“Hoy es más importante que antes ser candidato”

Por: Sergio Bustos Fotografía: Victor Orellana 2017-08-13

Horacio Bórquez Conti, no oculta su aspiración por estar en la lista que Chile Vamos defina para las elecciones de noviembre próximo por el distrito 19. Vivió en Chillán durante 28 años y dejó la ciudad cuando el ex Presidente Sebastián Piñera lo integró a los equipos del SAG, organismo en el que terminó siendo director nacional. Actualmente es gerente general de la Asociación Chilena de la Carne, e integra directorios empresariales en Santiago y Coyhaique. Ex presidente de RN en la zona, de Ñublense, y ex gerente de Carnes Ñuble, afirma que la continuidad de la Nueva Mayoría es compleja para el país, se define ante las negociaciones parlamentarias de su sector y se explaya sobre el tema que más conoce: el agro. 

-¿De dónde surge la posibilidad de ser candidato? ¿Quién se lo pidió?
-Me llamaron de la directiva distrital de RN. Me pidieron derechamente ser candidato. La verdad es que hace muchos años atrás también lo exploré, pero creo hoy es mucho más importante que en otras ocasiones de la vida regional y nacional.

-¿A qué se refiere? ¿Por qué ahora y antes no?
-Acepté ahora el desafío porque considero que el país está pasando por un momento complejo. Chile hoy tiene un mal Gobierno. Esa es la verdad. Por eso creo que las disyuntivas respecto hacia dónde irá caminando el país en el futuro, son aún más complicadas. Una administración de Guillier es continuar con algo que él cree que se ha hecho bien, y que además hay que profundizar. Sánchez plantea que la profundización de las reformas puede generar una alternativa distinta. Yo creo que las cosas se han hecho mal, y Piñera representa la corrección. 

- ¿Y Goic?
-La veo poco. No sé cuánto podrá cambiar la visión izquierdista de la Nueva Mayoría, a pesar de los problemas que se han suscitado con la Democracia Cristiana. La alternativa es seguir peor de lo que estamos, o podemos hacer las cosas mejor. 

-¿Por qué es tan negativo su diagnóstico?
-Chile durante 30 años creció económicamente, con mayor rapidez en algunas ocasiones que otras, además de proyectarse incluso hacia el desarrollo. Hoy nos hemos alejado de esa posibilidad. Esa disyuntiva es más compleja hoy que en elecciones pasadas. La Concertación no es la que era. Es la Nueva Mayoría, y lo han hecho mal. 

-¿Y a nivel local qué se ha hecho mal? 
-Tuvieron problemas para nombrar gobernador. Se demoraron, e hicieron una serie de cosas y protagonizaron discusiones bastante complejas. El desarrollo de Ñuble ha sido igual de lento que en el resto del país. Y eso, a pesar de tener una potencialidad agroalimentaria enorme. Si uno mira hacia el mundo, los alimentos son la mayor posibilidad de desarrollo que tiene nuestra zona y el país. Hoy sigue siendo el cobre, pero la agricultura es permanente, la otra no sabemos cuánto dura. En Ñuble hay un nicho con un clima mediterráneo que hace necesario entrar en una línea innovativa. Solo basta con mirar la cantidad de frutales que existen hoy, antes era solo trigo. La productividad de estas tierras será mejor en la medida que haya una agricultura industrial y una agroindustria que sea capaz de dar valor agregado a los productos. 

-Pero algo se habrá hecho bien…
-Sí, lo mejor fue perseverar en crear la Región de Ñuble. Creo que tenemos capacidades para lograr un salto hacia el crecimiento que mejore las condiciones de vida de muchos habitantes de esta zona. 

-Volvamos a su candidatura. Ésta puede producir un daño colateral en Chile Vamos...
-Todo depende de las negociaciones definitivas de Chile Vamos. Espero que sea una lista única y que los partidos tengan la suficiente capacidad de ponerse de acuerdo. En ese sentido, lo óptimo es definir quiénes son los aspirantes al Congreso que pueden dar más posibilidades para tener un Parlamento que facilite realizar los cambios que Chile necesita y que quiere concretar el Presidente Piñera. Si Chile Vamos es capaz de ponerse de acuerdo, yo estoy disponible para lo que sea necesario, para estar o para no estar en la papeleta de noviembre. No me he puesto en el caso de generar un daño colateral. Lo que se decida no puede generar daño para nadie, sino que al revés, una fuerza y una mancomunión entre todos los que vayan en la lista.

Comentarios