Informe de las Termas ya advertía en 2007 su potencial inmobiliario

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 09:15 PM 2016-04-12

“Alternativas de desarrollo del Complejo Turístico de Ski Termas, hotelería y otros denominado Termas de Chillán” es el nombre del voluminoso estudio, contratado por la municipalidad a comienzos del año 2007, que reapareció luego de que los concejales presionaran para que fuera rescatado y se hiciera público.


Aquel año la corporación edilicia trabajaba contra el tiempo para buscar un nuevo concesionario que se hiciera cargo del dominio esquiable, del hotel municipal y Valle Hermoso, dado que el contrato con Somontur vencía el 31 de diciembre y otro comenzaba el 1º de enero de 2008 por un plazo de 30 años.


En ese afán era necesario conocer cuáles eran los valores aproximados que se podían obtener como cánon de arriendo, considerando que en las tres décadas anteriores solamente se recibían cifras menores, del orden de los 20 millones de pesos al año.


La municipalidad convocó a una licitación con el fin de que una empresa caracterizara el complejo de montaña y definiera cuáles eran los negocios que podían ser desarrollados a partir de los bienes que la municipalidad tiene en el predio que posee en Pinto, que hasta esa fecha estaba en manos de la empresa controlada por la familia Giner.


El informe, que desde el lunes está en poder de los concejales, presenta en primer lugar un análisis comparativo entre el centro de esquí local y otros de la Región Metropolitana y los que están ubicados en Argentina y que pueden ser sus principales competidores a la hora de captar pasajeros.


El documento gestado tras un pago de 52 millones de pesos destaca que el complejo “posee 10.000 hectáreas aptas para practicar deportes invernales. Cuenta con la pista más larga de Sudamérica de 13 kilómetros de longitud llamada Las Tres Marías. Un plus extra es el complejo termal con nueve piscinas de azufre y hierro”.


Adicionalmente entrega datos geográficos y un breve capítulo relacionado con los complejos turísticos generados como satélites de las Termas, en Las Trancas especialmente, aportando datos relacionados con la tasa de ocupación de aquellos, sus cualidades, capacidad y su relevancia.


En sus páginas, presenta en el apartado “Estudio Cualitativo Informantes Calificados”, los testimonios recogidos en 30 páginas de tan solo siete personas: tres operadores inmobiliarios, un agente turístico, un empresario de cabañas, un experto en dominio esquiable y otro en termalismo, sin entregar nombres o currículums que den cuenta de su importancia o relevancia en las materias que tratan.


El consultor refiere que “los agentes consultados perciben que el sector si bien tiene una oferta interesante, tiene grandes potencialidades de desarrollo asociadas al crecimiento en la actividad turística”.


Se agrega que “en muchas de las opiniones recogidas, se plantea la existencia de una disyuntiva respecto al carácter que debiera tomar el desarrollo futuro del sector, mientras que para algunos este debiera dirigirse a una oferta exclusiva que responda a altos estándares internacionales y que atrajera a un público claramente segmentado tanto a nivel nacional como internacional, para otros es fundamental combinar esa estrategia con una apertura hacia mercados masivos que permita dar mayor sustentabilidad a las inversiones”.


Nicho inmobiliario
Uno de los nichos que el consultor propone a la municipalidad chillaneja es el del desarrollo inmobiliario, el cual en todo caso presenta una serie de factores negativos que afectan su despegue,  como es la accesibilidad en invierno y la disponibilidad de agua.


“Cuando se plantea la existencia de muchos terrenos posibles de explotar no se considera un tema fundamental en cuanto a su ubicación, debido a que los sitios que están alejados del borde del camino tienen serios problemas de accesibilidad en invierno”, se plantea.


Se suma a aquello que hay dificultades para subdividir los terrenos en lotes de menos de 5.000 metros cuadrados debido a que no son paños urbanos.


Posteriormente la empresa Inecon presenta un capítulo completo, sin preámbulo, donde copia el Reglamento de Aguas Minerales publicado el 14 de junio de 1997.


Tras ello suma una descripción del proyecto de Geotermia que en esa época desarrollaba la estatal Enap, empresa que incluso llegó a generar grandes perforaciones con el fin de determinar la capacidad del complejo para generar electricidad. Para ello replica en su totalidad el estudio de impacto ambiental presentado al organismo ambiental.


Se suman a ese informe las observaciones que la Municipalidad de Chillán presentó al proyecto geotérmico que fue postergado por la firma generadora, sin que en la actualidad se tengan antecedentes si la propuesta energética será retomada.


Por último, Inecon entrega las planillas de cálculo de análisis económicos para las distintas unidades de negocios en vigencia y las que podrían ser generadas.


De esta manera, analizan detalladamente y en función de elementos financieros el dominio esquiable, el hotel municipal (ex Pirigallo), el desarrollo inmobiliario, la explotación de aguas termales (actualmente usada solo por el concesionario) y el envasado de agua mineral.


¿Sirve para el Master Plan?
Luego que en Concejo Municipal se haya debatido durante varios años sobre el futuro de las Termas y la necesidad de buscar nuevas unidades de negocio, la alcaldía anunció hace unas semanas la confección de un Master Plan para el dominio esquiable. 


Y para ese trabajo se pensaba que el estudio de Inecon, el único existente sobre el predio municipal, sería clave.


No obstante, sin haber llegado al fondo del informe, el concejal Víctor Sepúlveda (PC) le resta validez como medio para trazar los lineamientos básicos que se requieren para definir el futuro del centro invernal y vacacional de propiedad de la Municipalidad de Chillán, al indicar que en una primera visión no parece ser un texto relevante.


Por su parte el concejal UDI Joseph Careaga argumentó que “definitivamente este informe no nos sirve para generar las bases del desarrollo de las Termas, pues es un estudio viejo”.


Agregó que la municipalidad, si es que desea diseñar un plan estratégico para el desarrollo del bien municipal, “necesita contratar un nuevo estudio mucho más claro que el que tenemos en la actualidad y que ya tiene casi diez años”.


La concejala UDO Nadia Kaik indicó que cuando lo vio “me di cuenta de por qué llevaba tanto tiempo perdido, pues a la luz de lo que hemos visto no es claro, copia capítulos completos de temas como la geotermia o el decreto de las aguas minerales y pareciera que no sirve para trazar el camino que requiere seguir la municipalidad”.


Apunta que si existen otros antecedentes entregados de manera separada por la empresa debieran ser entregados, “pues lo que veo me decepciona”.


La municipalidad en el pasado había entregado un informe mucho más específico de las rentas que podía obtener a partir de los negocios que se pueden proyectar en las Termas. Según las cifras de aquellos años el dominio esquiable, con Valle Hermoso incluido y el hotel municipal en conjunto, superarían ventas por unos 4 mil millones de pesos al año. En tanto,  por concepto de concesión Consorcio pagan anualmente poco más de 500 millones de pesos, cifra considerablemente mayor a los $20 millones que entregaba Somontur.

Comentarios