Presión obliga a Trump a condenar violencia racial

Por: Agence France-Presse 09:20 PM 2017-08-15

El Presidente estadounidense, Donald Trump, condenó enfáticamente ayer lunes el racismo, tildando a supremacistas blancos, neonazis y al grupo de extrema derecha Ku Klux Klan (KKK) de “repugnantes” y acusándolos de la violencia “racista” del sábado en Charlottesville, que dejó una mujer muerta y 19 heridos.

“El racismo es el mal”, dijo el Mandatario desde la Casa Blanca. 

“Y los que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes a todo lo que queremos como estadounidenses”, añadió.

El Mandatario, en el centro de la polémica por no pronunciarse antes de manera explícita sobre el ataque de simpatizantes neonazis en el estado de Virginia, condenó “en los términos más enérgicos” lo que consideró una “flagrante manifestación de odio, fanatismo y violencia”.

Trump no había condenado directamente hasta el momento a los militantes de extrema derecha involucrados en los hechos de violencia, algunos de los cuales llevaban gorros o camisetas con la imagen del magnate.

Heather Heyer, de 32 años, murió cuando un simpatizante neonazi, James Field, de 20 años, intencionalmente embistió con su vehículo a una multitud que se oponía a una marcha de supremacistas blancos, entre los que había miembros del KKK, convocada para protestar contra la remoción de una estatua confederada.

Comentarios