Prevén mejores retornos para esparragueros locales

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2017-08-29

Entre $800 y $850 por kilo se pagó a productor en 2016.

Retornos más altos para los esparragueros en el corto y mediano plazo anticipó Frutícola Olmué en el almuerzo de camaradería ofrecido a productores de la zona, para dar inicio a la temporada 2017.

En la actividad, el gerente comercial de Frutícola Olmué, José Miguel Cruz, analizó la perspectivas para este cultivo. También hubo exposiciones de Andrés Astorga, sobre variedades; de Claudio González, sobre inocuidad alimentaria y pesticidas; y de Rodrigo Lagos, sobre fertilización.

En Ñuble se concentra el 55% de la superficie de espárragos del país, principalmente en las comunas del valle central y la precordillera, como San Carlos, El Carmen, Chillán, Coihueco y Pinto.

Jaime Roessler, gerente general, destacó que el objetivo del almuerzo era reunirse con gran parte de los cerca de cien productores y comercializadores de espárragos que trabajan con Frutícola Olmué, tanto de Ñuble como del Maule.

Roessler confesó que no hay mucha claridad sobre la fecha de inicio de la cosecha esta temporada, debido a las intensas lluvias, pero estimó que ello ocurrirá cerca de Fiestas Patrias, para concluir en la tercera semana de diciembre.

“El año pasado fue un año extremadamente seco, temporada corta, muy agresiva en cuanto a peak de cosecha, y este año vemos una temporada más normal debido a que las lluvias se han normalizado respecto a un año normal, así es que yo creo que va a ser más positiva, ha habido las horas de frío que se necesitan, hay agua, hay nieve acumulada, así es que esperamos una buena temporada para los productores”, comentó Roessler, quien adelantó que “vemos que los precios van a estar tan buenos como los que partimos la temporada pasada, no vemos un alza en precios a nuestros clientes”.

El ejecutivo destacó, además, que el contexto internacional, con una reducción de la superficie en Perú, que ha disminuido su participación en congelados, representa una oportunidad para que Chile aumente su producción. “Hemos visto que la superficie ha aumentado, a lo mejor no se va a ver reflejado directamente este año, pero sí a partir del próximo. Nosotros hemos conversado con viveristas que tienen cerrados negocios bastante grandes de espárragos para nuevas hectáreas”. 

En 2016, Frutícola Olmué compró cerca de 4 mil toneladas de espárragos (materia prima), y en 2017 esperan aumentar a 5 mil toneladas.

En cuanto al precio pagado a productor, éste osciló entre 800 y 850 pesos por kilogramo.

Perspectivas
Según José Miguel Cruz, el estándar de calidad del espárrago chileno es superior en comparación con su competencia, “lo que valoran los consumidores afuera, que están dispuestos a pagar un poco más; en ese sentido, el producto chileno, en el corto y mediano plazo, debiera tener un retorno mejor que lo que tiene la competencia”.

Consultado por la expectativa que ha generado la disminución de la participación de Perú, Cruz sostuvo que “los peruanos están cambiando de espárragos a cultivos frutales, como paltas, arándanos y uvas, y eso ha desplazado un poco a los espárragos, por un tema de retornos”, lo que es interpretado como una oportunidad para los productores chilenos. “Es una oportunidad, porque el mercado peruano está enfocado en el fresco, entonces, no van a dejar de atender su mercado principal, y todos estos kilos que están saliendo, son los que le van a faltar al congelado, y ahí es donde Chile puede atacar y abastecer esa demanda insatisfecha”.

En consecuencia, de acuerdo al gerente comercial de Frutícola Olmué, el desafío es aumentar la producción. “Los mercados nos están demandando más espárragos (...) Vemos que hay mayor interés de mercados nuevos, en Asia y Estados Unidos, y ahí es donde vemos que necesitamos un mayor aporte de los productores, y pasa por aumentar las producciones, las hectáreas plantadas, y con eso satisfacer la demanda que hay”.

Cruz destacó las ventajas del espárrago como cultivo. “Ha demostrado en el tiempo que es de los más estables, con más bajo riesgo que el arándano o la frambuesa, y da una rentabilidad que es atractiva, con una demanda creciente”.

“En 2016 crecimos alrededor de un 50% el programa de congelados en espárragos (unos 900 mil kilos) porque hay algunas empresas que han salido y nosotros hemos ido tomando esos volúmenes, porque el cliente afuera está buscando empresas más consolidadas, que les den garantías de calidad e inocuidad”, explicó Cruz, quien anticipó que en 2017 la expectativa es aumentar del orden del 40% el volumen de producto terminado.

Productores
Para el productor Álvaro Gatica, quien es presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, la temporada 2017 no sería tan buena como se pronostica, a partir del comportamiento de las lluvias.

“Yo pienso que lo que estamos viendo ahora (las lluvias) no se va a reflejar ahora, sino que en la temporada 2018. Tenemos que preocuparnos por lo que pasó la temporada pasada, de mucha sequía, y eso se va a reflejar un poco este año. Yo opino al revés de lo que se ha señalado. Creo que vamos a tener menos rendimiento que en años anteriores por efecto del año pasado. La agricultura va siempre un año desfasada, así es que no estoy tan optimista respecto de los rendimientos, y no sabemos si eso se va a compensar con mejores precios, porque hasta el momento no tenemos información oficial de la industria, solo rumores”, puntualizó el dirigente gremial.

Comentarios