Preocupante

Por: Rodrigo Oses 2017-08-08
Rodrigo Oses

En un campeonato corto de 15 fechas es fundamental ganar de local para sacar ventajas y pelear arriba.

Ñublense en su estreno en el torneo de Transición de la Primera B regaló su primera decepción al solo empatar sin goles con D. Copiapó.

Lo preocupante, más allá del pobre resultado, que confirma la falta de gol de este equipo que ya suma 270 minutos sin marcar, es el fondo futbolístico que mostró el cuadro de Emiliano Astorga.

Un equipo sin chispa, pesado, predecible, con escaso desequilibrio por las puntas y una errática articulación creativa, sufrió para llegar al arco rival.

A pesar de su pobreza ofensiva, tuvo dos ocasiones claras que tampoco pudo convertir, debido a la ya decepcionante falta de fineza de José Loncón y Sebastián Varas.

Por largos pasajes el rival fue superior por tenencia de balón, transiciones más rápidas, solidez para defender.

El Rojo de mediocampo hacia arriba fue un flan de ideas inconclusas, con niveles individuales bajísimos como los de los tres atacantes, Ponce, Gatica y Páez, y la del enganche, Loncón, que además perdió la ocasión más clara de gol.

Con dos laterales solo pensando en defender, volantes de gestación intermitente y delanteros fuera de su mejor física y con escaso ritmo de juego, a Ñublense se le hizo un parto domar a los Leones de Atacama y ganar.

Faltaron René Bugueño, Hugo Bascuñán y Matías Arrúa, y Varas confirmó que está lejos de su mejor nivel. Este Ñublense aún no alcanza la dinámica futbolística que necesita para ser protagonista de la Primera B. Y eso en un torneo breve, que no espera a nadie, puede costar muy caro. ¿Cuánto podrá mejorar este equipo para no perder puntos valiosos ante Magallanes?

Comentarios