Solo el 25 por ciento de los postulantes podrá acceder a una estufa

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 10:10 PM 2017-07-18

Entre $518 mil y $850 mil es el precio de mercado de las estufas que ofrece el PDA.

Una gran expectativa generó en su primer día la postulación  al programa de recambio de estufas para las comunas de Chillán y Chillán Viejo, impulsado por la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente en el contexto del Plan de Descontaminación Atmosférico (PDA).

Casi un centenar de personas fueron las que de manera presencial se inscribieron ayer martes en el salón O’Higgins de la Gobernación Provincial de Ñuble, y un grupo parecido lo hizo a través de la página web www.calefaccionsustentable.cl, según cálculos hechos por los mismos funcionarios de la cartera regional del ambiente que llevan adelante el proceso a nivel local.

Con dudas sobre cómo registrarse y los requisitos que se deben cumplir para aumentar las opciones de obtener uno de los modernos equipos destinados para la intercomuna, llegaron hasta las dependencias públicas entusiastas vecinos que si bien mostraron optimismo por la posibilidad de ser uno de los 667 beneficiarios que tendrá este año la iniciativa, admiten que dada la cantidad de personas que se prevén participarán de la convocatoria, será difícil conseguir la renovación de sus aparatos de calefacción.

“La verdad hay hartas reglas que cumplir para conseguir una estufa; como el que la casa cuente con aislante térmico por ejemplo. Yo nunca he postulado a nada y me interesaba cambiar la que tengo porque es muy antigua y no puedo encenderla con las restricciones a pesar de los problemas de salud; tengo fibrosis pulmonar y el frío me mata, ojalá pueda conseguir una, pero es poco probable(...) Creo que debería aumentarse la cantidad dada la contaminación que se repite todos los años”, comentó María Riquelme, vecina de la Avenida Argentina con Ecuador.

Para la presidenta de la Junta de Vecinos de la Población Eduardo Frei de Chillán Viejo, Gladys Márquez, el Gobierno debería aumentar el número de calefactores que pondrá a disposición, dado el alto interés mostrado ayer.

“Todos deberíamos tener la posibilidad de hacer el cambio de estufas, pero mientras tanto nos conformaremos con lo que hay, porque sabemos que poco a poco va a tener que avanzar este programa”, enfatizó.

La presidenta de la Junta de Vecinos Luis Cruz Martínez 20B, Teresa Sanhueza, coincidió con su par chillanvejana y añadió que lo único que queda es adecuarse a la política.

“Uno siempre esperaría mayores recursos para este tipo de necesidades, sobre todo para una zona como la nuestra donde existe una gran cantidad de adultos mayores que a consecuencia de la contaminación ven muy afectada en su salud, al igual que la población infanto-juvenil”, indicó.

Proyecciones
El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, sostuvo que este año se mantendrán los mismos criterios de selección del 2016 y que se priorizarán a las familias con estufas más antiguas e ineficientes, a las que sean vulnerables (con miembros de la tercera edad, embarazadas o con afectaciones a su salud) y cuenten con viviendas aisladas térmicamente.

De acuerdo a las estimaciones del funcionario de Gobierno, al menos 2.500 personas podrían llegar a inscribirse hasta el próximo 1 de agosto.

Considerándose que son solo 667 los calefactores ofrecidos en la presente versión del programa de recambio (28 a gas, 52 a parafina y 587 a pellet), aproximadamente el 25% de los interesados llegarían a obtener un moderno aparato de calefacción.

Respecto a la posibilidad de masificarse la medida estructural, que en la intercomuna sumará poco menos de 1.000 en sus primeros dos años, Vargas recordó que el proyecto que presentaron al Gobierno Regional (GORE) aún está siendo evaluado.

“El intendente le ha dado prioridad a la revisión y sin lugar a dudas que vamos a tener novedades a corto plazo, con esos recursos reforzaremos lo que estamos haciendo como ministerio; sin embargo, quiero indicar que no es menor lo alcanzado hasta el momento”, recalcó.

El Ministerio de Medio Ambiente entiende que los concursos de recambio de estufas no permiten avanzar de manera acelerada con la política que busca chatarrizar 20.000 aparatos al año 2026 en la Zona Saturada de Ñuble.

Ante esto, el propio jefe de la cartera, Marcelo Mena, adelantó a LA DISCUSIÓN semanas atrás que el próximo año se comenzaría a entregar créditos blandos para que las personas de mayores recursos puedan cambiar sus calefactores ineficientes.

Comentarios