Cultura local espera instalación definitiva del CNCA en Ñuble

Por: Carla Aliaga Fotografía: Archivo La Discusión 10:25 PM 2017-09-02

Corría el año 2013 y cerca de cuarenta artistas y gestores culturales de Chillán  enviaron una carta al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, CNCA, con el fin de solicitar explicaciones respecto del funcionamiento de la sede regional en la capital de Ñuble. Escritores, actores, suplementeros, músicos, bailarines, estudiantes y representantes de varias instituciones culturales explicaron las razones que derivaron en el envío de la misiva .

“La demanda original, por la cual muchos luchamos y defendimos en su momento, no fue para pelear por la capital regional de la cultura con Concepción y llenarnos de nuevos simbolismos, los cuales poco sirven a la hora de desarrollar y elaborar una estrategia cultural regional, sino más bien fue para poder contar con una instancia pública y descentralizada que sirviera como articuladora de procesos para fortalecer y dinamizar la escena cultural desde Chillán. Al parecer esto nunca se comprendió desde la institucionalidad cultural, ya que a todas luces se notó la falta de una estrategia desde el comienzo del proceso de instalación y posterior puesta en marcha de esta institución”, señalaba el documento.

La carta proseguía: “Hoy, a más de 5 años de su puesta en marcha, con gran sorpresa y decepción nos hemos percatado en las actuales condiciones en que se encuentra la tan anhelada sede regional de la cultura en Chillán. Una oficina sin ninguna influencia programática, y en la cual de los funcionarios originalmente contratados quedan tan solo 5 de manera permanente, quienes ejecutan en su mayoría labores exclusivamente administrativas. A esto debemos sumar que nuestra ciudad ha sido constantemente ignorada para que asuma un rol mayor y relevante, tanto en actividades oficiales como en la ejecución de una serie de programas emblemáticos del CNCA regional”.
Han pasado cinco años desde que aquel documento manifestara el descontento por el funcionamiento de una oficina que llegaría de lleno a la ciudad y que en la práctica quedaría dividida entre Chillán y Concepción.

“Tenemos el equipo dividido en dos ámbitos. Cuando se creó el Consejo de la Cultura, Chillán había postulado para ser sede nacional y finalmente fue Valparaíso, sin embargo, ya existía la oficina regional del Consejo en Concepción, por lo tanto, teníamos trabajadores allá y para que no hubiera menoscabo con ellos, lo que surgió en ese tiempo fue una negociación para que el equipo estuviera en ambas comunas, Concepción y Chillán”, explicó la directora regional del CNCA, Marcia Orellana. 
La funcionaria aseguró también que en la capital de Ñuble actualmente, está el Departamento de Administración, parte de la oficina de Ciudadanía y de Fomento. Ambas reparticiones se replican en la ciudad penquista, solo que allá, hay un poco más de funcionarios.

Seremi en Ñuble

La llegada en pleno del organismo a la nueva Región de Ñuble, debiera, según  Orellana, fortalecer tanto el trabajo de alianza con los municipios de Ñuble, como la infraestructura cultural y  reforzar el patrimonio material e inmaterial. “Es un desafío importante a nivel de país, porque tenemos connotados referentes, pero hay harto trabajo que desarrollar en el ámbito de tradición campesina, de desarrollo de plataformas artísticas, por ejemplo. Respecto de los municipios, se debe poder establecer los planes de trabajo de cultura que no todas las comunas lo tienen y es un avance para generar planificación”, recalcó.

Para la directora de programación del Teatro Municipal, Estrella Monroy, la instalación de la repartición cultural es de gran importancia. “Soy una convencida que más que las reparticiones públicas se instalen, lo que se requiere son políticas descentralizadoras, que las decisiones de fondos y proyectos las tomen los actores regionales y no nacionales que a veces poco conocen la realidad de cada territorio”.

Julio Utreras, connotado pintor de Chillán, argumentó que “indudablemente, al contar con el Consejo instalado en nuestra ciudad, en cierto modo descentralizaremos la cultura siempre enfocada a ciudades como Santiago Valparaíso y Concepción. Nuestra ciudad tiene un suficiente legado, en el área de la plástica, las letras, la música, el teatro, por lo tanto insisto que la instalación del CNCA en Chillán es de primerísima importancia.

“Me gustaría ver más actividades en la calle, integrando más a la comunidad. que se tomen las avenidas, algo parecido a lo que se hace en Santiago”, sostuvo Alexandra Junge, socia propietaria y programadora cultural de Magnolia Bar, uno de los espacios favoritos de músicos y bandas locales y nacionales.

Comentarios