Chillán entre las 10 comunas con más accidentes

Por: Felipe Ahumada 09:35 PM 2017-08-04

Con 16 personas muertas, Chillán ocupa la décima posición en el país, junto a Pudahuel y Coquimbo.

El 96% de los accidentes fatales en Chile son por falla humana, según la SIAT.

El que en Ñuble hayan fallecido 78 personas en accidentes de tránsito en 2015, dejó a la provincia como la segunda del país con más siniestros fatales, superada solo por Cachapoal, con 95 decesos. Si lo positivo del 2016 fue que la tasa de muertes en las rutas bajó a 75, rompiendo por primera vez en 10 años una persistente alza, lo malo es que la provincia siguió en el tope de la lista con el quinto lugar de decesos.
Y el año 2017 no asoma mejor.

Conforme a al último estudio  de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), durante el año 2016 los accidentes fatales dejan a Chillán como la segunda comuna con más incidentes en la Región del Bío Bío, con 16 decesos en la zona urbana (la primera fue Los Ángeles, con 27). Con ello, además, la comuna ocupa el décimo lugar del país con la mayor tasa de accidentes fatales.

 Además, la Ruta 5 Sur, en su paso por Ñuble y Bío Bío,  es el segundo tramo con más decesos en Chile, con siete fallecidos.

Pese a que en este estudio también figura la Autopista  del Itata entre las más fatales, ocupando la décima posición,  con cinco casos en 2016, “la mayoría de los accidentes con resultado de muerte que hay en ese tramo ocurrieron en el segmento que está fuera de Ñuble, es decir la que va del Peaje Agua Amarilla hacia Penco, tal vez por la gran cantidad de curvas que existen allí”, explica el capitán Carlos Cortés, jefe de la Subcomisaría de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros Ñuble.

Las investigaciones arrojan que en más de un 96% de tales incidentes la causa basal del accidente fue por falla humana, principalmente de los peatones, siguiendo el exceso de velocidad, la conducción distraída y el consumo de alcohol, entre las razones más frecuentes.

Por tal razón es que tanto para carabineros como para  los expertos en tránsito, el origen de este fenómeno es la “mala educación vial, la poca responsabilidad de conductores y peatones”, como apunta el ingeniero en Tránsito, Víctor Mascareño.

El especialista no concuerda, por otro lado, con la premisa popular que asegura que los “chillanejos manejan mal”, ya que a su juicio “es un problema que se ve en todo Chile, ahora la pregunta es por qué  las cifras son tan altas en la provincia, y ahí hay que ver otros problemas relacionados con la inversión y la calidad de las autopistas principales o secundarias con las que se cuentan en Ñuble”.

Los dardos de Mascareño van, por ejemplo, a lo que él considera “medidas de seguridad pocas o deficientes en la Autopista del Itata, porque por ejemplo en gran parte de este tramo no hay barreras de contención, y donde las hay, las medianas son muy angostas y la materialidad de la estructura no garantizan que un vehículo de alto tonelaje se pueda redireccionar, sino que o la rompe y pasa a la pista contraria, o bien la deformaría y obstaculizaría la pista contraria también”.

La Autopista del Itata se construyó en 1995, y cuando se licitó, las bases no contemplaban las mismas medidas de seguridad que se exigen actualmente para las autopistas como la Ruta 5. Por lo demás, los plazos de finalización de contrato para la empresa concesionaria están cerca del término, lo que redundaría en el escaso interés de la firma por invertir en mejoras a la seguridad.

En el caso de la Ruta 5 Sur, presenta una concentración de accidentes letales desde su acceso por el norte, en Ñiquén, hasta el sector de Puente Ñuble.

Algunas de las razones planteadas por la SIAT apuntan a que es en este tramo cuando se cumplen las cinco horas de conducción desde Santiago al sur, y que además, en el lugar hay prácticamente una gran recta, lo que influye en el sueño y la desconcentración de los conductores.

Sobre esta ruta, el ingeniero Mascareño propone que “deben mejorar las luminarias e instalar algunos elementos como bandas alertadoras, ya que estas están, pero solo en la pista que va hacia el norte”.

Por último, respecto a la accidentabilidad dentro del radio urbano de Chillán, el experto apunta al gran parque vehicular de la comuna y, una vez más, “a la falta de educación vial, los peatones se quejan de que los conductores son irrespetuosos y prepotentes; y los conductores se quejan que los peatones llegan y cruzan por cualquier lado. Por tal razón es que estimo que la educación vial debe ser revisada sistemáticamente desde la enseñanza prebásica y hasta la enseñanza media, como ocurre en otros países”.

15 infracciones diarias
Mientras que las autopistas y rutas de Ñuble los trabajos de fiscalización de tránsito, más las diversas campañas de concientización, han permitido que hasta el 3 de agosto del 2017 la cifra de muertes sea menor en 12 casos que a igual fecha del 2016, en la zona urbana la SIAT también ha comenzado a intervenir.

“Las personas, lamentablemente, se han acostumbrado a hablar por celular o enviarse mensajes por teléfono, mientras conducen, pero no solo eso, también hemos sorprendido a personas preparándose sándwiches mientras manejan. Por tal razón es que la mayoría de los accidentes registrados en la zona urbana, es decir, el no respetar semáforos o señaléticas, son por causa de la conducción distraída”, detalla el capitán Cortés.

Por lo anterior es que desde hace exactos 16 días esta unidad, con apoyo de personal de la Segunda Comisaría de Carabineros, empezó a realizar fiscalizaciones de tránsito en el sector suroriente, específicamente en Río Viejo, las inmediaciones de la Villa Doña Francisca y también, en el camino a Las Mariposas y el camino a Pinto. “Los resultados hablan solos, tenemos un promedio de 15 infracciones diarias en esos sectores, solo por conducir hablando por celular”, advierte.

Comentarios