Ñublense quiere estar a la “altura” de su tremenda ilusión

Por: Rodrigo Oses 2017-09-03

“Este partido nos encuentra en una buena posición, así que vamos con la ilusión de dar un golpe en El Salvador”, reflexiona el portero de Ñublense, Sebastián Contreras, en vísperas del difícil duelo que el Rojo sostendrá esta tarde (16 horas) frente a Cobresal en el Estadio El Cobre de El Salvador. En este reducto el conjunto chillanejo no gana desde el 2011, cuando se impuso por 2-1 con anotaciones de los atacantes Lucas Concistre y Reinaldo Navia. El factor de la altura, asumen los diablos rojos, solo puede afectar en los primeros 20 minutos.

“Trabajamos mucho el tema del ahogo de los primeros 20 minutos, para poder encararlos bien y tomar ese segundo aire. Así que creemos que podemos ir a buscar la victoria y si no se puede, el empate”, anticipó el argentino Matías Arrúa. El arquero Sebastián Contreras, nacido en Calama y forjado en Cobreloa, no cree que la altura influya notoriamente en el rendimiento de sus compañeros en El Salvador. “No creo, la altura era tema mucho más antes, ahora con la preparación física de los jugadores y la tecnología, no influye mucho, sí los primeros 20 minutos hay que saber dosificar y tomar el segundo aire para terminar bien todo el encuentro, porque después cuesta tomarlo”, explica el arquero que solo ha recibido un gol en su arco.

El técnico de Cobresal, Rubén “Camión” Vallejos, en diálogo ayer con Dimensión Deportiva aseguró que la altura ya no juega a favor de Cobresal. “No, no ya no es tema, con la tecnología de la medicina y la preparación de los jugadores actuales ya no influye, antes, en los 80, y hasta 90, creo que sí se notaba, queremos hacer un buen partido ante Ñublense que es un gran rival, porque necesitamos ganar para poder salir de la incómoda posición en la que estamos”, asevera Vallejos.
Su colega, el DT de Ñublense, Emiliano Astorga, vivirá un duelo con morbo.

Es que antes de arribar a la banca chillaneja dirigió precisamente al cuadro nortino con el objetivo de salvarlo del descenso. A poco andar, no pudo levantarlo y decidió renunciar. Vallejos tomó la posta y terminó descendiendo a Primera B. “Sabemos que Cobresal es un equipo difícil, que busca intensidad en los primeros minutos en su cancha, y nosotros debemos estar bien parados y saber salir en contrataque”, resume Astorga, quien repetirá la formación titular que superó por 3-0 a Cobreloa en Chillán.

En el duelo de esta tarde, el atacante Sebastián Varas podría batir un récord. La semana pasada alcanzó a Manuel Villalobos como goleador histórico del club con 44 goles, pero ahora, podría quedar como artillero exclusivo en la historia de la institución ñublensina si le marca a Cobresal. “Mi sueño siempre fue ser goleador histórico de este club, ya logré el objetivo, pero ojalá que pueda seguir marcando para beneficio del equipo”, sentenció “Tatán”, soñando con una hazaña que en El Salvador el Rojo no escribe hace seis años.

Comentarios