Caso parricidio: familia de joven no denunció por temor

Por: La Discusión 09:20 AM 2017-09-01

Con la medida cautelar de internación provisoria deberá permanecer el menor E.L.R., de 17 años, imputado por el delito de parricidio, tras dar muerte a su padre de un escopetazo, el lunes pasado en la comuna de San Nicolás.

Pese a que el abogado defensor, Antonio Guerra, expuso ante el juez Luis Aedo, del Tribunal de Garantía, las dramáticas experiencias de amenazas y violencia que eran parte del día a día del menor, y que este habría disparado para defender a la familia, a quien su padre presumiblemente se dirigía a atacarlos con un cuchillo y una pala, el juez advirtió que todos esos relatos “si bien son atendibles, hasta el momento no están acreditados ni por testigos ni por denuncias formales”.

El defensor aclaró en la misma audiencia que “una vez la abuela paterna del menor iba a ir a carabineros a denunciar que lo tenía amenazado de muerte y que lo había golpeado, pero desistieron porque tanto el niño como ellos, como abuelos, le tenía miedo al Sename y temían que lo llevaran a uno de sus centros”.

Consultado al respecto por LA DISCUSIÓN, Guerra dijo “es cosa de escribir Sename en Google y leer lo que aparece para entender el miedo”.

Lo concreto es que hasta el momento solo el testimonio de su abuela materna, quien dijo a la PDI que el niño era a diario maltratado por el progenitor, era lo que el juez tenía como antecedente formal para ponderar la medida cautelar correspondiente. El magistrado determinó  que no era suficiente  para buscar otra cautelar.

El defensor, tras la audiencia, dijo que estudiará o apelar o recurrir a la medida cautelar, para lo que espera llevar como antecedentes a la Corte de Apelaciones las declaraciones de familiares y otros testigos que acrediten que “este menor era prácticamente el esclavo de la víctima y que era constantemente agredido”, para así revocar le medida.

Comentarios