Detienen a dos delincuentes gracias a la ayuda ciudadana

Por: Felipe Ahumada 09:20 PM 2016-04-08

Con la frase  del teniente Juan Guzmán, jefe del OS-7, “es muy satisfactorio para nosotros como carabineros el poder sacar a este tipo de personas de circulación”, se cristaliza el sentir de la policía uniformada de Chillán luego que en dos operativos se lograra arrestar a igual cantidad de  delincuentes con numerosas anotaciones en su extracto de filiación.

Y como se ha estado convirtiendo en casi una tendencia, en ambos operativos hubo una imprescindible participación ciudadana.

En el primer caso, que tuvo lugar en la Villa Doña Francisca, al oriente de la ciudad, fue un vecino del sector a quien el dueño de la casa colindante le había encargado cuidar su domicilio porque estaría ausente, quien sintió ruidos y decidió actuar.

No solo llamó a carabineros de la Subcomisaría Huambalí, sino que incluso ingresó a la casa sorprendiendo a dos personas al interior.

Uno de ellos arrancó, pero al segundo la huida le fue obstaculizada por el mismo vecino que cuidaba la casa de su amigo.

Esto permitió que una vez que carabineros -que llegó en cosa de minutos al lugar- lograra reducirlo y esposarlo.

El personal captor constató que se trataba de Michael Almuna Molina, de 23 años y domiciliado en la Población Los Volcanes, quien según antecedentes preliminares proporcionados por Carabineros de esa subcomisaría, sería el autor del robo de otros domicilios, sin que por el momento se pudiera precisar el número exacto.

Pese al valiente proceder del vecino, el capitán Christian Vargas, jefe de la subcomisaría, dijo que “la acción temeraria del vecino de haber tratado de detener y retener al individuo no es aconsejable. La idea es que nos entreguen la información a nosotros y así poder constituirnos en el lugar”. 

La caída del “tachuela”
Si bien el OS-7 es una unidad dedicada a la persecución de delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes, “ante todo somos carabineros”, explicó el teniente Guzmán para iniciar su relato sobre cómo fue que patrullando conforme a la rutina, pudieron arrestar a una persona que estaba siendo buscada desde meses por diferentes unidades policiales de Chillán y Concepción.

“Lo que pasa es que el personal que estaba patrullando por el centro de la ciudad, advirtieron que en calle Independencia con Purén “había dos personas que se encontraban forcejeando, por lo que se decidió intervenir. Cuando los funcionarios se bajaron del vehículo y se identificaron como carabineros, uno de ellos se dio a la fuga y el otro explicó que segundos antes lo había visto sacar un bolso desde el interior de un vehículo, por lo que intercedió para poder quitárselo”, relató el teniente.

La fuga se frustró a los pocos metros y el OS-7 detuvo a quien resultó ser un conocido delincuente de 40 años, apodado el “Tachuela”.

“Esta personas era buscada por meses por carabineros, tanto en Chillán como el persona de la SEBV (Servicio de Búsqueda de Vehículos), porque sería el autor de numerosos robos de esta especie”, detalló Guzmán.

Aún con el bolso en su poder, se descubrió que al interior había 500 relojes de segunda selección avaluados en cerca de 500 mil pesos en total. Además el vehículo del que fue retirado el bolso resultó con las dos chapas de las puertas delanteras destrozadas.

Comentarios