Los heridos que dejó la tensa negociación electoral

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 10:40 PM 2017-08-23

La política es sin llorar, y eso lo saben bien quienes están en ella desde hace años.

Antenoche, en el marco del término del plazo para inscribir las candidaturas a Presidente, parlamentarios y consejeros regionales, varios hasta entonces candidatos no fueron incluidos en las nóminas, o en el mejor de los casos, fueron cambiados de elección.

Ocurrió en el PS, que ya en la previa, y producto de la negociación nacional con los otros partidos del pacto “La Fuerza de la Mayoría” (PPD, PS, PR y PC) había adoptado una decisión que no dejó conformes a todos: cedió uno de sus cupos a diputado por el distrito 19, y para el que mantuvo, subió a Soledad Tohá, quien no había sido ratificada por el consejo regional. Los otros candidatos, Gina Hidalgo y Óscar Crisóstomo, insistieron, y el mismo día de la inscripción, el partido logró recuperar el cupo, entregándoselo a Hidalgo. Óscar Crisóstomo quedaba fuera por secretaría, y a cambio, se le ofrecía un cupo al Consejo Regional, el cual terminó aceptando, no sin antes, pactarse un blindaje: se bajaba a uno de los cores más antiguos en ejercicio, Juan López Ferrada, cercano a Tohá, quien en 2013 obtuvo 9.598 votos. Hasta este martes en la mañana, cercanos a López no tenían información respecto de su bajada, y pese a los insistentes llamados, él no contestó.

Crisóstomo, en tanto, señaló que la mesa del Partido Socialista le informó que  había “ciertas complejidades en cumplir con la cuota de género”, por lo que decidió aceptar la petición de competir por un cupo en el CORE.

“Les he señalado que estoy disponible para asumir ese desafío. Por cuanto el camino que habíamos construido para una diputación, hoy lo vamos a proyectar en un cien por ciento en la nueva Región de Ñuble”, dijo. 

Exclusión
En Chile Vamos también hubo damnificados tras las negociaciones.

Evópoli, el naciente partido de Felipe Kast, esperaba llevar como candidatos a diputado por el distrito 19 a Juan Manuel Santa Cruz y a Rossana Yáñez; sin embargo, ambos quedaron fuera, luego que RN y la UDI se quedaran con tres cupos cada uno.

“Me da mucha pena y frustración que nos hayan sacado por secretaría a Rossana y a mí, habla muy mal de Chile Vamos. Nosotros somos nuevos en esto, estábamos para darle una aire a la política y trabajar por la gente. Pero bueno, lo importante viene hacia adelante, agradecer a quienes nos acogieron y apoyar a nuestros candidatos a cores”, sostuvo Juan Manuel Santa Cruz.

Otro “lesionado” de los tira y afloja entre coaliciones fue el ex concejal por Chillán, Rodrigo Sandoval, quien había sido considerado por RN para un cupo a core. Finalmente no fue inscrito.

“RN, que va con Evópoli, pensaba obtener cuatro cupos y le dieron tres. Supongo que había orden de llegada entre los candidatos, y yo estaba cuarto”, manifestó Sandoval, quien había sido propuesto por Frank Sauerbaum, quien no está en sintonía con la actual mesa distrital del partido.

El enojo DC
Pero no solo hubo damnificados que fueron sacados o cambiados. También los hubo por omisión. Al interior de la DC local existe gran preocupación y malestar por la actitud de sus socios de pacto, el MAS y la IC, quienes no presentaron candidatos a diputado por el distrito 19. Es decir, Jorge Sabag, Graciela Suárez, Patricia Saldías y Marcia Wall competirán en desventaja frente a las demás listas, ya que son cuatro contra seis, que es el máximo número de candidatos que pueden llevar los pactos.

“No es lo mismo una lista de cuatro a una de seis. Encuentro una irresponsabilidad tremenda que el MAS, un partido que pertenece a la Nueva Mayoría, y que más aún, ostenta la Gobernación en Ñuble, no haya sido capaz de poder aportar candidatos. Si ellos no querían estar junto a la DC, podrían haberlo manifestado de forma clara y con anterioridad, y no haber dejado este vacío. Emplazo al gobernador y al presidente regional del MAS a dar una explicación frente a esto”, sostuvo el presidente distrital de la DC, Juan Godoy.

Comentarios