Unidad y voto voluntario: variables que determinarán las municipales

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia uno 08:35 PM 2016-04-11

Los resultados de una encuesta encargada por la oposición y aplicada en marzo pasado, dieron luces respecto del panorama electoral en Chillán: nada está dicho, y la actual supremacía del alcalde Sergio Zarzar (por menos de cinco puntos), es remontable para la Nueva Mayoría, en la medida que se una tras un candidato único.


Eso lo saben también en Chile Vamos, que pese a estar unidos como bloque en torno al jefe comunal, deberán estudiar un posible escenario con el independiente Jorge Marcenaro como candidato, ya que como el concejal abandonó RN, perfectamente puede estampar su nombre en la papeleta de octubre.


El edil marcó un 4,2% en el sondeo antes mencionado, porcentaje que a la hora de enfrentar una candidatura única de la Nueva Mayoría puede resultar vital a la hora de fortalecer la opción de Zarzar. La gran duda es si esos votos son traspasables o no, y si en caso de bajar Marcenaro su candidatura, irán al caudal electoral del alcalde, o simplemente se quedarán en casa.


proyecto común
Mismo análisis realizan al interior de la Nueva Mayoría, con la salvedad que solo uno de sus candidatos llegará a las elecciones municipales. La gran pregunta es quién; cuál será el mecanismo para elegirlo y la estrategia para “traspasar” lo votos. Lo adelantó el consejero regional del MAS, Cristian Quiroz: “Se debe legitimar al candidato único sobre la base de ideas y propuestas, y no por supuestos derechos adquiridos. Estoy convencido que los votos no son endosables”.


Al respecto, el vicepresidente comunal del PPD, Guillermo Valdés, afirmó que el apoyo al candidato único “tiene que ser expreso, no bastan señales débiles. Como Nueva Mayoría  vamos a exigir que el o los candidatos que resulten perdedores en las primarias, se sumen con fuerza a la campaña del candidato único”. 


Valdés agregó que “el voto voluntario es clave. Es, ha sido y seguirá siendo la prueba de fuego del candidato que pretenda llegar al municipio. Ahora, hay que convencer al elector de ir a votar, y solo un proyecto serio, colectivo hará posible eso, más allá del candidato. El llamado es a ejercer una unidad real, no sólo en el papel, ni entre cuatro paredes. Menos, a elegir los candidatos o al equipo de campaña con el dedo. Aquí tenemos, y tienen que participar todos, y seré el primero en reclamar si eso no ocurre”, manifestó.


Krysler Monroy, vicepresidente regional del PR, sostuvo en tanto que tienen claro que los porcentajes “no se traspasan de un candidato a otro, eso sería una estupidez plantearlo. Creemos que la mejor forma será decidida a nivel nacional, y con la construcción de un programa único que refleje las reales necesidades de Chillán y sus vecinos, con una mirada de centro izquierda”.


El precandidato a alcalde del PS, Claudio Martínez, cree que no todos los votos son traspasables al interior del conglomerado.


“Hay candidatos que generan más consenso que otros de manera transversal, o menos rechazo. Hay más posibilidades de sumar si es a través de un proceso de primarias, de lo contrario, lo dudo. El voto voluntario será también determinante. No es posible hacer proyecciones cerradas con esta variable”, advirtió.


En la DC, su presidente distrital, Carlos Uribe, fue claro: “Solo la unidad nos garantiza recuperar el municipio de Chillán para la Nueva Mayoría. Para ello, tendremos que buscar el mejor mecanismo para resolver el candidato único. Si esto implica primarias, bienvenidas sean. Como DC hemos dicho que es necesario que se realicen encuentros ciudadanos, debates y otras actividades, con el fin que los electores conozcan las propuestas. Así podremos generar un mayor compromiso y una mayor participación de los ciudadanos en la elección de octubre próximo”, aseveró.

Comentarios