Lanzadoras hurtadianas perfeccionan la concentración

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Catalina Irribarra 2017-08-07

Los tres pasos generan mayor autodiálogo y autoconfianza en la ejecución

El plan busca entrenar la concentración y mejorar el rendimiento final.

Las lanzadoras del Colegio Padre Hurtado de Chillán fueron objeto de un estudio que derivó en un trabajo que el sicólogo deportivo chillanejo Eliot Brito presentó en el reciente Congreso de Sicología del Deporte en España.

El profesional aplicó diversos test en terreno a las deportistas que dirige el experimentado entrenador de atletismo, Samuel Caroca, los que permitieron concluir que en el caso del lanzamiento del disco, la bala y la jabalina, existen tres “momentos sicológicos” vitales que pueden determinar un mejor o peor rendimiento en la alta competencia: la focalización, la toma de decisiones y la ejecución.

La herramienta le ha servido a las lanzadoras Catalina Irribarra, Valentina Clavería, Carolina Correa y el atleta Sergio Bravo, para mejorar la concentración al momento de lanzar.

“Desarrollé con ellas y el profesor Caroca un trabajo que estableció que existen tres tiempos sicológicos del lanzamiento: El primero tiene  que ver con enfocarse, el segundo tiene que ver con la toma de decisión y el tercer paso la ejecución. En esos tres pasos ellas tenían tareas que se hacen en menos de un minuto y que entregaban mayor autoconfianza, concentración y un autodiálogo positivo y va ordenando lo que tienen que hacer. Obviamente que eso apunta hacia la perfección de su trabajo cuando están compitiendo, a diferencia de otro que no sabe que es lo que tiene que hacer en ese momento”, detalla Eliot

Brito, sicólogo deportivo y experto en couching deportivo que viene de presentar este trabajo en España.

“Interesó mucho este trabajo cuando lo postulé, porque generalmente hay muchos en relación al fútbol y otros deportes, pero aplicación sobre el lanzamiento no es común, y quedé seleccionado. Fue una gran experiencia asistir a este congreso mundial en España a exponer, porque uno comparte experiencias, y además conoce muchos referentes del mundo de la sicología deportiva y se posiciona”, reflexiona Brito, quien cree que la disciplina no siempre es valorada en el desarrollo de los deportistas.

“Depende de los profesionales, está valorada en algunos campos como el atletismo o en algunos clubes de fútbol, pero en otros no, porque muchas veces nos buscan como bomberos, para apagar incendios. Por ejemplo Ñublense está al borde del descenso y necesita un sicólogo, pero nosotros, como los entrenadores estamos para un proceso formativo en cadetes y en el primer equipo, no tiene que estar orientado al resultado, sino a lo que queremos lograr en dos o tres años más. Lo que hay que recalcar que no somos bomberos. A veces apagamos incendios, pero en otros casos no se puede. A mi me han tocado a veces, pero trato de no aceptarlo porque es no es muy valorado. Sobre todo por la expectativa que se genera en torno al resultado, porque ya hay creencias y nosotros no podemos cambiar nada. Si hay un entrenador que sigue trabajando de la misma forma, no podemos cambiar nada, porque él es el primer líder que debe generar credibilidad”, explica el profesional.

Darán el salto
Eliot Brito revela que las atletas del Padre Hurtado deben aprovechar esta herramienta para explotarla en las competencias que se vienen por delante a nivel escolar.

“Yo creo que ellas tienen todo el potencial para dar el salto cualitativo, lo que uno simplemente hace es guiarlas, pero son ellas las que deben dar el salto. Por lo mismo a mí me interesa seguir desarrollando este trabajo en colegios, la idea es poder formar un área en Chillán ahora que seremos región y hay que hacer cosas grandes. Ahora pretendo ir al Congreso de Nicaragua”, sentencia Brito.

Comentarios