde los seis hasta los 29 años. “Es importante que los niños aprendan a conocer y dominar su cuerpo. Mientras más pequeños, mejor”, explicó el entrenador.

Fuerza y agilidad se combinan en el Street Workout. Lo que parece difícil a simple vista, después de un par de meses puede resultar más sencillo. No obstante, todo depende de la constancia y dedicación. “En este poco más de un mes que llevamos con los chicos, entrenamos casi todos los días, tres a cuatro horas y se han visto muy buenos resultados”, dijo Esteban.

Tahis Gajardo es una de las tres mujeres que se dedican al Street Workout en Quillón. Su pasión por el deporte la llevó a explorar nuevos rumbos, los que la llevaron hasta la calistenia. “Tengo amigos que practicaban y me llamaron la atención los videos que vi en internet, así que me metí y me encantó. Lo que más me ha costado es hacer barras, por la fuerza de los brazos. Una como mujer tiene menos fuerza, pero de a poco se va logrando todo”.

Ya sea por tener un mejor aspecto físico, llevar una vida más saludable, hacer amigos o simplemente hacer alguna actividad extraprogramática; los jóvenes que en Quillón practican el Street Workout han visto cambios positivos en sus vidas y han desarrollado una gran motivación por el deporte. Lo cierto es que esto va aparejado con disciplina y responsabilidad, virtudes que Esteban Merino intenta inculcar clase a clase a sus alumnos. 

Comentarios