Fallo: propiedad del PH es del Centro de Padres

Por: Claudio González 11:20 AM 2017-08-06

Un contundente fallo entregó el Segundo Juzgado Civil de Chillán en favor del Centro de Padres del Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado, que quedó en primera instancia como propietario exclusivo y absoluto del recinto educacional que se levanta en el sector nororiente de la ciudad. La sentencia, dictada por la titular Claudia Arenas González, establece que el terreno, de aproximadamente siete hectáreas, fue adquirido en 1981 con recursos del Centro de Padres a trabajadores de Iansa, pagando un 90% al contado y el resto con un día de sueldo de los funcionarios del colegio, por lo que el dominio del terreno radica en el colegio y no en el Obispado de Chillán, que recibía mensualmente por concepto de arriendo la suma de 30 millones de pesos.

El año 1997 el colegio se trasladó desde el centro a  las nuevas dependencias, tiempo que se construyen los primeros edificios. Para ello se recurrió al Banco del Desarrollo, ligado a la Iglesia, donde a través de créditos se logró conseguir los recursos para la construcción del actual colegio, cuyo costo total llegó a los siete mil millones de pesos, además de aportes de los apoderados del colegio. En enero del año 1999 el obispo dictó un decreto donde da forma a la Fundación de Derecho Canónico Padre Alberto Hurtado, que pasó a ser la sostenedora del colegio, que de acuerdo al fallo del Segundo Juzgado se atribuyó la calidad de administrador de bienes.

Conocido el cobro de arriendos, el Centro de Padres inició un proceso para terminar con este, demandando el año 2015 al Obispado de Chillán para definir la propiedad del establecimiento educacional. Ante la reciente resolución judicial, el presidente del Centro de Padres, Alejandro Rivas, se mostró satisfecho por lo logrado hasta ahora.

“Estamos muy satisfechos con el fallo, que fue muy sólido,  contundente y riguroso. Así que estamos muy felices con esta sentencia que nos deja en buen pie para seguir en este proceso”, manifestó. La sentencia, de fecha 28 de julio del presente año, estipula que las costas del proceso, que se extendió por dos años, serán asumidas en partes iguales por los demandados. Las partes aún no han sido notificadas. En tanto, la comunidad educativa será informada en detalle de la resolución judicial el próximo día martes por la directiva del Centro de Padres que encabeza Alejandro Rivas.

Comentarios