Ñublense busca el equilibrio entre la faceta defensiva y ofensiva

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Fernando Villa 2017-08-17

Los ingresos de Camilo Ponce y Améstica serán las principales novedades del Rojo este sábado en Coquimbo.

Según Bugueño, si Arrúa anda encendido puede ser la manija de Ñublense.

Disputadas tres fechas del Torneo de Transición de la Primera B, Ñublense es el equipo de mejor rendimiento defensivo  del torneo y uno los cuatro de peor producción ofensiva. El elenco de Emiliano Astorga suma 270 minutos sin recibir un gol, pero apenas ha marcado uno.

Para el adiestrador el equilibrio entre ambas facetas es tema. De hecho, hoy ensayó en Paso Alejo dos formaciones que buscaban ese objetivo.

“Ahí estoy tratando de ver la mejor forma, que el equipo se vea uniforme, para que podamos hacerle daño a Coquimbo Unido, desesperarlo y que no nos entre en defensa. Voy a buscar el mejor equipo y que resulte, para seguir sumando”, reflexiona el estratega.

Todo indica que jugará con un 4-4-2, aunque también probó el 4-4-3.

En el primero, utilizó a Paulo Olivares como lateral derecho, y a René Bugueño en la zona de volantes, pero lo que está claro es que Camilo Ponce suplirá al lesionado Sebastián Varas en ataque.

La novedad pasa por el retorno a la titularidad como lateral izquierdo de Matías Améstica y el adelantamiento a la zona de volantes de Diego Sepúlveda.
Así, la oncena sería con Contreras; Olivares, (Bugueño), Pedreira, Rojas y Améstica; Bugueño, Gaete, Sepúlveda y Arrúa; Ponce y Páez.

Las ausencias por lesiones y expulsiones (Eduardo Vilches), le han dificultado la consolidación de una oncena y su idea futbolística.

“Estamos en un proceso, falta todavía, lo que pasa es que empecé con un equipo y luego tuve que trabajar de nuevo cuando comenzaron las lesiones, aunque todos los jugadores saben los movimientos que aplicamos, eso ha costado un poco, no ha sido fácil. Hemos sumado, hemos sido sólidos, pero yo espero que seamos más equilibrados. La idea es que se recuperen todos para tener un equipo fuerte”, analiza el entrenador, quien no se inquieta por la ausencia de Varas.

“Para eso traemos jugadores de reemplazo, para que no se resienta el equipo. Hay que tener confianza en lo que hay,  lo mismo que ha pasado con Sebastián Páez, que tuvo que entrar Vilches y Loncón que lo hizo bien. Más allá de quien marque, me interesa sumar los tres puntos, así que ya comenzaran a anotar los delanteros. Coquimbo Unido es un rival fuerte de local, intenso, de mucha presión. Hay que contrarrestar sus sectores fuertes y poder hacer daño en la parte ofensiva. Esperamos que el equipo se vea sólido”, agrega.

El análisis de Bugueño
El lateral derecho, René Bugueño, confía en que la solidez defensiva dará paso al destape ofensivo.

“Si bien en estos partidos hemos estado bien porque nos sentimos sólidos, sí nos está faltando un poco la ofensiva. Pero prolongando los primeros 30 minutos ante Rangers y llegando por las bandas y con Arrúa en buenas condiciones o Loncón, el equipo tendrá equilibrio en las dos facetas, así que no me desespero”, analiza.

Sobre Coquimbo Unido, anticipa que “tiene dos jugadores veloces, pero si nos cerramos bien, se les complicará”.
Reconoce que está haciendo una potente sociedad con Gaspar Páez “porque además me da la tranquilidad que él me puede cubrir o también Gaete”. 

Ante la ausencia de Varas, es categórico: “Sebastián si bien no ha marcado, es un jugador importante por todo lo que lo aguanta, pero Camilo (Ponce) tiene una envergadura parecida a la de Sebastián y confiamos en que hará un buen papel, así que no nos preocupa eso”.

Comentarios