Cristiano Ronaldo fue sancionado con cinco partidos

Por: Agencia Uno Fotografía: Agencia Uno 11:25 AM 2017-08-14

El delantero portugués Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, fue sancionado este lunes con cinco partidos de suspensión tras empujar al árbitro durante la ida de la final de la Supercopa de España ante el FC Barcelona. 

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sancionó al goleador luso con un partido por la doble amonestación y con cuatro por el "leve empujón" que el jugador portugués propinó al juez De Burgos Bengoechea cuando fue expulsado, según reflejó en el acta arbitral. 

A la espera del recurso de su equipo, el ariete blanco cumpliría un primer partido de sanción el miércoles en la vuelta de la Supercopa y los otros cuatro en la Liga española 2017-2018, que comienza este fin de semana. 

El Real Madrid presentó una alegación, con imágenes del partido, para tratar de que quitaran la segunda tarjeta a Ronaldo porque entendía que existía penal sobre el luso, pero "dicha antirreglamentaridad y punibilidad no san evidentes e irrefutables" como manifiesta el club blanco en el escrito. 

Por otro lado, impone cuatro partidos de sanción porque la acción de empujar al árbitro de manera "levemente violenta" resulta merecedora de la sanción mínima, que va de 4 a 12 partidos, según se recoge en el artículo 96 del Código Disciplinario. 

Dicho artículo recoge la acción de "agarrar, empujar o zarandear, o producirse, en general, mediante otras actitudes hacia los árbitros que, por ser sólo levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente". 

"Tal y como precisa el colegiado del encuentro, la acción tiene lugar 'en señal de disconformidad', no pudiendo considerarse a los pretendidos efectos exculpatorios como un "acto puramente instintivo" -sic-, sino como una injustificada y desproporcionada reacción meridianamente tipificada en el referido precepto", indica el fallo de Competición. 

Añade el Juez de Competición que la autoridad e integridad del colegiado merecen "el más absoluto respeto, que no puede verse alterada, a efectos meramente dialécticos, ni tan siquiera en el hipotético supuesto de haber adoptado una decisión equivocada, como la que pueden cometer cualquiera de los intervinientes (jugadores o técnicos) en un partido de fútbol". 

Por todo ello, Competición impone una sanción de un partido por la doble amonestación y consiguiente expulsión, la primera por quitarse la camiseta al celebrar el 1-2 y la segunda por simular haber sido objeto de falta, con una multa accesoria de 350 euros al club y de 800 euros al futbolista. 

Además, suma otra sanción de cuatro partidos por infracción del artículo 96 del Código Disciplinario, con multa de 1.400 euros al club y de 3.005 al jugador portugués. 

Comentarios