10 ventajas que trae la creación de la Región XVI

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 PM 2017-08-20

Según los resultados de la encuesta “Pulso de la economía desde Ñuble”, elaborada en noviembre de 2016 por la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío sede Chillán (Face-UBB), en alianza con la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble (Corñuble), existe una mirada poco optimista de la economía local.

Solo un 19% de los participantes del sondeo afirmaron que la situación económica ñublensina es buena, mientras que el 57% opinó que es regular. Por su parte, los que derechamente la tildaron de mala suman el 16%.

No obstante, cuando se les pregunta a los encuestados sobre las expectativas que tienen con la instalación de la Región de Ñuble, el panorama se muestra prometedor.

A la pregunta: ¿Cómo cree usted que será la situación económica general de Ñuble cuando se convierta en región?,  el 53% opinó que será mejor que la actual y un 29% que se mantendrá igual.

Si bien el trabajo se realizó cuando el proyecto de creación de la Región XVI aún se encontraba analizándose en la Cámara Alta, los pasos determinantes desde enero pasado  en el proceso independentista determinaron un aumento en las perspectivas locales.

En mayo último, de acuerdo a la reciente encuesta UBB-Corñuble, los que avizoraron que la situación económica en la nueva administración territorial mejoraría a la situación actual sumaron un 63% de la muestra, 10 puntos más de lo que se obtuvo seis meses antes.

Tanto el decano de la Face-UBB, Benito Umaña, como el presidente de Corñuble, Juan Ramírez, precisaron que la cifra representa una oportunidad y un instrumento para acceder a mejores niveles de desarrollo económico y social; sin embargo, recalcaron que está claro que los cambios serán de manera gradual.

A juicio de Benito Umaña, la poca diversificación ha influido en la gran volatilidad de nuestra economía, pues dependemos en un 77% de la actividad forestal; por lo tanto, el momento histórico por el que está pasando Ñuble es una oportunidad para invertir en la matriz agroalimentaria, lo que no solo terminará beneficiando a la nueva división geográfica, sino a la región madre, Bío Bío.

“Con la creación de una nueva dinámica territorial, se pueden lograr cambios significativos”, afirma el académico, quien defendió el proyecto independentista en su fase de discusión en el Parlamento.

Hoy la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, promulgó en Chillán la ley con la que oficialmente se creó la Región de Ñuble, en un acto masivo realizado en la Casa del Deporte.

La actividad significó concretar un anhelo de 20 años,  y los actores sociales y ciudadanos del naciente territorio confían en que se materializará el esperado desarrollo de las 21 comunas que forman parte de las provincias del Diguillín, Punilla e Itata.

Impulso al turismo

Para el vicepresidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Coelemu, Walter Hernández, con la promulgación oficial se abren una gama de oportunidades para su comuna.

Las inversiones públicas y privadas, añade el empresario, apuntarán a mejorar las actuales condiciones en las que se desenvuelven las actividades productivas y económicas de la zona.

“Para nosotros, sobre todo en el área turística, significará un gran desarrollo desde el punto de vista de la infraestructura, que deberá potenciarse con el objetivo de mejorar la oferta con espacios adecuados para los visitantes gracias a la inyección de recursos que se prevé deberán ingresar”, recalca el representante gremial coelemano. 

A entender de Walter Hernández, al momento de  hablar del desarrollo del rubro no solo debe pensarse en superar las limitaciones físicas de los espacios para el visitante, sino que en todo lo que implica el tema. 

La intervención y modernización de rutas y la ampliación de los servicios básicos a toda la comuna, como el agua y la luz, son los puntos claves para el microempresario.

“Esto será un círculo virtuoso; todo va de la mano. Las mejoras en el turismo llama a que se deberán hacer esfuerzos en otros sectores (...) Lo más importante de esto es que los recursos estarán orientados solo para las 21 comunas, por lo que estamos optimistas de contar con ese impulso”, detalló.

Repunte en la producción

El sector silvoagropecuario es el que mayor número de ocupados concentra en Ñuble, con un promedio del 19% del total; vale decir, cerca de 38 mil personas, aunque debido a su marcado carácter estacional, esa cifra puede oscilar entre los 33 mil y los 43 mil.

Lo relevante de la actividad en cuanto a la generación de puestos de trabajo, demuestra claramente la vocación de la Región XVI, según el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Álvaro Gatica.

El líder gremial opina que cumplir con una buena administración de los bienes que se asignen al territorio ayudará a alcanzar el repunte que desde hace años necesita el rubro.

“Estamos muy optimistas, porque creemos que será algo muy positivo para todo Ñuble, considerando que existen comunas en el territorio con índices de pobreza más grandes del país y espero que con esto mejoremos. Se sabe que van a llegar mayores recursos y en la medida de que estos se aprovechen correctamente, podremos transformarnos en una región exportadora muy importante en esta parte del país”, precisa.

De acuerdo a Gatica, será fundamental que se ejecuten obras claves como caminos, infraestructura, puentes, etc. y añade que solo garantizando estas obras se podrá proyectar el esperado desarrollo agrícola.

Asimismo, enfatiza que el territorio ñublensino es particularmente rico en cuanto a condiciones naturales que acojan un notable crecimiento de la producción de remolachas, achicorias, trigo, avena, maíz, cerezas, avellano europeo, arándano, frutilla, frambuesa y otros berries.

“Si se revisan las cifras históricas, se puede apreciar que en los últimos años Ñuble, como provincia, ha sido la que más ha crecido en su agricultura a lo largo del país, porque tiene las condiciones para hacerlo; por eso nuestra vocación es agropecuaria y esto va a ir de la mano con la creación de más industrias, packing y empleo. Ñuble será una gran región, tiene muchas potencialidades que iremos explotando en la medida de que las cosas se hagan bien y los recursos se ocupen correctamente”, sostiene.

Apoyo ciudadano

La conformación de la Región de Ñuble supone a la ciudadanía organizada una amplia gama de postulaciones a diversos proyectos sociales que deberán destinarse solo para las  21 comunas que conforman las tres provincias: Diguillín, Itata y Punilla.

En concreto, se entiende que este nuevo escenario permitirá mayores oportunidades para la obtención de recursos a quienes postulan.

Así lo entiende la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Ñiquén, María Sanzana, quien valora las oportunidades que se anuncian.

“Es algo muy bueno lo que está pasando en Ñuble, porque va a llegar más recursos y tendremos acceso a una mayor cantidad de proyectos que resuelvan las necesidades que tenemos y que por muchos años no hemos conseguido que sean financiadas. Son muchas cosas que queremos hacer, por ejemplo los caminos que están en mal estado, sedes sociales, multicanchas para que la juventud haga deporte. Confiamos en que todo salga bien y que pronto se empiece a trabajar en la comuna y en todas las que, al igual que la nuestra, requieren apoyo”, sentencia.

María Sanzana, quien representa a 54 juntas de vecinos de su ciudad, sostiene que toda la comunidad ñiquenina está al tanto de la nueva división administrativa, por lo que, confiesa, todos mantienen una alta expectativa.

Para la presidenta de la Federación de Juntas de Vecinos de Ñuble, Cecilia Henríquez, la instalación de la Región XVI apunta a ser un verdadero instrumento de mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.

La representante social advierte que, resolviendo las necesidades primarias que aún persisten en el territorio ñublensino, se estará saldando la eterna deuda que se tiene con una gran parte de la población local.

“Creemos que con los recursos que se manejarán desde Ñuble mismo, por fin podremos ofrecer a todos nuestros vecinos el acceso total a bienes tan preciados como el agua y la electricidad que tanta falta les hacen. Igualmente, sabemos que será posible luchar de manera directa con el flagelo de la delincuencia, mejorando la sensación de seguridad”, enfatiza Cecilia Henríquez, quien también es presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán.

1-Generación de empleos públicos

Solo el aparato público que se creará con la instalación de la Región XVI contemplará a más de 500 nuevos funcionarios, 75 de ellos de planta, en el Servicio de Gobierno Interior y el Gobierno Regional. A ellos se sumarán directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares en al menos 14 seremías y cerca de 30 servicios públicos (direcciones regionales). También se habilitará una Oficina Regional de la Contraloría General de la República, Servicio Electoral Regional, Fiscalía Regional del Ministerio Público, y Defensoría Regional.

2-Mejoramiento de la economía local

La mayor burocracia pública que se empezará a instalar en la Región de Ñuble implicará un mayor gasto fiscal a nivel local de las distintas reparticiones, en conceptos como insumos de oficina, alimentación, limpieza, proveedores varios, mayores compras públicas a través de Chilecompra y más licitaciones vía Mercado Público.

Se prevé que esta dinámica abra un espacio para el emprendimiento local, lo que podrá verse reflejado en un mayor movimiento del comercio, restaurantes, lugares de entretención, prestación de servicios, etc.

3-Descentralización

La generación de empleos públicos y el mejoramiento de la economía local se verán replicados en las tres capitales provinciales: San Carlos (Punilla), Quirihue (Itata) y Bulnes (Diguillín).

Las nuevas reparticiones públicas en dichas ciudades comprometerá necesariamente que profesionales se radiquen allí, descentralizando de esta manera el capital humano regional y promoviendo, a la vez, que la oferta educativa también se desconcentre, instalando institutos profesionales y centros de formación técnica en dichas comunas.

4-Mayor servicio

Ser una región supone que múltiples reparticiones que hoy tienen asiento en Concepción, se instalen en Chillán por ser la capital regional ñublensina. 

A modo de ejemplo, el gremio del transporte debe realizar constantemente trámites como cambios de recorridos o inscripciones; al crearse la Seremi del ramo en Chillán, todas estas gestiones no implicará que dueños de colectivos, microbuses, furgones escolares y otros, viajen a Concepción. Lo mismo se replica en otros casos como Educación, Obras Públicas, Medio Ambiente, etc.

5-Estadísticas

Hasta antes de la creación de la Región de Ñuble, cualquier política pública, plan de inversiones público o privado o estrategia que se deseaba aplicar a la entonces provincia, se basaba en estadísticas que instituciones como el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) solo manejaban a nivel regional.

Es decir, la realidad local no se veía reflejada, lo que cambiará radicalmente al promulgarse el territorio ñublensino como la Región XVI, ya que contaremos con datos propios, que darán cuenta de las necesidades y atributos locales.

6-Aumento del FNDR

Representantes de Los Ríos y Arica han confirmado que desde que ambos territorios se transformaron en regiones aumentaron considerablemente el monto de inversión de decisión local, o FNDR.

Los Ríos, por ejemplo, pasó de contar con $5 mil millones como provincia en 2005, a casi $40 mil millones como región el año 2014.

Además, con los recursos del FNDR y con la inversión sectorial de los diferentes ministerios, la distribución se puede llevar a cabo de manera mucho más equitativa con las demás comunas que componen la región.

7-Focalización de recursos

Junto con aumentar los recursos regionales, también se producirá una focalización de los mismos. De hecho, planes como el de Transportes y el de Medio Ambiente, que actualmente supervisan las seremis con asiento en Concepción, podrán ejecutarse de manera mucho más rápida al contar con las autoridades en Chillán y en terreno mucho más cerca, además, del resto de comunas de las provincias ñublensinas y sin tener que competir la asignación de recursos económicos con otras ciudades como, por ejemplo, Concepción o Los Ángeles.

8-Fondos locales

La amplia gama de postulaciones a diversos proyectos de organizaciones sociales (juntas de vecinos, adultos mayores, fondos de deportes, Fondart, fondos de medios, Innova, etc.), deberán asignarse ahora en la Región de Ñuble, sin que se generen competencias por ellos más que de los interesados que vivan en las 21 comunas que conforman las tres provincias: Diguillín, Itata y Punilla.

Se entiende que, en concreto, este escenario permitirá mayores oportunidades para la obtención de recursos a quienes postulan en la nueva región.

9-Vocación productiva

Ñuble claramente es una zona agropecuaria y forestal, vocación muy distinta a la Región del Bío Bío y su Provincia Concepción.

Ser región y contar con los representantes directos de los ministerios en diversas áreas, como las carteras de Agricultura, Economía y Medio Ambiente, posibilitará centrar las estrategias futuras de crecimiento económico en estos ámbitos, sin tener que depender de la vieja práctica de priorización de recursos que se hacía en la Octava Región, muchas veces a expensas del territorio ñublensino.

10-Turismo-identidad

Personajes históricos, héroes, artistas y un sinfín de representantes provenientes de Ñuble pasaron a formar parte del acervo identitario propio y que desde el punto de vista turístico, puede representar un foco de desarrollo importante.

Paralelamente, lugares y marcas reconocidas a nivel mundial como Termas de Chillán, la Lobería de Cobquecura o San Fabián de Alico, serán asociadas directamente con la Región de Ñuble, lo que producirá una retroalimentación interesante a la hora de potenciar a la zona como destino turístico.

Comentarios