Delegada afina sede y equipo de trabajo al partir instalación

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2017-09-06

La representante presidencial destacó que en los próximos días presentará su equipo de trabajo y el local que los acogerá, que será céntrico y de acceso universal

Gremios ya anticipan cuáles seremías son las más urgentes

¿Cuáles son los organismos públicos que deberán llegar en primera instancia a la Región de Ñuble? ¿Quiénes serán las personas a cargo de instalar la nueva unidad administrativa? ¿Dónde estará la sede de la delegación presidencial en Chillán? 

Son solo algunas de las interrogantes que deberán ser develadas durante el plazo fijado por la Ley 21.033 para implementar el Gobierno Regional y todo el organigrama estatal.

Con la publicación de la  mencionada norma legal este martes en el Diario Oficial, comenzó de manera oficial el plazo de un año estipulado en aquella para instalar la Región de Ñuble, las provincias de Diguillín, Itata y Punilla, como asimismo las autoridades que serán las encargadas de sentar las bases del desarrollo de este territorio.

La delegada presidencial, Lorena Vera, informó que una de las interrogantes, como es la referida a las personas que formarán parte de su equipo asesor, será dilucidada en los próximos días, cuando lleguen a la ciudad los profesionales que tendrán la misión de sentar los cimientos administrativos de Ñuble.

Vera planteó a LA DISCUSIÓN que tal como había sido informado, su grupo de trabajo más cerrado y de confianza estará conformado por unas seis personas, como lo mandata la normativa que avala la creación de esta entidad político administrativa.

En la actualidad, agregó, se encuentra definiendo con apoyo de la Subdere y del Gobierno Regional el perfil que deberán satisfacer las personas que trabajarán estrechamente con ella en la organización interna de esta zona, que engloba a 21 comunas.

Reconoce que este tema tiene que ser zanjado en los próximos días, con el fin que los elegidos terminen sus procesos en el Gobierno del Bío Bío y se trasladen a Ñuble, donde se espera que además sean parte de la estructura interna local hacia el futuro. 

Desde el Gobierno, como se ha comentado, la intención es que el proceso recaiga en funcionarios técnicos, de bajo perfil, quienes se abocarán al proceso de instalación mismo; y que Lorena Vera, reconocida por su capacidad de diálogo, se concentre en la parte política, específicamente en las relaciones con las autoridades, partidos políticos y parlamentarios.

Sede
Otro tema que aún no está cerrado es el de la sede que ocupará la delegación presidencial que ella preside. Lo que tiene claro es que desechó la actual Gobernación Provincial como su centro de operaciones y privilegiará el arriendo de oficinas centrales.

En estos momento se encuentra cerrando el contrato para alquilar un inmueble que reúne las condiciones que ella definió para el funcionamiento de la estructura que será la base de la Región de Ñuble.

El lugar, destacó, “debe tener acceso universal, estar ubicado en el centro de la ciudad, con acceso expedito de frente a la calle y visible para las personas”, planteó Lorena Vera, agregando que ya tiene avanzado este tema.

Uno de los factores que llevaron a rehusar el ofrecimiento por la Gobernación es justamente que el edificio  no asegura “acceso universal”,  pues sus escaleras forman una limitante para muchas personas y no hay ascensor.

Otros de los elementos que debe analizar en las primeras semanas de operación es si contará con recursos propios para contratar personal adicional a los que llegarán desde el Gobierno Regional en los próximos días.

Funciones 
De acuerdo a la ley y a la experiencia vivida en 2007 por las regiones de Arica y Parinacota y Los Ríos, la delegada presidencial, Lorena Vera, apoyará la instalación de la nueva Región de Ñuble coordinando la acción de los ministerios y servicios públicos para la localización de las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis), y direcciones regionales y provinciales que sean necesarias.

Deberá también proveer información al Ministerio del Interior, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), sobre el avance del proceso de habilitación de la infraestructura requerida para el funcionamiento de los órganos regionales. Asimismo, coordinará los trabajos de elaboración de instrumentos estratégicos de planificación y apoyará el proceso presupuestario regional que incidirá en la nueva región.

Otra de sus labores será relacionarse con los parlamentarios y alcaldes del nuevo territorio, con las autoridades de la región de origen (Bío Bío), y prever la existencia de conflictos, anticipando soluciones para información y resolución de las autoridades pertinentes.

¿Qué seremis llegan primero?
La instalación de la futuras secretarías regionales ministeriales de Gobierno y las respectivas direcciones regionales y provinciales son igualmente una de las funciones más relevantes de la delegada especial de la presidencia en este año de instalación que comenzó este martes.

Desde esta perspectiva, entiende que existen organismos estatales que para la comunidad son muy sensibles y que por lo tanto tendrían que tener una representación efectiva en el corto plazo.

Lorena Vera comentó que para definir qué entidades estatales tendrán una presencia prioritaria serán consideradas las demandas de la comunidad, las cuales serán sondeadas. Además hay información que fue generada en mesas de trabajo de la Gobernación,  precisamente cuando ella era gobernadora y se perfilaba la Región de Ñuble.

Sobre el particular ya existen señales que permiten dirigir las decisiones de la delegada respecto de qué entidades deberán tener presencia local en el corto plazo.

El presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, recalcó que la Seremi que tiene a su juicio prioridad para ser instalada en la nueva región es la de Economía, dada la relevancia que puede tener esta en el despegue regional, a lo que suma la dirección regional de Impuestos Internos.

El decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, Benito Umaña, comparte el análisis de Lama y refiere que efectivamente una de las seremis que tiene que estar con premura es Economía.

El contador auditor recalca que en todo caso es necesario conocer si es que en el proceso de instalación y en los primeros años se plantea el aterrizaje de todas las instituciones estatales o de lo contrario hay unidades que no tendrán presencia local, como pudiera ser Hacienda, otra que define como necesaria.

El académico reconoce que una región debe partir con una gran autonomía y desde esa perspectiva todas las seremis son relevantes para el desarrollo de la unidad territorial independiente que comienza a ser perfilada.

Por su parte el presidente de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble, Juan Ramírez, declara que “no somos nosotros quien le digamos a la delegada qué instituciones debe instalar, pero estamos dispuestos a trabajar y apoyarla en todo lo que decida con nuestras instituciones asociadas y profesionales”.

Ramírez agrega que en el pasado la CorÑuble formó parte de mesas de trabajo coordinadas por la Gobernación de Ñuble y de ello quedaron registros y documentación que perfectamente pueden servir de base a las decisiones que tome Lorena Vera.

El ex presidente e integrante de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán (CChC) Ariel Larenas, destacó que una de las entidades relevantes para el desarrollo futuro de Ñuble es Obras Públicas y entidades ligadas a ella como la Dirección de Arquitectura.

Según esperan diversos personeros locales, la instalación de la región debiera ser transversal,  de tal manera que las decisiones sean adoptadas con criterios técnicos y no políticos.

Lorena Vera al asumir había planteado su postura en ese sentido: “No sabemos qué ocurrirá en marzo, si cambiara el color político del Gobierno. Sin embargo, la tarea del delegado tiene como misión la transversalidad, el trabajo, la capacidad de diálogo, y creo sentirme plenamente preparada para desarrollar esa misión. No sabemos qué escenario tendremos, pero el compromiso con esta misión lo asumo desde ahora, con transversalidad, con todos y todas, para que quede una tarea bien hecha, independiente del tiempo durante el cual la encabece. Deben destacarse los perfiles técnicos y lo que se desarrolla actualmente en el Gobierno del Bío Bío a la hora de elegir a quienes me acompañen. Me interesa mucho calmar las ansias, porque a veces instalar un región no es algo tan visible, es un proceso más bien administrativo, y lo que espero es poder comunicar permanentemente lo que estamos generando para tener éxito en esta tarea”.

Comentarios