Seguir aprobando recursos a Ñuble es el gran dilema del GORE Bío Bío

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 10:20 PM 2017-09-08

Proyectos ya visados, y a los que se les siga dando luz verde, deberán ser financiados por la región madre

Solo aquellos cuya ejecución dure más de un año pasarán a la cartera de la nueva unidad administrativa

Dos variables mantienen en alerta a autoridades y empresarios penquistas respecto de cuán frondoso venga para la Región del Bío Bío el presupuesto de inversión que administra el Consejo Regional con recursos FNDR para el 2018: el ajuste de la billetera fiscal anunciado por el Ministerio de Hacienda, y la creación de la Región de Ñuble.

Si bien esta última recién entrará en régimen el 5 de septiembre de 2018 -por lo que recién tendrá presupuesto propio para el 2019-; ya en la discusión de los montos para el 2018 se pueden advertir resquemores de parte de la región madre, sobre todo, en orden al monto que se recibirá, el cual no debiera bajar de los actuales $113 mil millones en ejecución.

El CORE Bío Bío aprobó hace unos meses solicitar a la Dipres para el 2018 más de $151 mil millones, con la intención que entre tiras y aflojas, este quede en alrededor de $120 mil millones.

Es más, pronto deberá comenzar la discusión del Presupuesto, y en la tradicional ronda de visitas de los intendentes y asesores regionales al Ministerio de Hacienda, se espera que este año concurra un representante de Ñuble, para adelantar la separación del territorio, y hacer fuerza en conjunto para conseguir buenos resultados.

Cartera de arrastre
La Corporación Privada de Desarrollo del Bío Bío (Corbiobío) informó este jueves las implicancias de la creación de la Región de Ñuble durante el período 2017-2018. Para ello, plantearon considerar dos presupuestos. Una de las dudas que hay es respecto de quién asumirá la cartera de arrastre de Ñuble como provincia, cuando se plantee el primer presupuesto regional para 2019.

Según el consejero regional de Ñuble, Javier Ávila (RN), el tema de los proyectos y su ejecución no es tan lineal. 

“Los proyectos tienen distinto horizonte de ejecución y distinto punto de partida, lo más probable es que entre ambas regiones ya en operación haya una coordinación para la ejecución de aquellos proyectos que estarán desarrollándose. Ahora, respecto de los recursos, también habrá la misma coordinación, el presupuesto 2018 que estamos viendo ahora contemplará cumplir aquellos compromisos que hay en todo el territorio de Bío Bío, incluido Ñuble. Si en ese desarrollo hay proyectos que pasan para el 2019 en Ñuble, en el presupuesto que el CORE Ñuble establezca para ese año habrá que contemplar el arrastre o los recursos necesarios para aquellos proyectos que están en ejecución en su territorio. Nada es taxativo, no tiene sentido que administrativamente se pase la responsabilidad de una región a otra en un proyecto que ya está en ejecución, y lo más probable es que siga supervisándose y desarrollándose administrativamente desde la región donde partió”, manifestó.

Según el consejero ñublensino, “hay una preocupación condicionada por una visión negativa de la situación de parte de los penquistas, cuando en la práctica, es un hecho de la causa que tenemos una nueva región, y esta tendrá un presupuesto independiente solo a partir de 2019. Previo a eso, los compromisos se van a cumplir con el presupuesto de la Región del Bío Bío”, reiteró.

Respecto de la cuota que se le asignará a Ñuble en el FNDR 2018 -que debería ser similar a la de años anteriores, entre el 20% y el 25%- esta, según Ávila, estará condicionada por los proyectos que ya se han aprobado y sobre los cuales se ha firmado convenio.

“En estricto rigor, lo razonable sería que Ñuble recuperara su nivel de participación en el presupuesto de inversión que ha perdido a manos de Bío Bío y Concepción”, puntualizó.

Según el consejero de Ñuble, Juan López Ferrada (PS), de acuerdo a la normativa, los proyectos de la Provincia de Ñuble aprobados por el GORE deben ser financiados por la región madre, por lo tanto, “todo lo que nosotros hemos aprobado y vamos a seguir aprobando para Ñuble hasta septiembre del próximo año, va a ser financiado con el presupuesto de la Región del Bío Bío. Ahora bien, hay proyectos cuya ejecución se toma un año, a veces dos, por lo tanto, esos serán absorbidos por el presupuesto 2019 de la nueva región”, aseveró.

Respecto de un posible “recorte” para Ñuble de parte del CORE Bío Bío durante los próximos meses, precisamente, para no amarrarse con el financiamiento de proyectos que después beneficiarán a otra región, López fue claro.

“Hay quienes quieren disminuir la aprobación de proyectos para Ñuble, pero ahí es donde estamos nosotros haciendo fuerza para evitarlo. El Gobierno Regional no tiene una política que vaya en contra de la inversión en Ñuble, en lo absoluto, Seguimos aprobando proyectos sin ninguna restricción. De ahí que la asignación de recursos FNDR 2018 para Ñuble debiera ser similar a la de este año, no menor”, aclaró López Ferrada.

Y agregó: “Cuando se vaya a pelear el presupuesto, nuestros parlamentarios van a jugar un rol fundamental. La propuesta del Ejecutivo en relación al presupuesto 2018 debe definir claramente que este sea para financiar todos aquellos proyectos que fueron aprobados en el Gobierno Regional y que van hacia la Región de Ñuble”, sentenció.

Comentarios