Las postales que dejó el debut del Ñublense de Emiliano Astorga

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa / A. Uno 2017-07-17

A las 12.30 horas de ayer se abrieron las puertas del Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas, luego de un alto competitivo albergado un partido de Ñublense desde el pasado 23 de abril.

El frío fue el invitado de piedra en un espectáculo deportivo de alta convocatoria, que tenía visado un total de 9.500 espectadores, siendo finalmente 7.758 el público controlado que alentó desde las gradas, en su mayoría de la Universidad de Chile, el duelo de ida con Ñublense por Copa Chile, que terminó con un 0-2 en favor de la visita.

El contingente de 600 efectivos policiales de Carabineros, más los guardias privados dispuestos por la dirigencia de Ñublense, lograron garantizar la seguridad en el recinto chillanejo y en los propios hinchas, sin registrarse daños ni alborotos antes, durante, ni posterior al partido.

Una foto de “aperrados”
Particular fue a la hora de la clásica fotografía ante los reporteros gráficos, previo al inicio del duelo, por parte de los equipos, el que la oncena de Ñublense lo hiciera acompañado por cuatro perros con sus respectivos arneses.

Matías Améstica, Sebastián Páez, Vicente Gatica y Gaspar Páez fueron los encargados de retener a los canes, en una iniciativa de Ñublense, su patrocinador Cannes y la Fundación Proach (Protección Animal Chillán) que tuvo por objeto promover la adopción animal y la tenencia responsable de mascotas.

Galeria de articulo

Comentarios