Graciela Suárez: “Yo no soy el arroz graneado de nadie”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 08:00 PM 2017-09-02

Retirada de la primera línea, pero nunca ausente. Luego de más de dos décadas abocada a la labor social en la Villa Jesús Niño; en la Fundación Prodemu y de casi una década como activa concejala de Chillán entre 2000 y 2008; la actual directora de la Asociación Casa del Encuentro del Adulto Mayor, Graciela Suárez Pérez, vuelve a la política activa como candidata a diputada por el distrito 19 con un doble desafío: validar la ley de cuotas e intentar justificar con votos la tesis del camino propio levantada por su partido, que la tiene formando parte de una lista de solo cuatro integrantes, todos falangistas.

Hace un tiempo lideró el movimiento que logró mantener la Casa de Encuentro del Adulto Mayor de calle Constitución, luego que estuviera a punto de ser entregada en comodato al municipio de Chillán.

“Les dije, yo asumo el desafío, pero no quiero aquí a un club de viejos chochos. No se trata de estirar la mano, aquí no se le pide la torta a los políticos, nos auto sustentamos. Mientras el estamento de adultos mayores no se pare digna y empoderádamente, vamos a seguir siendo útiles solo para el voto”, reflexiona.

- ¿Cómo ha sido su relación con la DC durante estos años?

- Siempre he sido, soy y seré democratacristiana. Una cosa es que uno esté adentro, afuera o mirando de lado. Tuve momentos difíciles con la DC, porque sentía que podía ser más aporte desde el punto de vista político, y de alguna manera, le dije a mi partido, “Yo pongo mi nombre, yo quiero ser candidata a alcaldesa”, en la última elección municipal. Y cuando uno se entera después que todo está listo y que va Bernucci, manifesté públicamente mi frustración. Después pedí disculpas públicas a algunos dirigentes que no se merecieron lo que les dije. Pero me pareció en ese momento que estaba frente a las malas prácticas al interior de los partidos políticos. He estado molesta con mi partido, porque me parece que mientras solo hagamos discursos de buenas prácticas y eso no sea verdad, no va a pasar nada.

- ¿Qué le pareció el “camino propio” adoptado por la DC?

- A mí no me gustó. Yo voté primarias. Valoro mucho, a lo mejor porque fui parte, el conglomerado político que trabajamos en los 90. La Concertación fue un buen bloque, hicimos muchas cosas, trabajamos con muchas fuerzas, con mucha mística. Y cuando se llegó a la Junta Nacional y se decidió no hacer primarias, no estuve en esa línea.

- Y a nivel local, ¿Ha perdido posicionamiento la DC?

- El partido nunca se ha caracterizado por tener una vida partidaria con mucha fuerza. Esos fueron los primeros años.

- Pero hasta hace unos años había más presencia DC en cargos de relevancia, en servicios...

- Bueno, es que teníamos un senador como Mariano Ruiz-Esquide. Él fue para Ñuble un tremendo aglutinador de todo un conglomerado político que estaba en el Gobierno y que necesitaba un líder. Nosotros sabíamos para dónde iba todo. Se perdió ese liderazgo, después de él, ha sido difícil.

Candidata con convicción

- ¿Responde su candidatura a diputada a una necesidad del partido de cumplir con la ley de cuotas?

- Me llamaron a última hora, me pusieron hace 20 días. Pero no me lo plantearon así, se habrían equivocado conmigo. Debo reconocer que no conocía mucho a Carolina Goic, pero he estado aprendiendo a conocerla, y he encontrado a una tremenda mujer. Me llamaron porque ella quiso que estuviera, porque quiere que sea verdad esto de la buena política, porque se necesitaba una persona con una imagen transparente. Yo entré para competir y para ganar, no entré a completar el plato, yo no soy el arroz graneado de nadie. Pueden llenar las plantillas de mujeres, pero la diferencia la hace la convicción. Es verdad, soy la última en integrarme, pero sembré durante más de veinte años, trabajando con al menos 19 de las 21 comunas.

- ¿Cómo vivió Ud. como DC la aprobación del proyecto de aborto en tres causales?

- Siempre apoyé la idea. Parto diciendo que soy católica, de la doctrina social. He conocido dramas de mujeres, mujeres jóvenes. Los que estamos por las tres causales estamos por la vida, porque no estamos hablando de aborto. Las tres causales son situaciones tremendas para las mujeres.

En una frase...

AFPs: Un mal necesario... Todavía.

Eduardo Frei Montalva: Nuestro gran líder.

Lorena Vera: Es una mujer con muchas capacidades, transversal, respetuosa e inteligente.

Región de Ñuble: Una tremenda oportunidad

Sebastián Piñera: Un rico empresario.

Ley de inclusión: Necesaria.

Carolina Goic: Una mujer de futuro.

Jorge Sabag: Gran cercanía con el mundo rural.

Gratuidad universal en educación: Fantástica.

Sergio Zarzar: Un buen alcalde.

Democracia Cristiana: Mi gran partido.

Michelle Bachelet: La historia será justa con su Gobierno.

Mariano Ruiz-Esquide: Un gran aglutinador. Nos hace mucha falta.

Ley de Cuotas: Me la jugué desde el comienzo porque resultara.

Concertación: Conglomerado exitoso. Mucha mística.

Comentarios