E-CL intensifica lobby por proyecto termoeléctrico en Pemuco

Por: Roberto Fernández Fotografía: Archivo 09:05 PM 2016-04-07

La empresa eléctrica E-CL (filial del grupo Engie, de capitales belgas y franceses) ha intensificado el proceso de sociabilización del proyecto termoeléctrico “Las Arcillas”, que prevé desarrollar en el sector Chequenes, en la comuna de Pemuco.

En las últimas semanas, ejecutivos de dicha firma han sostenido reuniones con consejeros regionales de Ñuble, organizaciones comunitarias de los sectores Chequenes, Valle Hermoso, San Miguel y Pemuco, así como también con autoridades locales y otros representantes de la comunidad, con el objetivo de dar a conocer las características de la central a gas natural. Estas reuniones se suman a las ya sostenidas con la alcaldesa Jacqueline Guíñez y con los concejales.

De hecho, la empresa anunció que en el breve plazo abrirá una oficina en Pemuco, que tendrá la misión de ser una “casa abierta” para responder consultas de la comunidad, y “derribar mitos” en torno a este tipo de proyectos, descartando, de plano, que se pretenda utilizar un combustible distinto al gas natural en la operación de la central.

Asimismo, se indicó que la central, a diferencia de otras termoeléctricas, tendrá un sistema de enfriamiento mediante aerocondensadores (aire) y no con agua, por lo que el consumo de agua será menor (6 litros por segundo).

Sociabilización
Entre las autoridades que fueron contactadas por la empresa para mostrar el proyecto se encuentran los consejeros regionales Javier Ávila, Gustavo Sanhueza y Juan López.

Según Ávila, en dicha cita se les entregó información general sobre la iniciativa, pero destacó que en ningún caso se trató de pedir su apoyo. “Nos contaron a grandes rasgos de qué se trata el proyecto, haciendo hincapié en la importancia de informar a la comunidad, mucho antes de la presentación del estudio de impacto ambiental, que entiendo se hará a fines de año”.

En ese sentido, Ávila precisó que el rol de los consejeros regionales en la evaluación de los proyectos se limita a pronunciarse sobre el impacto que éstos podrían tener respecto de los lineamientos de la estrategia regional de desarrollo.

“Dado que aún no se nos ha presentado formalmente el estudio de impacto ambiental, no puedo opinar sobre el proyecto, pero sí me parece importante hacer notar que lo que uno espera es que estas centrales cuenten con la mejor tecnología para reducir sus impactos en el entorno, como el uso del agua, por ejemplo”, puntualizó.

Tramitación ambiental
Asimismo, desde la empresa adelantaron que el proyecto bautizado recientemente como “Las Arcillas”, debiera tener listo su estudio de impacto ambiental en el segundo semestre del presente año, para así ingresar al sistema de evaluación de impacto ambiental.

A partir de dicho hito, se estima que su tramitación pueda durar entre 12 y 24 meses, aproximadamente, por lo que de resultar aprobado, el inicio de su construcción no se concretaría antes de 2018.

Uno de los aspectos que subrayaron desde la compañía es que la participación de la comunidad en esta etapa previa al ingreso a tramitación ambiental es muy importante, puesto que el diseño de la central está abierta a ser modificada para reducir los impactos en el entorno. Es por ello que se realizarán talleres con vecinos, con grupos de interés y con distintos actores locales y representantes de la comunidad, con el doble propósito de informar sobre el proyecto, pero a la vez, de recibir consultas y sugerencias que pudieran mejorar la iniciativa.

El proyecto
La central a gas natural Las Arcillas tendrá una potencia instalada de generación de 480 MW y se emplazará en un predio forestal de 100 hectáreas en el sector Chequenes, donde según informó la empresa, existe una baja densidad poblacional.

Comentarios