‘Riders’ locales y el duro momento que vive referente del downhill

Por: Camilo Díaz Fotografía: Jonatha Jünge 08:35 PM 2017-08-18

Ortiz era llamado a encabezar el recambio de la disciplina en Chile, y referente a nivel sudamericano.

Exponente había competido en reiteradas ocasiones en los cerros de Ninhue.

El mundo del downhill y enduro nacional de ciclismo vive dolorosos momentos a raíz del accidente de quien era llamado a ser el líder del recambio del descenso en Chile, el sanpedrino de 21 años Gustavo “Guga” Ortiz, quien se quebrara la columna entrenando en Vancouver, Canadá.

El mountainbike local no ha estado ajeno a la lamentable situación del deportista nacional, y cuya disciplina es practicada cada vez más en Nevados Chillán, Las Trancas, el Cerro Cayumanque en Quillón, y en Ninhue.

Precisamente en la “cuna de Prat”, el pasado fin de semana realizaron una actividad deportiva abierta entre los corredores locales, reuniendo 100 mil pesos en ayuda al corredor, que requiere reunir cerca de 200 millones de pesos entre atención y operación en el país del norte, además del traslado a Chile, el cual necesariamente debe ser a través de un avión ambulancia.

“Nosotros conocemos bien a ‘Guga’, ha venido varias veces a Ninhue, incluso teníamos proyectadas clínicas deportivas dirigidas por él acá. Nos organizamos el reciente martes entre los ‘bikers’ locales y el fin de semana haremos un bingo para seguir ayudando, pues solo el avión les cuesta cerca de 90 millones de pesos”, comenta Carlos Huerta, exponente de downhill, perteneciente al equipo de Las 2 Antonias y Ninhue Pueblo Parque, y quien precisamente 9 años atrás se fracturó la columna, practicando dicho deporte extremo.

Precisamente respecto a la camaradería en torno a la disciplina, también la pone en valor, y las cruzadas para reunir fondos vía redes sociales y actividades deportivas se refiere el experimentado corredor chillanejo, Eugenio Silvestre.

“Somos todos muy aclanados, muy tribu. Yo personalmente llevo más de 20 años corriendo en descenso, también he sufrido lesiones importantes, fracturas, me rompí el riñón, hemorragia interna, desprendimiento de retina, porque es un deporte extremo”, contextualiza Silvestre.

Implementos a considerar
Tanto Huerta como Silvestre invitan a todos quienes practican y se suman a la disciplina deportiva, tomen los debidos resguardos tanto en su implementación como protección, las características  de la bicicleta a utilizar, y los conocimientos técnicos tanto de maniobras como de los lugares a practicar el descenso.

“Lo ideal es partir con una bicicleta gama media alta, porque los frenos son hidráulicos, de mayor diámetro, mayor potencia de frenado. Las bicicletas tienen suspensiones adelante y atrás, recorriendo cerca de 20 centímetros en ambas partes”, apunta Silvestre, junto con precisar que las protecciones mínimas exigidas son un casco integral (con protector bucal), rodilleras y guantes. Adicionalmente se utiliza un protector de pecho y espalda, además de un protector cuello cervical.

“Las pistas se estudian previamente, a pie, cada roca, cada raíz. No es llegar y lanzarse”, acota.

Comentarios