PDI invertirá $1.814 millones en cuarteles

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mario San Martín 09:55 PM 2017-08-29

Tres cambios estructurales son los que se proyectan para este año en la Policía de Investigaciones de Ñuble, de cara a lo que la nominación de Ñuble como región significará para la policía civil en materia de infraestructura.

El primero será la construcción de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) en la ciudad de San Carlos, en la misma esquina en la que actualmente está el cuartel de la PDI en la capital de Punilla, General Venegas esquina Matta, a tres cuadras de la Plaza Armas y a dos de la Primera Comisaría de Carabineros.

Si bien los funcionarios atienden en una casa arrendada mientras se realizará la demolición de la actual estructura y posterior edificación, hasta solo unos meses la concreción de este proyecto era incierta, considerando que a fines del 2016 se había realizado una fuerte inversión para implementar el cuartel Arauco, en la ciudad de Chillán.

Sin embargo desde la Prefectura Regional de la PDI confirmaron que “la construcción de la Bicrim de San Carlos comienza este otro mes (septiembre) y para eso se cuenta con un presupuesto de $1.500 millones”.

En la Provincia de Diguillín
Aunque menores en relación a lo de San Carlos, en la capital regional los cambios serán dos.

Primero, se trasladará el Departamento de Extranjería y Policía Internacional (Interpol) a las dependencias del edificio de la Gobernación, tal como lo hiciera Carabineros con la Autoridad Fiscalizadora de Armas, con la finalidad de continuar con el proceso de descongestión del cuartel central, que comenzó con la adquisición de la casona ubicada en calle O’Higgins, a la que se trasladó la Brigada Investigadora de Robos y la de Antinarcóticos, y que continuó con la instalación de la Bicrim y la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) al cuartel Arauco.

La llegada de esta unidad facilitará aún más las tramitaciones de los cada vez más extranjeros que a diario realizan sus diligencias en la Gobernación.

De esta manera, en las dependencias de calle Vega de Saldías, en la que está asentada la prefectura, solo permanecerán la Brigada de Homicidio y la Brigada de Delitos Sexuales y Menores, además del equipo de investigaciones especiales.

La segunda novedad apunta particularmente a la Prefectura, ya que se espera que para antes de fin de año comiencen las obras para la conservación del cuartel central.

Fue en el mes de junio que el prefecto Pablo Rojas recibió por parte del Consejo Regional, la certificación que entregaba a la PDI la cantidad de $314 millones para este propósito.

Así, las mejoras apuntarán a la red eléctrica, los sistemas de aislación, revestimientos y canalización de aguas lluvias en la techumbre y fachada.

Sin perjuicio de lo anterior, el senador Felipe Harboe ratificó a LA DISCUSIÓN, que se está buscando la mejor opción entre dos terrenos que ya tienen a la vista para emplazar allí un moderno edificio para la Policía de Investigaciones de la Región de Ñuble.

Bulnes 
Para Bulnes, capital de la Provincia de Diguillín, aún no hay nada definido.

Más allá de la tendencia de contar con una avanzada permanente en los meses de verano en la comuna de Quillón, a causa del explosivo aumento de la población flotante, en la Prefectura explicaron que “lo más lógico sería que se instale  un cuartel fijo en la ciudad de Bulnes. De ser así, esta debería tener al menos una Bicrim y una BIRO y desde allí atender las necesidades de las comunas aledañas, como Quillón”.

Lo anterior deberá decidirse a nivel central, en Santiago.

Comentarios