Perfeccionarán a profesionales que rescatan el patrimonio

Por: Carla Aliaga Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2017-08-26

“Contribuir al fortalecimiento de la identidad local y regional y al sentimiento de pertenencia a un territorio, a través de la valoración del patrimonio histórico cultural material e inmaterial”, es la finalidad a la que apunta el Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional, que la Universidad del Bío-Bío anunció este viernes en la conferencia inaugural “Paisaje, territorio e identidad: Algunas reflexiones desde Ñuble”, a cargo de la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, Paula Soto.

Para este desafío, el diplomado cuenta con docentes idóneos en la materia, la mayoría de ellos con grado de doctor y una alta productividad, conocedores de la cultura nacional, regional y local. 

“Quienes dictamos las clases, manejamos bastante de la Región de Ñuble, pero también de otras zonas aledañas a esta zona”, explicó el académico Cristián Leal, director del Diplomado.

De igual modo, el equipo docente se nutre con  la experiencia de diversos profesionales, externos a la universidad, con una rica experiencia en materia cultural,  entre ellos: profesores de historia, un cineasta, un experto en guitarra, un sociólogo, un geólogo, un ingeniero comercial y un técnico. 

En palabras del profesor a cargo, “son personas que trabajan en colegios, instituciones culturales de la Región de Ñuble”.

Relevancia en el tiempo
Para los encargados de sacar adelante esta especialización, preservar la memoria es una tarea que no solo compete a la educación formal, también a otros organismos e instituciones, como municipios, unidades de patrimonio, agencias de turismo y organizaciones no gubernamentales.

“Lo que queremos es apuntar a la puesta en valor del patrimonio, porque no es solo encontrarlo y restaurarlo, sino también poder verlo en perspectiva histórica, para ver su relevancia a través del tiempo”, explica el académico de la UBB. 

En ese aspecto, Cristian Leal pone énfasis en casos como, por ejemplo, el de la Hacienda de Cucha-Cucha, cuyo libro lanzado recientemente bajo el nombre “Cucha-Cucha, patrimonio histórico y productivo del Valle del Itata”, relata toda la trayectoria de ese sector. “Hay que verlo en perspectiva y desde ese punto de vista, ponerlo en valor”, sostiene Leal y prosigue: “La idea es poner en valor el patrimonio de la Región de Ñuble, pero también los del país, porque muchos de ellos son transversales, como las trillas, el rescate de las artesanías, de los cultores y muchos otros”. 

Los autores del diplomado, tienen la convicción de la necesidad de formar a un gestor del patrimonio cultural regional, material e inmaterial, que contribuya a la recuperación de la memoria y a fortalecer la identidad local.

Para lograr este objetivo, se cuenta con el apoyo de académicos tanto de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, como también de especialistas externos como el arquitecto de la Unidad de Patrimonio de Chillán, Erwin Brevis y la periodista del mismo organismo, Pamela Conejeros. Además del representante del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Augusto González.

Comentarios