Chillán duplicará número de cámaras de vigilancia al 2019

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 08:20 AM 2017-08-07

$489 millones se necesitan para el sistema de monitoreo con cámaras en semáforos.

Una veintena de cámaras de vigilancia están actualmente operativas en Chillán, aparatos que están en línea directa con la Central de Comunicaciones de Carabineros (Cenco).

La tecnología está habilitada dentro de las cuatro avenidas de la ciudad, y su instalación se ha concretado fundamentalmente gracias a iniciativas municipales y al programa de Gobierno de prevención del delito.

Además de disminuir los actos delictuales mediante la disuasión, el sistema visual de monitoreo también busca hacer caer la sensación de inseguridad en la población, variable subjetiva que igualmente atenta en la calidad de vida del chillanejo.

El gobierno comunal tiene planeado ampliar el número de aparatos; no obstante, la Secretaría Regional del Ministerio de Transporte está priorizando el desarrollo de un importante proyecto que le significará a la capital de Ñuble potenciar en casi el doble su mecanismo de vigilancia.

Tránsito y seguridad
La semana pasada la cartera regional de Transporte inició el proceso de licitación del estudio de “Actualización de programaciones de semáforos de Chillán” el que, de acuerdo con los plazos establecidos,  debiera encontrarse adjudicado en octubre próximo.

Luego de conocerse los ajustes que deberán realizarse a los equipos de regulación del flujo vial, es imprescindible que estos sean controlados a distancia por la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) que funciona en Chillán, para lo cual se requiere la existencia de cámaras.

El seremi del ramo, César Arriagada, confirmó que durante el segundo semestre del año 2018 sería licitada la adquisición de al menos 14 equipos, con el fin de iniciar su instalación durante el año 2019.

Con la nueva tecnología se pretende monitorear las condiciones de circulación del tráfico vehicular con el fin de reaccionar de manera eficiente ante problemas eventuales, pero también se podrán realizar distintos tipos de ajustes como, por ejemplo, modificar repartos, ciclos, duración de fases, desfases, apagar semáforos, etc.

Adicionalmente permitirá a las autoridades reaccionar de manera rápida ante problemas eventuales como accidentes, desvíos de tránsito, protestas e incluso las imágenes de las cámaras estarán disponibles para ser usadas por organismos de seguridad o la municipalidad.

Proyectos ediles
El encargado de la Oficina Municipal de Seguridad (OMSE) de Chillán, Renán Cabezas, anunció que a fines del presente mes se habilitarán cuatro nuevas cámaras dentro de las principales avenidas del centro de la comuna.

Las intersecciones 5 Abril - Maipón, Cocharcas - Independencia, Arturo Prat - Isabel Riquelme y Yerbas Buenas - Bulnes, son los nuevos cruces que contarán con vigilancia vía circuito cerrado.

Con el nuevo instrumental la urbe dispondrá de 24 equipos, a los que se le sumarán los 14 que ofrece la Seremi de Transporte, lo que totalizará un grupo de 38 aparatos de vigilancia y control ciudadano.

Respecto a si efectivamente será relevante para Chillán la concreción de la iniciativa de la cartera regional de transporte, Renán Cabezas admitió que la tecnología que se anuncia definitivamente ayudará a disminuir la sensación de inseguridad.

“Tenemos antecedentes que esas cámaras van a ser de mucha utilidad para los futuros procedimientos de seguridad y como medios de prueba en accidentes (...) todo lo que pueda sumar va a servir para los vecinos, porque hará una comuna más segura”, precisó.

El funcionario reveló que los miembros de la UOCT han estado gestionando reuniones con representantes municipales, principalmente con los de la Secpla, para coordinar aspectos técnicos de la futura instalación de las cámaras y ver cómo estas podrán ser parte del sistema de seguridad de la ciudad.
A juicio del jefe de la OMSE chillaneja la comuna necesitaría al menos de un lote de equipos de vigilancia que superen los 40 para garantizar más seguridad.

En tal sentido, Renán Cabezas comentó que en los próximos proyectos municipales se incorporarán puntos urbanos conflictivos  fuera de las cuatro avenidas.

“Lo ideal es que Chillán siga ampliando la cantidad y que en un corto plazo alcancemos, solo a través de proyectos municipales de seguridad y dejando fuera las de la Seremi de Transporte, aproximadamente los 45; eso es lo que se ha propuesto el alcalde y esperamos lograrlo en los dos próximos años”, manifestó Cabezas.

Comentarios