Estudian sanción a inmobiliaria ISN por su mega proyecto en las Termas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Proyecto Monte Blanco 09:30 PM 2016-04-07

Nuevos controladores de Somontur fraccionaron inversión en edificios, que es presentado por etapas

Seremi del Medio Ambiente, Richard Vargas, explicó que se configuraría “ocultamiento de información”

La secretaría regional del Medio Ambiente está investigando el proyecto de construcción de edificios por parte de ISN, empresa ligada a Guillermo Harding, controlador de Socofar, matriz de Cruz Verde,  quien se asoció con Somontur para ejecutar un mega proyecto inmobiliario en las Termas de Chillán.

El seremi del ramo, Richard Vargas, sostuvo este jueves que la empresa habría entregado información incompleta de su proyecto global cuando presentó los antecedentes para levantar el complejo “Edificios Termas de Chillán”, que obtuviera aprobación a través de una Resolución de Calificación Ambiental en febrero de 2015.

Vargas indicó que según los antecedentes conocidos y emanados desde Inmobiliaria Sol Naciente, ISN, el titular del proyecto levantará finalmente 10 edificios, pero de manera fraccionada, lo cual es una situación que puede ser sancionada.

En estos momentos la propuesta que cuenta con autorización estatal  es la construcción de dos edificios de ocho pisos más equipamiento, que representa una inversión de US$20 millones y se emplazará en un lote de 13.432 metros cuadrados en el mismo sector de las Termas.

La empresa postuló el proyecto ya aprobado como parte de una iniciativa de la Constructora e Inmobiliaria Santa Isabel Limitada. Pero posteriormente entregó los antecedentes para construir otros edificios bajo el nombre de Inmobiliaria San José, figurando en ambos como responsable el ejecutivo de la empresa de Harding, Renzo Maurizio Perocarpi Hammersley.

Este segundo caso, el proyecto “Monte Blanco”, consiste en la construcción de tres edificios de departamentos de ocho pisos sobre terreno y un subterráneo, lo que considera una inversión de $35 millones. El proyecto incluye además áreas de equipamiento exterior consistente en salas multiuso, quincho integrado y tinas calientes.

Vargas precisó que esta división del proyecto es una actitud que calificó de “engañosa”, pues lo que el titular debería haber hecho fue presentar la iniciativa completa, esto es, los diez edificios y no parcelarlo o fraccionarlo.

Agregó la autoridad estatal que solo en la medida que haya una presentación global, los expertos podrán estimar a cabalidad los impactos sobre el medio ambiente de los edificios. El proyecto “Monte Blanco”, como el anterior, solo presentaron Declaración de Impacto Ambiental, y no un Estudio de Impacto Ambiental, más completo y que incorpora participación ciudadana.

Planteó que para evaluar propuestas inmobiliarias como aquella se deben analizar las alteraciones en el medio ambiente, el número de residentes, tráficos de vehículos y muchos otros factores que varían significativamente cuando se suman más edificios como sería el caso. Además, el proyecto se emplaza en una Reserva de la Biósfera.

“El fraccionamiento de los proyectos es sancionado, pues es un engaño a la comunidad. En este caso se trata de un proyecto mucho más grande y se oculta información a los evaluadores”, expresó.

Frente a este panorama, postula, están reestudiando la aprobación ambiental entregada para los edificios “Termas de Chillán” el 2015 y pasarán los antecedentes a la Superintendencia del Medio Ambiente y al Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia, que tiene jurisdicción sobre los problemas de Ñuble.

Empresa ya había anunciado proyecto para levantar gran complejo turístico

La inmobiliaria ISN, ligada a Cruz Verde, controladora de Somontur, presentó el pasado 27 de noviembre el proyecto “Edificios Monte Blanco”, que será construido en las Termas de Chillán y que representa una inversión de US$35 millones. 

Mauricio Coll Olivares, gerente de desarrollo de ISN Inmobiliaria, subrayó que “este proyecto busca ser un aporte complementario a la ya gran variada oferta turístico-hotelera del Valle Las Trancas y de las Termas de Chillán. Su construcción combinará materiales nobles, como la madera y la piedra, y será medioambientalmente amigable, con el fin de conservar la magia que hace de las Termas de Chillán un lugar único”.

Anteriormente Renzo Perocarpi, gerente general y socio de ISN Inmobiliaria, había señalado a la prensa que el proyecto completo  incorpora diez edificios, un espacio comercial destinado a la familia, con pista de patinaje sobre hielo, cafetería, tiendas y una plaza central. Además, se está pensando sumar un segundo hotel o apart-hotel al complejo.

Este jueves no fue posible obtener una respuesta de la empresa a los cuestionamientos planteados por al autoridad ambiental regional.

Comentarios