Aumenta tensión en San Fabián por erradicación del Punilla

Por: C. González / S. Núñez Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-08-10

Denuncian el cierre de los predios, cercos que limitan el tránsito de las personas y animales. Quienes acusan  son los vecinos afectados por el proyecto Punilla en la comuna de San Fabián, precisamente los que serán erradicados de la zona de inundación de la mega obra de riego y electricidad que inició sus faenas previas en el valle del río Ñuble.

La presidenta de la Junta de Vecinos de Los Sauces, Lorena Navarrete, criticó la falta de criterio de los contratistas de la empresa Astaldi, que se adjudicó la concesión del proyecto liderado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP). La firma de capitales italianos está a cargo de las obras que implican una inversión de 500 millones de dólares, para construir un embalse que tendrá una capacidad de almacenamiento de 600 millones de metros cúbicos de agua, inundándose mil 700 hectáreas.

En la zona de inundación viven 87 familias, y en una primera etapa 32 de ellas deberán salir con una previa compensación. En este proceso los vecinos aún no han sido completamente erradicados, y manifiestan su molestia hacia las empresas subcontratistas instaladas en la zona, las cuales, según acusan, no estarían cumpliendo con los acuerdos, cometiendo, a juicio de la dirigenta, una serie de irregularidades.

“Nos ha molestado el hostigamiento de algunos contratistas que han presentado denuncias contra los vecinos. Por ejemplo, llegan las empresas, quieren pasar a un terreno que está expropiado y sin embargo sigue viviendo esa persona ahí. Instalan cercos, pero la RCA dice que no se puede hacer esas cosas mientras la gente viva en el sector. Los que tiene que ser erradicados somos 87, y ahora cada persona tiene que saber dónde irse y ver si el dinero le alcanza para comprar un terreno acorde a lo que necesitan”.

La presidenta de la Junta de Vecinos de Los Sauces insiste en que el dinero que recibieron vía expropiación está lejos de lo que aspiran las familias, ya que el valor por hectárea fue de ocho millones, mientras que el precio en el que hoy se vende en las cercanías de San Fabián un terreno similar es de $30 millones, lo que aleja las posibilidades de mejorar su calidad de vida.

“Nuestra actividad productiva se pararía totalmente, porque estamos acostumbrados a vivir en territorio amplio, donde la mayoría de la gente tiene sus animales y vive de eso. Acá con la plata de la compensación no va alcanzar ni para media hectárea. Tienen  que pensar además en construir su casa. Como junta de vecinos fuimos tiempo atrás a hablar con el ministro de Obras Públicas y mi sensación fue de que él no está enterado de todo lo que pasa aquí en terreno, porque a él le trasmiten otra información. No veo voluntad de ningún organismo en solucionar esto y de verdad que nos sentimos desamparados, necesitamos apoyo legal por lo menos para que se cumpla lo que está establecido”.

“Hay una RCA que está aprobada”
Desde el municipio de San Fabián el alcalde, Claudio Almuna, mostró su preocupación por lo ocurrido, y anunció que el próximo lunes se reunirán con el ministro de Obras Públicas para abordar estos problemas.

“Le vamos a plantear todas  estas situaciones para que se regularicen, y esperamos que tanto la empresa y el ministerio, a través del inspector fiscal, que tiene que ejecutar el plan de desarrollo social, tomen las medidas para que no se repitan estas situaciones. Hay una RCA que está aprobada y algunos compromisos que están pendientes. La idea es que se empiecen a formalizar ciertos acuerdos”, dijo.

La empresa Astaldi, contactada por Radio La Discusión, 94.7 FM, informó que entregaría un comunicado respecto a la situación denunciada, el que al cierre de esta edición no había llegado.

Comentarios