Delegado: en recta final su designación

Por: La Discusión 2017-08-13

El próximo fin de semana la Presidenta Michelle Bachelet promulgará la ley que crea la Región de Ñuble y las provincias de Itata, Diguillín y Punilla. Tal como ocurrió cuando en 2007 se crearon las regiones de Los Ríos, y Arica y Parinacota, la Mandataria tendrá que designar al delegado (a) presidencial que liderará el proceso de instalación de la nueva unidad político-administrativa. “Será un funcionario (a) de exclusiva confianza designado por la Presidenta de la República. Ella podrá hacer las consultas que estime convenientes (a los partidos)”, dijo el subsecretario de Desarrollo Regional (Subdere), Ricardo Cifuentes (DC), minutos antes que el proyecto de ley fuera aprobado por la Cámara Baja, a inicios del mes pasado. 

En efecto, la dinámica interna de La Moneda sugiere que las colectividades de la Nueva Mayoría proponen nombres para que sean considerados, o bien desde el propio Ejecutivo se consulta a quienes exhiban una trayectoria profesional coincidente con los desafíos que requiere instalar una nueva región. En esa línea, la abogada Pilar Gutiérrez Ortega (36), actual jefa de la División de Administración General del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, cumplió una relevante función en 2007. Ese año, se desempeñó como jefa de Gabinete de la División de Administración General del Ministerio de Educación (Mineduc), por lo que le correspondió apoyar la instalación de las reparticiones de esa cartera en la región sureña y nortina. 

“Efectivamente estuve en el equipo que desde el Mineduc colaboró con la instalación de las dos regiones. Fue en un plazo de seis meses, más corto que el fijado para la Región de Ñuble. Tiene algunas diferencias con lo del proyecto actual. Por ejemplo, la extensión geográfica de Arica es más pequeña que la de Ñuble que tiene más comunas por lo que el proceso necesariamente será más largo y un poco más complejo, desde el punto de vista del Mineduc”, explica Gutiérrez, oriunda de El Carmen, militante DC. 

Entre las tareas que asumió en 2007, destaca la integración de equipos de análisis e implementación de las nacientes nuevas unidades en Arica y Valdivia (Seremías), además de las direcciones provinciales de Educación. Además, coordinó el traspaso de competencias, instalación física y concursos para implementar el aparato estatal del Mineduc. “Soy una persona muy disciplinada. Pertenezco a la Nueva Mayoría, soy militante de la Democracia Cristiana y siempre voy a estar a disposición de mi partido. Soy orgullosamente carmelina, mi vida siempre ha estado ligada a Chillán. Por lo tanto, si se considerara mi nombre dentro de las alternativas, por supuesto  que estaría disponible y sería un honor. Creo que nadie de los que hemos tenido que emigrar, precisamente por el exceso de centralización, no querría volver en un momento como éste, tan místico”, afirma Gutiérrez, quien luego de dejar el gabinete del Mineduc, asumió en ese mismo ministerio  como analista presupuestaria del Departamento de Recursos Financieros de la División de Planificación y Presupuesto (2008-2014). 

Posteriormente, entre abril de 2014 y mayo de 2015, fue jefa de la Unidad de Regiones de la Segpres, colaborando directamente con autoridades regionales (intendentes, gobernadores, seremis, jefes de servicios) en la implementación de los compromisos de Gobierno. 

Otros nombres

El ingeniero y presidente distrital del PPD, Felipe Chávez, admite que “sería un honor” asumir las funciones encomendadas por Bachelet para la instalación de la región, pero afirma desconocer alguna gestión de su partido para proponerlo en el cargo. “La verdad es que estoy abocado a mis tareas en las funciones de apoyo profesional en la Zona de Rezago, estando agradecido de la confianza que la Presidenta Bachelet ha depositado en mí. Mientras cuente con su confianza y con la del gobernador Álvaro Miguieles, estaré en esas funciones. No me puedo hacer cargo de rumores”, afirmó al ser consultado por trascendidos que lo ubican como una de las cartas que el PPD maneja en la perspectiva del venidero nombramiento por parte de la Mandataria. 

Lo concreto es que las colectividades políticas sí han propuesto nombres. Así lo afirmó hace dos semanas el diputado Jorge Sabag (DC), quien incluso manifestó que para el falangismo era relativamente complejo que se designara a alguien de sus filas por el estado en el que se encuentran las negociaciones parlamentarias de cara a los comicios  noviembre próximo. Consenso sí existe en orden a definir el perfil del delegado (a): cualidades técnicas calificadas y políticamente transversal. De hecho, el senador Víctor Pérez (UDI), afirmó que si el personero (a) actúa con principios de transversalidad “y genera mucho respeto”, podría incluso continuar al mando, a pesar del eventual cambio de Gobierno, a contar de marzo de 2018. De todos modos, agregó, que la premisa básica es un nuevo nombramiento por parte de las eventuales nuevas autoridades de Chile Vamos. 

Tareas 

La función central del delegado (a) presidencial y su equipo será apoyar la instalación del nuevo territorio, coordinando la acción de los ministerios y servicios públicos para la localización de las secretarías regionales ministeriales, y direcciones regionales que sean necesarias. A ello se suman las direcciones o delegaciones que se instalarán en las provincias de Itata, Diguillín y Punilla. Otra de las tareas a desarrollar por el delegado (a) será coordinar los trabajos de elaboración de instrumentos estratégicos de planificación y apoyar el proceso presupuestario regional que incidirá en la nueva región. Se espera que Bachelet designe al delegado (a) en los días siguientes a la promulgación. 

Comentarios