Nueva prórroga de 30 días para el hospital de Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 10:05 PM 2017-09-01

Las obras físicas durarían cuatro años y si empiezan sin contratiempos concluirían en agosto de 2022.

La construcción incrementará a 530 las camas de hospitalización.

Una nueva prórroga, esta vez de 30 días, sufrió el proceso de diseño y construcción del nuevo hospital de Chillán, luego que el Tribunal de Contratación Pública decidiera prolongar el estudio de los antecedentes presentados por una empresa que alegó ilegalidad del proceso, al quedar fuera de la licitación.

La empresa italiana Astaldi ingresó ante el Tribunal de Contratación Pública un reclamo de ilegalidad por la adjudicación de la licitación del Nuevo Hospital de Ñuble a la firma Inso Chile S.A., en segundo llamado.

Tras haber culminado el concurso público de antecedentes, el Servicio de Salud Ñuble procedió a adjudicar la emblemática obra a Inso Chile, para lo cual existió toma de razón favorable por Contraloría, lo que ocurrió el pasado 27 de julio.

El órgano contralor dio entonces curso al acto administrativo de selección de la empresa, una vez que verificó que se encontraba acorde con el ordenamiento jurídico, planteó el director del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ),  Iván Paul Espinoza.

Según los planes originales, tras el visto bueno del órgano contralor, el SSÑ y la adjudicataria ya deberían estar enfocados en  celebrar la firma del contrato definitivo para iniciar el diseño y posterior construcción.

No obstante el cronograma se ve retrasado como consecuencia de la reclamación de Astaldi, empresa que había ganado la fallida licitación anterior, cuya adjudicación no fue confirmada por la Contraloría, obligando a este nuevo proceso que enfrenta ahora otros cuestionamientos.

Paul planteó que lamenta que el referido tribunal haya paralizado el proceso luego de que Contraloría diera visto bueno al decreto emanado desde la entidad que dirige. Inicialmente el Tribunal de Contratación aplazó el proceso por 15 días, pero ahora abre un nuevo período de análisis por 30 más.

En estas condiciones, el Servicio de Salud Ñuble está imposibilitado de firmar contrato con  la empresa Inso Chile S.A. por lo menos hasta el 30 de septiembre, cuando se cumpla el análisis adicional del Tribunal.

Paul recalcó: “entendemos que una impugnación como esta es esperable en licitaciones de esta envergadura y desde luego es parte de un derecho contemplado en la ley, por lo que nos hemos abocado a responder en los plazos indicados”.

Agregó que “lo que reclama la empresa Astaldi, en nuestra opinión, no tiene asidero. Este  proceso fue tomado de razón por el órgano contralor que, por mandato constitucional, es el llamado a revisar la legalidad de los actos de la administración”.

Subrayó que “la empresa tiene todo el derecho e interponer los reclamos que la legislación vigente le permite. A este servicio solo le resta seguir la tramitación de la referida demanda para demostrar que lo actuado ha sido lo correcto”. 

La autoridad local recalcó ayer que la entidad que dirige había desarrollado un proceso que concluyó de manera satisfactoria con la toma de razón por el órgano contralor.

“Lamentamos la decisión del Tribunal de Contratación Pública de prorrogar la suspensión, porque Contraloría General de la República ya tomó razón de este acto administrativo hace más de un mes, lo que significa que la adjudicación se hizo de acuerdo al ordenamiento jurídico”.

Paul planteó: “esperamos que este plazo sea suficiente para que el tribunal pondere los antecedentes de este proceso, el respaldo argumental que entregamos y concuerde finalmente con el dictamen del órgano contralor sobre la legalidad de este acto administrativo. Todo ello sin perjuicio de las nuevas acciones judiciales que este servicio ejercerá con el fin de dejar sin efecto la referida suspensión”. 

El directivo admitió que “este es un proyecto complejo y en el que hay millonarios recursos e intereses involucrados, por lo que era previsible la reclamación de alguna empresa”. 

Comentarios