Modelo californiano se aplicará en el Valle del Itata

Por: La Discusión Fotografía: Victor Orellana 09:25 PM 2017-07-26

En la Viña Santa Berta se inauguró el Centro de Extensión Vitivinícola del Sur, (CEVS),  un proyecto adjudicado por la Universidad de California  Davis-Chile  y cuyos coejecutores son la Universidad de Concepción y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA.

La iniciativa busca apoyar a unos 200 pequeños y medianos productores de los valles que van desde el Maule hasta la Región de La Araucanía, específicamente los de Tutuvén (Cauquenes), Itata, Bío Bío y Malleco. También apoyará a las empresas vitivinícolas en diversos aspectos relacionados con la introducción de tecnologías o en mejoras de sus procesos, para tener una mejor producción  y calidad.

Pablo Zamora, director asociado de la Universidad de California Davis en Chile, comentó a LA DISCUSIÓN que “este es un centro de extensión liderado por la Universidad de California, que tiene hace dos años un centro en Chile. Este centro se hace en alianza con dos instituciones que están directamente ligadas al territorio, una es con INIA y la otra con la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción. Lo que pretende es justamente tratar de traer capacidades existentes en el área de viticultura y enología y fortalecer las capacidades técnicas y de conocimiento que tienen los productores de la zona. De algún modo trae un modelo de trabajo que está validado en Estados Unidos, el modelo californiano de extensión agrícola, junto con las capacidades que tiene UC Davis en Chile, más las que tiene la Universidad de Concepción e INIA”

Sobre medidas concretas que aplicarán a nivel local, explicó que “hay un montón de temas que se pueden abordar. Desde el punto de vista netamente técnico, respecto a prácticas agrícolas, todo lo que tiene que ver con técnicas de fermentación, pero al mismo tiempo lo que a nosotros nos interesa es tratar de desarrollar un sistema de trabajo que vincule las necesidades que tienen los productores, las industrias del sector con las capacidades de generación de conocimiento. Entonces, ayudar a generar un puente, entre lo que la Universidad de Concepción puede ofrecer, versus las necesidades que tiene el sector específico, el sector productivo. Es lo mismo con INIA. Por lo tanto, más que implementar solución, lo que queremos es desarrollar un método de trabajo que permita que a largo plazo estas entidades se vinculen de forma más efectiva con los productores”.

Sergio Aravena, subdirector de Difusión Tecnológica y Entorno para la Innovación de Corfo, agregó que “este centro es el único en el ámbito de la vitivinicultura dentro de la región, que aborda principalmente el Valle del Itata. Es un centro de extensionismo que lo que busca es poder apoyar a estas pymes del ámbito de la vitivinicultura a que puedan mejorar sus procesos productivos, encontrar nuevos nichos de mercado, incorporar tecnología, finalmente que puedan lograr aumento de productividad que les permita ser mucho más competitiva en los mercados donde se desarrollan o en los futuros mercados a los cuales queremos que ellos accedan”.

Desafío
En tanto Guillermo Wells, decano de la Facultad de Agronomía UdeC, precisó que “en Chile existen cuatro instituciones universitarias tradicionales que se dedican a la formación de los ingenieros agrónomos enólogos, la Universidad de Chile; la Pontificia Universidad Católica, que están en la Región Metropolitana; la Universidad de Talca en la Región del Maule y la Universidad de Concepción en la Región del Bío Bío. Nuestra universidad y específicamente nuestra facultad se emplaza en la región vitivinícolas sur, siendo una de las seis regiones vitivinícolas de Chile oficialmente identificadas como tales, según lo dispuesto por el decreto de Agricultura Nº 464 del 14 de diciembre de 1994. Esta región vitícola se extiende entre la Región del Bío Bío y la de La Araucanía y comprende tres subregiones vinícolas, Valle del Itata, Valle del Bío Bío y el Valle de Malleco. Estos tres, más el Valle de Tutuvén, correspondiente al área de Cauquenes, presentan un gran potencial para producir vino de calidad por sus características edafoclimáticas. Los valles de Tutuvén, Itata y Bío Bío, con gran tradición vitivinicola, pero con grandes desafíos para producir en sectores de secano”.

Comentarios