Edificación autorizada en Ñuble anota segunda alza consecutiva

Por: Roberto Fernández Fotografía: archivo 09:30 AM 2017-09-04

Durante julio la superficie autorizada para edificación en Ñuble alcanzó los 31.736 metros cuadrados, lo que representa un aumento de 4,1% respecto a igual mes de 2016, en lo que constituye la segunda alza consecutiva de este indicador en la nueva región.

No obstante lo anterior, si se compara con junio de 2017, mes en que los permisos sumaron 82.505 m2, se observa una caída de 61,5%.
Según informó el INE, las comunas con mayor participación fueron Chillán (23.838 m2) y Coihueco (1.664 m2), que en conjunto representaron el 80,4% del total de Ñuble.

En el caso de Chillán, el alza fue de 145,4% respecto de julio de 2016, donde la mayor incidencia estuvo dada por la edificación no habitacional, que sumó 23.167 metros cuadrados, anotando un alza de 303,5%. En tanto, la edificación habitacional registró una disminución interanual de 83,1% en la comuna.
Edificación no habitacional

El resultado de julio en Ñuble contrasta con la baja de 44,7% observada en la Región del Bío Bío (incluye Ñuble) y la disminución de 49% en la Provincia de Concepción.

Asimismo, llama la atención el incremento de la superficie autorizada para edificación no habitacional (comercio, industria, enseñanza, etc.) en Ñuble, que totalizó 24.735 metros cuadrados, lo que equivale a un alza interanual de 102,9%, y que fue muy superior a la superficie aprobada para proyectos habitacionales, que sumó 7.001 metros cuadrados, lo que representó un retroceso de 61,7% respecto de julio de 2016.

Tendencia 
Y si bien se trata de la segunda alza consecutiva, desde el gremio de la construcción evitan hablar de una tendencia.

“No es posible hablar de una marcada tendencia en los permisos de edificación de este año, pues se observan constantes fluctuaciones en las cifras”, planteó la presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción sede Chill´´an, Claudia Rigall, quien manifestó, además, que “sin duda, el análisis desde ahora asumirá una renovada perspectiva considerando nuestra condición de región, por ello resultará clave observar cómo se comportarán los diferentes tipos de permisos.

Esperamos que las cifras venideras confirmen un ritmo de constante inversión, tomando en cuenta que vivimos la etapa fundamental de instalación, que hace evidente la premura por desarrollar proyectos en las diferentes comunas para consolidar el desafío como la nueva región del país”.

Comentarios