Nueva red amplía a siete los equipos de medición MP2,5

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 09:05 PM 2017-08-31

La intercomuna se verá fortalecida al pasar de dos a siete monitores ambientales.

En la Región del Bío Bío existirán 35 monitores capaces de registrar particulas .

La intercomuna de Chillán y Chillán Viejo dispone oficialmente desde ayer de una red ampliada de equipos de monitoreo de la calidad del aire, que podrá  ser usada en el futuro para satisfacer las demandas de información, predicción y alertas.

Los nuevos monitores ambientales fueron construidos y emplazados a través de una alianza entre el Comité de Desarrollo Productivo Regional de Corfo y el Centro de Óptica y Fotónica, Cefop, de la Universidad de Concepción, que ayer dieron inicio a los registros en calidad de piloto.

La red universitaria está conformada a nivel de la Región del Bío Bío por 21 dispositivos,  cuyo desarrollo tuvo un costo de $106.720.000, financiado por la entidad estatal.

Los instrumentos se sumarán a los 14 que están en operaciones y que son los únicos que hasta el momento están reconocidos por las autoridades de salud y del medio ambiente para emitir datos que contribuyan a modelar los sistemas predictivos. 

La novedosa red, que por el momento puede ser considerada como alternativa a la espera de su reconocimiento oficial, comenzó a operar en calidad de piloto hasta fines de año, cuando se analicen sus resultados.

En Chillán y Chillán Viejo
En la actualidad Chillán dispone dos equipos de monitoreo de la calidad del aire  que están ubicados en el sector de Purén y en dependencias de INIA Quilamapu. A ellos, que entregan los datos oficiales, se sumaron otros cinco del proyecto UdeC-Corfo, de los cuales tres estarán en INIA, uno en el Cesfam Isabel Riquelme y otro en el Colegio Alemán.

En el caso de Chillán Viejo, donde no existen equipos de medición de calidad atmosférica, se suman dos artefactos que ya fueron emplazados en los Cesfam Michelle Bachelet y Federico Puga.

Los otros artefactos de la red están en Chiguayante (1), Concepción (5), Coronel (2), Hualpén (1), Los Ángeles (3), San Pedro de la Paz (1) y Talcahuano (1).

Los monitores forman parte del programa de Desarrollo de Instrumentación Fotométrica de monitoreo y están facultados para registrar en tiempo real material particulado fino, PM2,5.

María José Gallardo, doctora en Ciencias e investigadora del Cefop, dijo que “el proyecto consistió en diseñar, fabricar e instalar nuevos dispositivos capaces de medir contaminación atmosférica, en especial, de material particulado muy pequeño, que es el que más afecta a la salud (ingresa a pulmones y sangre). Estos equipos, para validar nuestra red y vincularnos con la comunidad, los ubicamos en centros de salud familiar, escuelas y colegios”.

Gallardo agregó que “como estos dispositivos los construimos nosotros, ahora iniciamos una marcha blanca hasta fin de año para validarnos. Por esto, instalamos siete equipos en las estaciones de la red Sinca del ministerio, para tener una idea de cómo están funcionando en comparación con los ya certificados. El propósito es que los ministerios de Salud y Medio Ambiente usen estos datos como herramientas para tomar decisiones”.

Juan Mardones, director ejecutivo del Comité de Desarrollo Productivo Regional, valoró el carácter local de la iniciativa, al plantear que “la propuesta apunta a resolver un problema latente, con varias comunas que están identificadas como Zona Saturada. Por tanto, lo abordamos con este proyecto que convocó a profesionales e instituciones con capacidades técnicas para consolidar una red de mucho menor costo a los utilizados por el ministerio, construir un modelo predictivo y tomar decisiones asociadas a una mejor calidad de vida”, subrayó.

Los 21 equipos de la red de monitoreo fueron instalados en establecimientos municipales de salud y de educación, favoreciendo la participación de las respectivas comunidades. Además de registrar material particulado 2.5, los terminales miden temperatura, humedad relativa del aire, precipitaciones, además de velocidad y dirección del viento.
 

Validación
El seremi del Medio Ambiente, Richard Vargas, observa con cautela el desarrollo de este nueva tecnología considerando que aún debe validar sus resultados para que sean usados como elementos para la toma de decisiones en un tema tan relevante como es la contaminación ambiental.

“Saludo el interés de la Universidad de Concepción de generar ciencia aplicada para un problema que afecta a más de 1,5 millones de personas en la Región del Bío Bío, si tomamos solo a las comunas que cuentan con monitoreo”.

Vargas agregó que si se suman las zonas que no tienen registros en tiempo real, el problema afecta al 90% de las regiones de Bío Bío y Ñuble”.

La autoridad ambiental agregó que los equipos instalados deberán demostrar su valía en sucesivas campañas invernales e incluso en el resto de las estaciones, cuando igualmente existe material particulado registrado por los equipos oficiales.

Precisó que una vez que se verifique la consistencia de los registros, se les podrá entregar la representatividad oficial que permita vincularlos formalmente a los planes de medición en desarrollo.

El seremi planteó que le entregaron respaldo a esta iniciativa, de tal manera que muchos instrumentos fueron instalados en lugares donde existen estaciones acreditadas.

“Conocemos estos equipos y por lo tanto conocemos sus virtudes y alguna de sus opciones diferentes que deben ser corregidas y validadas”, recalcó la autoridad regional del Bío Bío.

Vargas comentó además que la cautela con que reciben estos equipos obedece a que como ministerio administran una red conformada por estaciones de nivel internacional y que responden a criterios técnicos de operación de Estados Unidos. 

En tanto el seremi de Salud,  Mauricio Careaga, valoró el proyecto universitario financiado con recursos regionales por la contribución que es capaz de hacer al manejo de un conflicto grave en la zona. 

“Nos parece relevante que distintos actores puedan contribuir a optimizar las mediciones de la calidad de aire, en particular en zonas como la intercomuna, en la cual hemos desarrollado intensas fiscalizaciones para dar cumplimiento a las disposiciones establecidas en el PDA. Creemos que estas estaciones de monitoreo son un aporte a la generación de datos complementarios que pueden en el mediano plazo contribuir a una mejor toma de decisiones desde el punto de vista de las tareas preventivas-educativas que ya se están desarrollando por parte del Minsal y otros estamentos gubernamentales”, dijo el seremi de Salud.

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, igualmente puso en relieve los esfuerzos que se despliegan a través de esta iniciativa universitaria con el fin de limpiar el aire de la ciudad.

“A nombre de Chillán quiero agradecer este y todos los esfuerzos que realizan diferentes actores y por supuesto nuestros vecinos en el combate que juntos estamos dando a la contaminación ambiental en nuestra ciudad”, precisó.

El edil agregó que con las medidas implementadas “hemos disminuido los guarismos negativos, pero aún nos queda mucho trabajo por delante”.

Comentarios