Expertos y empresarios tras la “Marca” de Ñuble

Por: Edgar Brizuela 09:30 PM 2017-07-23

¿Cuál será el sello que distinga a la Provincia  de Ñuble y a  la ciudad de Chillán cuando se produzca la escisión del Bío Bío? Empresarios, expertos en marketing, publicistas entregan sugerencias sobre un tema que parece complejo considerando la cantidad de cualidades que distinguen a esta zona.

Desde la cordillera hasta el océano existe una multiplicidad de ambientes, ámbitos productivos, comunidades, historias y tradiciones que se han amalgamado y entrelazado para crear una imagen de lo que es propio de esta nueva Región.

La unidad administrativa que nacerá en el corto plazo deberá poseer una imagen que la represente como asimismo un relato homogéneo que le permita ser reconocido fácilmente respecto del resto de las regiones del país.

Nadie duda de que en la zona existen múltiples características deiferenciadoras que ya son notorias y evidentes y que le han dado a la provincia un sello más que distintivo en el concierto nacional.

Pero también es cierto que solo desde un trabajo profesional y sistematizado pueden surgir las claves que permitirán expresar de forma efectiva lo que se reconoce como el ser y el alma de Ñuble y asimismo su capital Chillán.

La académica de la UBB Ninón Jegó quien participó en el pasado en el desarrollo de la marca Termas de Chillán plantea que si bien existen ciertas condiciones evidentes “no se puede caer en el facilismo de señalar como imágenes distintivas de Ñuble y Chillán a la Catedral y las longanizas”.

Al contrario lo que se debe hacer sostuvo el publicista Antonio Pujol, vicerrector de Extensión y Comunicaciones en Universidad San Sebastián, es avanzar en la generación de una marca que la distinga de la región madre (Bío Bío) y la proyecte con sus propios atributos, pero a través de un estudio profundo y consistente.

El experto planteó que “Chillán y Ñuble deben marcar sus posiciones con ideas claras y sus propias conviccciones que permitan instalar su relevancia. A ello se suma la trayectoria de este territorio”.

Agregó el profesional quien creó la marca “Viña Ciudad Bella” que a partir de la relevancia y la trayectoria se deberá generar “un relato visible, que será usado para el desarrollo de la marca de la nueva región”. Tal marca debe reconocer “las características históricas, culturales, ligarse con la ruralidad y otros elementos que caracterizan a esta zona”.

Ícono
En el desafío de visualizar los candidatos a instalarse como imágenes de la nueva región el empresario Guillermo Ruiz Pérez, presidente de Nevados de Chillán, recalca que “el rico potencial que existe en torno al volcán es uno de los elementos que deben ser elevados al estatus de ícono local”.

Ruiz refiere que las Termas tiene las condiciones para ser considerada como “el mayor hito de la Provincia de Ñuble, pues esta zona es conocida justamente por la presencia de un centro de esquí y vacacional que mueve al año más de 350.000 personas que provienen de Chile y muchas partes del mundo”.

El empresario agrega que “a Orlando lo conocemos por el mundo de Disney y en nuestro país Valdivia ha podido generar toda una industria a través de sus ríos y en este caso Chillán y Ñuble se ligan estrechamente con las Termas y el turismo de montaña”.

“Nosotros estamos muy entusiasmados y comprometidos con la nueva región, esperamos trabajar mancomunadamente con las autoridades y actores locales en potenciar este territorio rico en tradiciones, cultura y bellezas naturales”, destaca Ruiz.

Corporación 
El presidente del Comité de Adelanto y Desarrollo de Ñuble, Juan Ramírez sostiene en tanto que como entidad ya están pensando en los pasos que debe dar la provincia una vez que sea región y entre ellas se cuenta la necesidad de reforzar su imagen y crear un relato coherente para “vender la marca”.

Ramírez sostiene que para conseguir aquello es preciso que en el futuro se realice un trabajo sistemático y sobre todo profesional, pues no es posible dejar que esto se realice al azar ni se genere a partir de conocimientos parciales del territorio.

“Aquí lo que se requiere es el trabajo de expertos que tengan conocimiento del tema y sean capaces de producir una marca potente para nuestra nueva región”, destaca el lider de la entidad que agrupa a diversas organizaciones de la provincia.

Ninón Jegó apunta que efectivamente para desarrollar la marca Ñuble o Chillán “se necesita la ayuda de asesores externos, pero  primero tenemos que conocer nuestra identidad y nuestros valores y buscar los elementos diferenciadores, aquello que nos distingue de otras zonas”.

La académica destaca que en la provincia se pueden señalar múltiples elementos como distintivos de ella, entre los que destacan elementos culturales, históricos como también elementos geográficos, arquitectónicos o productivos.

Ninón Jegó apunta además que de manera posterior a la identificación de los principales hitos y una vez que se hayan definidos las características que hacen peculiar a esta zona, se deberá avanzar en la generación de su iconografía e imagen que la represente fielmente.

Itata
La ingeniera en Turismo Carolina Torres Chandía remarca que la provincia en la actualidad “ya tiena una marca muy fuerte que está ligada entre otras cosas a la actividad turística en las Termas, Las Trancas o aquella relacionada a la actividad vitivinícola en el Valle del Itata”.

La profesional sostiene que la industria del turismo en Ñuble contiene elementos muy significativos y que perfectamante pueden ser potenciados mucho más sumandos esfuerzos al trabajo que desarrola Sernatur en la zona.

Agrega que dentro de los temas que se pueden reforzar está todo lo relacionado con la herencia cultural que se expresa en costumbres o comidas típicas ancestrales y que están en los campos de Ñuble dispuestos a ser reencontrados y revalorados.

El empresario vitivinícola Enzo Pandolfi destaca que justamente en la zona del Valle del Itata existen condiciones inmejorables para el desarrollo de vinos de una calidad tal que hagan aún más conocida esta provincia y futura Región.

Pandolfi expone que en la actualidad ya existe una condición diferenciadora para los vinos del Itata, pues tienen denominación de origen, lo que es un valor que debiera ser transmitida a una marca mayor como Ñuble.

El empresario apunta además que si bien la Provincia de Ñuble tiene un sello propio y transversal, en el territorio existe el Valle del Itata que tiene su propia personalidad y donde él como otros empresarios han desarrolaldo todas sus inversiones y donde además existe un trabajo para potenciar sus vinos.

Por ello agrega que lamenta que Chillán Viejo, donde tiene gran parte de sus cultivos, haya quedado fuera del Valle del Itata y esté integrada a la provincia del Diguillín lo que puede generar dudas acerca de la relación con el territorio.

Identidad local
Uno de los temas clave de la marca de Ñuble es su identidad, plantea el académico de la Universidad del Bío-Bío Alvaro Acuña, lo cual incluso fue analizado en un estudio desarrollado por esa casa de estudios superiores hace unos años y que está plenamente vigente.

Sobre el particular el académico destaca que la investigación planteó a grandes rasgos que Ñuble tiene la identidad cultural más sólida de todas las otras provincias existentes en la Región del Bío-Bío. 

En el referido informe universitario unas de las cosas que llamó la atención fue que Ñuble aparecía como una unidad muy fuerte en relación a otras zonas de la región, pues se le une cultura propia, donde hay elementos que traspasan su umbral de provincia como la cantidad y calidad de la producción artística y cultural o la actividad campesina que tiene otras manifestaciones como las alfareras, hasta la agricultura de subsistencia.

Probablemente una vez que se generen las marcas Ñuble y Chillán las tres provincias iniciarán los trabajos para darle mayor visibilidad a sus propios territorios: Diguillín, Punilla y Valle del Itata. Cada uno de ellos tiene condiciones que los diferencian y a cada uno llegarán entidades estatales que podrán facilitar el acceso a fondos para potenciar sus identidades.

Comentarios