Las piezas que el Rojo necesita urgente recuperar

Por: Rodrigo Oses 2017-08-06

No solo la falta de gol le ha impedido a Ñublense anotar en las dos primeras fechas del Torneo de Transición de la Primera B. También la gran cantidad de lesionados que tiene el plantel en el arranque del torneo desató un “terremoto” en la pizarra de Emiliano Astorga,  que debió modificar el sistema táctico ensayado y alinear a jugadores que no venían entrenando de titular. En las dos primeras fechas no ha podido contar con elementos vitales en su columna vertebral. El zaguero central Hugo Bascuñán (golpe en la costilla), René Bugueño (desgarro isquiotibial izquierdo) y Matías Arrúa (tenisinovitis en tendón tibial posterior) son ellos. Y se sumó el volante mixto Sebastián Páez, con un esguince de tobillo grado dos.

De los cuatro, solo los tres primeros tienen opciones de reaparecer el domingo en el difícil compromiso con Rangers de Talca en el estadio Nelson Oyarzún a las 15.30 horas. Así lo explica el kinesiólogo Cristián Vergara, quien asegura que esta semana serán chequeados para definir si pueden jugar o no. “Bascuñán y Bugueño tienen control este lunes para ver cómo han evolucionado. En el caso de Arrúa, tiene una tenisinovitis en el tendón tibial posterior. Ha ido evolucionando bien, es conocida como la tendinitis del corredor, esa es la complejidad de su lesión. Estamos trabajando para bajar su inflamación. Evoluciona bien, esperamos que pueda estar”, detalla Vergara.

Esperanzados

Los jugadores que vienen saliendo de dolencias solo esperan reaparecer el domingo ante Rangers para ayudar al equipo a sumar su primera victoria y dejar atrás la sequía goleadora que se arrastra desde la Copa Chile. “Vamos mejorando y espero que está semana este entrenando con normalidad y ojalá esté para el domingo. El martes voy a ver cómo sigue el desgarro y veremos qué pasa después. Yo espero estar en las mejores condiciones para entregar lo mejor”, reflexiona Bugueño, quien de local puede ser un importante agente ofensivo por la banda derecha.

“No sé aún. Depende cómo me sienta en la semana. Aún no estoy entrenando con el plantel, estoy entrenando aparte, pero espero volver esta semana para probar”, acota Bascuñán.

En tanto, Matías Arrúa se ilusiona con su retorno al equipo titular. “Pensaba llegar para el sábado pero sigo con la molestia para correr. Me puse cinco inyecciones en siete días, pero no pude llegar. Lo bueno que sigo mejorando y tolero más la molestia, así que espero llegar al domingo, tengo toda la fe. Esta semana tendría que andar bien. El viernes cumpliría los 15 días. Si pruebo y me deja correr voy a estar”, sentencia el enganche argentino.

Quien no tiene ninguna opción de reaparecer, pues tiene para dos semanas más, es el volante mixto Sebastián Páez, quien está superando un esguince de tobillo grado dos que sufrió en el primer partido frente a Deportes Copiapó en el estadio Nelson Oyarzún de Chillán.

Chequeo a Gaete

Luciano Gaete también será sometido hoy a un examen para determinar la cuantía de la molestia muscular que sufrió el sábado frente a Magallanes. “Terminé con una contractura en el isquiotibial y me hicieron unos masajes y seguí jugando. El lunes veré en qué situación estoy”, comenta Gaete.

“Gaete se apretó y tuvo la valentía de seguir jugando. Ojalá no sea desgarro lo que tiene, porque hemos tenido muchos lesionados. Hemos tenido mala fortuna con este tema, porque Arrúa se lesionó en un entrenamiento, Páez sufrió un esguince de tobillo jugando, Bascuñán recibió un fuerte golpe y Bugueño fue el único que se apretó y sufrió lesión muscular. En ningún caso es porque estén mal preparados”, recalcó a Dimensión Deportiva de Radio La Discusión 94,7 el técnico Emiliano Astorga, quien anhela el retorno de todas sus piezas restantes para entrar con el mejor equipo.

“Esperamos contar con toda la gente que nos falta para el próximo partido, que queremos sea diferente. Nos está faltando concretar, porque en defensa se está sólido. Tenemos que empezar a sumar de a tres y ojalá que la gente nos vaya a apoyar”, remata Astorga. Tras el empate con Magallanes y el triunfo ayer de Iberia por 3-1 sobre Valdivia, “diablos rojos” y azulgranas comparten el 13º lugar de la tabla de coeficiente de rendimiento que determina el descenso, con 31 puntos.

El colista en el puesto 16º es Cobresal con un punto y en el 15º lugar asoma La Calera con 19 puntos, que al cierre de esta edición se medía con Santiago Morning. En la tabla del Transición Ñublense marcha en el 10º lugar, pero la meta es pelear el título.

Comentarios