Preocupa aumento de robo en lugar habitado y robo con violencia

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 08:40 PM 2017-08-19

Por primera vez en dos años volvió a aumentar el robo en lugar no habitado en Chillán.

“En Ñuble los delitos bajaron, pero en Chillán subieron por eso hay que repensar los procedimientos”
Felipe 
Harboe

Como una “noticia no muy positiva” calificó el senador Felipe Harboe el que algunos índices de delincuencia hayan presentado aumentos durante este 2017 en Chillán, respecto al mismo periodo anterior, en especial por tratarse de dos de los delitos más agresivos que persigue la ley, como el robo con violencia y el robo en lugar habitado.

De cara a la promulgación de la Región de Ñuble, el parlamentario comentó que “conversé con el subsecretario de Prevención del Delito, (Óscar Carrasco) para trabajar en un proyecto que aumente la dotación de Carabineros en la provincia (nueva región). La idea es que de esta promoción que egresa en noviembre se puedan enviar un contingente para potenciar lo que será la nueva zona”, comentó Harboe.

Por otro lado, el proyecto añade la posibilidad de aumentar de grado las unidades ya existentes, por ejemplo, “que los retenes sean tenencias, las tenencias sean subcomisarías, y que estas pasen a comisarías”, agregó.

El foco de lo anterior no es solo el paso que se da al ser región, “sino que mientras los delitos a nivel provincial bajaron, en la capital de Ñuble crecieron. Por ejemplo hay un 17% más de robo con violencia, un 16% más de robo en lugar habitado, un 18% más de violencia intrafamiliar y los robos en lugar no habitado aumentaron de nuevo, esta vez, un 37,8%, respecto al 2016”, detalló Harboe, quien apunta que “se requiere más carabineros en Chillán y replantear los servicios policiales”.

En tanto, el subsecretario Carrasco dijo estar llano a estudiar la propuesta y “a conversar con el subsecretario del Interior y con Carabineros para analizar su factibilidad”.

Trabajo georreferenciado
En términos generales, los delitos contra las personas bajaron un 6% respecto al mismo periodo del 2016, conforme a las cifras entregadas por carabineros de la Prefectura Ñuble al subsecretario Carrasco.

Pero entre los que subieron destacan el robo con violencia y el robo en lugar habitado. Actualmente en la capital de Ñuble se han hecho 191 denuncias por robo con violencia, 422 por robo en lugar habitado, 332 por robo en lugar no habitado y 20 violaciones (una más que en 2016).

Según el coronel Erick Flores, prefecto de Ñuble, “en el caso del robo con violencia, como fenómeno obedece a una multicausalidad, por lo que se debe atacar con una persecución inteligente, como fiscalizar y detener a todos quienes tengan órdenes de detención pendiente, porque muchos de ellos son reincidentes en este tipo de delitos”.

Otros métodos apuntan a trabajar en conjunto con los tribunales de familia “porque muchas veces los autores de estos robos violentos son menores que son inimputables, es necesario sumar a esto al Consejo de Seguridad Comunal para reforzar la prevención situacional, es decir, mejorar las luminarias, persistir en la poda de árboles y todas aquellas incivilidades que favorecen estos asaltos”.

Respecto al robo en lugar habitado, “el llamado acá es al autocuidado, es decir hay casos en que las personas, estando en sus casas, dejan los portones o las ventanas abiertas y con objetos de valor a la vista. Sabemos que hay otros hechos en que los delincuentes actúan de forma temeraria, pero estamos trabajando con la georreferenciación y con planificación inteligente para abordar esta temática”.

La violencia intrafamiliar, que mostraba un descenso de más de tres años, subió un 7% (de 1.957 a 2.092 denuncias)

Los que bajaron
Dentro de los delitos que más bajaron, destaca el abigeato, con un retroceso del 40% (130 casos en 2017, 180 el año pasado) y el de robo de vehículos y de accesorios u objetos dejados dentro de un vehículo (un 17%).

También se observa una disminución en robos por sorpresa, hurtos y el de lesiones y se registra un homicidio.

Comentarios