Falta de obras por inaugurar da paso a que lancen proyectos de futuro

Por: Edgar Brizuela 09:50 PM 2016-04-09

Alcalde durante los últimos meses ha reforzado una cartera creativa, con proyectos de largo plazo sin financiamiento asegurado

En el caso de Chillán, la municipalidad apuesta a presentar propuestas que generen gran interés social

Año electoral es clave: el municipio debe mostrarse proactivo y con una fuerte mirada ciudadana

En época de elecciones los alcaldes sacan las mejores ideas para el desarrollo de las urbes y el bienestar de los habitantes de las ciudades que comandan, con el fin de dirigirlas hacia nuevos destinos.

Es el momento en que las promesas de antaño, que no pudieron ser satisfechas, regresan engalanadas, y si es necesario reinaugurar sedes, canchas o lo que esté a mano, no dudarán en hacerlo para refrescar la memoria de los escépticos.

En Chillán, la renovación de casi la totalidad de las luminarias de sodio a LED propuesta por el alcalde Sergio Zarzar resuena entre concejales como un proyecto dirigido a ensalzar la actual administración de cara a las municipales, donde el alcalde corre por su tercer período consecutivo.

Esto marcado por la evidencia de que el jefe comunal tendrá este año pocas obras que entregar a la comunidad, donde lo único que destaca es el Teatro Municipal.  La razón se explica en decenas de proyectos entrampados en la Subsecretaría de Evaluación Social, iniciativas urbanas que no logran convencer a los encargados de darles el RS, requisito previo para que el municipio pueda obtener recursos ministeriales o del Gobierno Regional.

Frente a esta carencia, ha surgido las denominadas ideas de futuro, iniciativas de largo plazo que buscan imaginar la urbe de las próximas décadas, con un gran parque urbano a un costado del aeródromo Bernardo O’Higgins, con todas sus luces con tecnología LED y sin la molesta línea férrea, uniendo el centro con el sector de Ultraestación. 

Este sábado el alcalde Sergio Zarzar reconoció que durante el “gobierno de Sebastián Piñera nos fue bastante bien en obtención de recursos para diferentes obras en la ciudad”. No obstante, durante los últimos años el panorama no ha sido el mejor, y a falta de obras nuevas el municipio se ha dedicado a desplegar iniciativas que fueron financiadas en el pasado y que deben ver la luz este año, como el Teatro Municipal, el puente Isabel Riquelme y otras menores, como la construcción de seis sedes sociales de unos 40 millones de pesos cada una y comenzarán a remodelar recintos de ese tipo en mal estado para reinaugurarlos.
Frente a la falta de obras concretas que mostrar, la municipalidad, además de lanzar ideas de futuro,  apuesta por emprender iniciativas con fondos propios, algo inusual en periodos pasados. Un ejemplo de ello  es la instalación de nuevas luminarias en la entrada norte de Chillán, proyecto licitado a Copelec por una suma de $110 millones.

Lanzando ideas de futuro
Frente a tiempos de carestía el ingenio y la imaginación son aliados para plantear objetivos que posteriormente pueden ser ejecutados en la medida que se puedan conseguir recursos.

Esto explica que el municipio esté insistiendo cada día con más fuerza para materializar el tercer acceso a la ciudad por Parque Lantaño, al igual que la posibilidad planteada por el alcalde de mover la Estación de Ferrocarriles con la finalidad de unir a la ciudad, hoy “partida” por la vía férrea.

El académico Alvaro Acuña sostiene que “cualquier municipio y alcalde que va a la reelección, va a tratar de buscarla fundada en obras, en hechos concretos, y si no tiene nuevas iniciativas, presentan proyectos que finalmente son promesas”.

No obstante plantear soluciones frente a falencias, deficiencias o necesidades no es algo negativo en sí mismo y forma parte de la acción que deben desplegar los alcaldes en ejercicio. De hecho, es esperable que así sea, y que las alcaldías no se limiten solo a inaugurar obras, sin proyectar la ciudad del futuro.

El ingeniero Renato Segura, experto en planificación urbana,  sostiene que efectivamente los alcaldes del país, en general, se mueven en los últimos años de su mandato probablemente más que en los dos iniciales.

Director del Centro de Estudios de la Realidad Regional, plantea que en general para cualquier alcalde del país no es tarea sencilla lograr que sus propuestas sean financiadas por el aparataje estatal, que tiene un alto componente de centralismo.

En todo caso, plantea que es evidente que hay ediles que por su cercanía con el Gobierno tienen la posibilidad de acceder a recursos con el fin de concretar obras de relevancia comunal. Pero no es una regla, pues conoce de municipios de la Nueva Mayoría en la región que se quejan justamente de falta de fondos.

Agrega que la situación debiera ser muy diferente en un ideal, de tal manera que las ciudades cuenten con recursos para financiar iniciativas urgentes, como por ejemplo el Pladeco, que no debiera ser un tema que salga casi de manera forzada desde el Gobierno Regional,  que es el que lo financia.

Recalca que el tema de fondo es el alto centralismo que presenta el país, donde los alcaldes deben realizar mucho lobby antes de que las iniciativas que exponen a las autoridades regionales y nacionales puedan ser aprobadas.

Comentarios