Futuro del kickboxing pegó fuerte en el ring chillanejo

Por: Camilo Díaz Fotografía: Facebook 09:40 PM 2017-09-07

El kickboxing vive su renacimiento en Chillán, con exponentes que lo dejaron más que claro sobre el ring habilitado en el estadio Nelson Oyarzún Arenas, donde además de vivirse la final de la Liga Nacional Zona Sur de las disciplina, se realizó la primera versión de la Copa Ñuble Región, que contó con cerca de 12 representantes de la capital de la nueva región, la mayoría de ellos debutantes a nivel competitivo.

Uno fue Cristopher Matus, chillanejo de 17 años, quien desde febrero del presente año se sumó a la practica del deporte de contacto.

“Comencé en febrero de este año. Más que nada por un tema de mejorar el físico. Luego me di cuenta del potencial que había dentro del mismo gimnasio, y un día el ‘profe’ me preguntó si quería competir y no he parado. Llevo en total cuatro competencias, me he sentido súper bien, la verdad es que lo que uno siente arriba del cuadrilátero hay que vivirlo para saber lo que es, en palabras es casi imposible explicarlo”, dice con emoción Matus, quien destaca: “entro, golpeo y salgo, soy muy rápido”. Anhela estar peleando en un futuro no muy lejano por un cinturón.

Con tan solo dos meses de entrenamiento en el cuerpo Matías Urrutia (21), se subió al cuadrilátero de la competencia disputada en el estadio, pues señala que le han dicho que posee las cualidades para ello. “La idea es poder lograr llegar a pelear profesionalmente. No quedarme con el tema del amateur o por ‘hobbie’, pues no creo que nadie preste la cara por entretención”, reflexiona entre risas. 

Asegura que al combatir  “mi principal fortaleza apunta al tema de la rapidez en el ring. En la pelea que tuve hace poco tomé al rival, podía pegar bastantes golpes seguidos sin soltarlo y sin recibir golpes de parte de él”.

Con el misma hambre competitiva y con un poco más de experiencia en el cuerpo, Jordan Melo, de 24 años, suma dos años en la práctica del kickboxing.

“Empecé como hace dos años. Entré mas que nada porque me llamaba mucho la atención lo que son los deportes de contacto y el tema del ejercicio, llevar una vida sana, pero la verdad es que mi prioridad fue siempre competir, me gustaba eso”, sostiene quien actualmente tiene una lesión en una de sus manos, lo que tiene congelado de momento su desarrollo deportivo. Precisamente destaca en sus condiciones que su fuerte “pasa por el boxeo, buenos golpes”.

“A la hora de competir nos preparamos todos los días, por cerca de tres horas, considerando también el tema del estado físico, que es primordial para subirse a competir”, acota el chillanejo.

Dentro de los clubes presentes a nivel local en la Copa Ñuble Región, que se espera emular en una segunda edición, estuvieron presentes exponentes del Club Bull’s, Ratas, Juan Fuentes y el club K2 de Mauricio Aroca, quienes se quedaron con la primera versión de la copa regional, instancia donde también se reconoció la trayectoria de Aroca.

Por su parte desde Bull’s  aventuran que se realizarán competencias preliminares, previo a una segunda versión de la competencia regional.

Comentarios