Un Centro de Justicia y una nueva sala para la Corte de Apelaciones

Por: Felipe Ahumada 12:40 AM 2017-08-20

Enigmático. No hay otro concepto. Es lo que ha estado aconteciendo en materia de avances estructurales y de dotación para el Poder Judicial en Ñuble.
Emblema de esto es el proyecto del nuevo Centro de Justicia que se ha presentado tantas veces como se ha caído y hoy se encuentra en un limbo del que se busca incansablemente sacarlo.

De hecho ha habido dos maquetas presentadas en público. Una primera de corte clásico con el estilo romano de pilares y arcos que se desechó por causa del desfinanciamiento que generó el terremoto del año 2010.

Después se llamó a una nueva licitación y se entregó un modelo de edificio verde, de alta tecnología, autosustentable y con funcionamientos de energía solar. Pero no hay financiamiento.

El edificio hoy es tema de conversación para los ministros de la Corte Suprema y los parlamentarios de la zona.

El senador Harboe dijo al respecto que “hubo una prohibición de asignar recursos, pero la semana pasada tuvimos una reunión para retomar el estudio y las conversaciones fueron positivas”.

En el edificio, que quedará en calle Yerbas Buenas con Vega de Saldías, funcionaría el Juzgado Civil, el Tribunal de Familia y la Corte de Apelaciones.

Respecto a esta última, se espera también que se cree una nueva sala, lo que significa sumar tres nuevos ministros y un relator, considerando que actualmente funcionan con cuatro magistrados, misma dotación desde su creación a principios del siglo XX.

Sí es claro que llegarán un nuevo juez para el Tribunal Oral en lo Penal y uno para el Juzgado de Garantía de San Carlos (cuyo titular se acogió a retiro) y para el Juzgado de Letras de Yungay.

Comentarios