Defender a muerte

Por: Rodrigo Oses 2017-08-14
Rodrigo Oses

Defendiendo a muerte el resultado y renunciando prácticamente al ataque. 

Así consiguió Ñublense su primera victoria en el Torneo de Transición 2017 de la Primera B. El equipo de Emiliano Astorga, que jugó con diez hombres desde el minuto 35 del primer tiempo por expulsión de Eduardo Vilches, mostró una sólida organización defensiva para soslayar su pobreza creativa y ofensiva frente a Rangers que pudo aguarle la fiesta sobre el final del encuentro.

Ahí radica la fortaleza del cuadro chillanejo, pero a su vez, esconde su mayor pecado. El Rojo supo reestructurarse a nivel defensivo con una aplicación encomiable y colaborativa permanente, pero sufrió lo indecible para producir llegadas. Y ojo, que el drama no solo se acentuó en inferioridad numérica, porque incluso antes de sufrir la expulsión, con once jugadores solo se generó una ocasión que elevó Sebastián Varas tras centro de Gaspar Páez.

Está claro que con lo que ofrece a nivel individual hasta ahora, Ñublense le saca más lustre al arte de defender que a la gran virtud de crear y convertir.

Se confirma que los equipos de Emiliano Astorga brillan por su organización defensiva, pero no son amantes del alto volumen ofensivo.

Una discusión eterna en el caso del paladar del exigente chillanejo que exige que Ñublense gane mostrando mejor fútbol.

Ayer no fue el caso y la tarea sigue pendiente. La producción creativa y ofensiva, con mayor intensidad, sorpresa y velocidad, deberá trabajarse con el pasar de los partidos, pero al menos Ñublense asoma como un equipo duro al que costará vencer. Pero, ¿basta con esto para un equipo que se supone quiere ser animador del campeonato?

Comentarios